Menús especiales, juguetes solidarios y compañía para alegrar la Navidad de las personas en situación de vulnerabilidad de Guadalajara

Publicado por: Ana María Ruiz
25/12/2022 08:00 AM
Reprods.: 354

En estos días tan especiales, Cáritas se vuelca en reconfortar a las familias y personas sin hogar que viven en la provincia a través de los programas de Betania y el Restaurante y el Comedor solidarios

 

Hoy es el día de Navidad, una jornada de encuentros familiares, reuniones de amigos y comidas y cenas opulentas. Sin embargo, muy cerca de nuestras casas sobreviven personas sin hogar y familias completas en situaciones de vulnerabilidad que no tienen la fortuna de poder celebrar estas fechas de la manera en que quisieran. Y gracias a la solidaridad de entidades como Cáritas o Accem pueden pasar las navidades de forma más digna y con la alegría de saber que no se encuentran solos cuando medio mundo las festeja envueltas en un consumismo excesivo y desbordado.

 

Embutidos, langostinos, cordero asado y dulces navideños será el menú que hoy degustarán las más de 300 personas que atiende Cáritas en sus programas de Comedor y Restaurante solidarios y en el centro residencial para personas sin hogar de Betania en la capital. “Durante estos días más especiales intentamos que se refleje en el reparto de alimentos que realizamos en los tres servicios. Tenemos previsto entregar menús más especiales para que las familias y las personas que menos tienen puedan disfrutar la Navidad”, ha afirmado María Aguilera Moral, responsable del área de Inclusión de Cáritas Diocesana de Sigüenza- Guadalajara.    

 

Actualmente, el servicio de Restaurante Solidario, ubicado en las instalaciones de la Casa de Nazaret en la avenida de Venezuela de capital, atiende a 137 familias que en situación vulnerable acuciadas por problemas de falta de ingresos, impago de suministros o falta de vivienda. Acuden de lunes a viernes, a comer un menú caliente. Otras 130 personas van a realizar la compra al Supermercado Solidario, donde se les proporcionan alimentos y productos de limpieza e higiene básicos a un coste menor del precio del mercado.Si bien el perfil de los usuarios no ha variado mucho en los últimos años, María Aguilera ha señalado que en estos últimos tiempos se percibe más demanda para acceder al recurso por parte de la población en general, independientemente del lugar de procedencia. “La vida se ha encarecido bastante y los recursos también y hay más personas y familias que demandan poder acceder al Restaurante o al Supermercado para poder paliar las necesidades básicas de alimentación”. 

 

Los Reyes Magos tampoco se van a olvidar de los hijos de las familias que acuden a estos dos recursos. Así, Cáritas ha organizado para el próximo día 27 de diciembre la ‘Calle Mayor Solidaria. Danos un juguete nuevo para ellos’, una actividad ya arraigada en el programa navideño de Guadalajara que consiste en la recogida de juguetes para que ningún niño se quede sin su regalo. El horario para realizar las donaciones será de 11 a 20 horas, en la plaza Mayor. “A través de recogida solidaria del día 27 todos los juguetes se reparten a las distintas cáritas parroquiales de la Diócesis y también para los niños de las familias del proyecto integral del Restaurante Solidario y se reparte equitativamente para que los niños puedan tener el regalo el día de reyes.

 

Centro Residencial Betania

 

El centro residencial Betania cuenta con 35 plazas y, hoy por hoy, el recurso está completo. Desde primeros de diciembre se están desarrollando talleres, actividades y dinámicas para los residentes como la decoración del centro, actos navideños, visitas a exposiciones y a belenes, así como distintos talleres, que se van a seguir desarrollando durante todas las fiestas navideñas. María Aguilera ha señalado que para las comidas de Navidad y Año Nuevo y para la cena de Fin de Año, el centro está abierto para todas aquellas personas que están en situación de calle en Guadalajara, no sólo para los que residen en Betania, sino también para aquellos que no quieren utilizar este recurso pero se encuentran en las calles de la ciudad: “Pueden venir y comer con todos nosotros”, ha señalado. 

La responsable del área de Inclusión ha querido destacar el papel de los voluntarios que en estas fechas y a lo largo del año “vienen a ayudarnos con las cenas y comidas a servir, a prepararlo todo, a cantar villancicos. Sin ellos nada de esto sería posible”. Cáritas cuenta actualmente con 24 voluntarios en este proyecto. Si alguna persona se quiere sumar a esta acción solidaria puede ponerse en contacto con Cáritas a través del teléfono 949 220027. Su aportación no sólo consiste en prestar ayuda en el servicio de comedor o de duchas de betania, sino que semanalmente se realiza un trabajo de calle por las noches para visitar a las personas que pernoctan al raso: “Les llevamos alimentos caliente, mantas o cosas que ellos nos piden”, unas visitas que se aprovechan para hacer seguimiento de estas personas con el objetivo de que finalmente vayan a Betania y participen en los programas de intervención. Actualmente, Cáritas atiende a un grupo de aproximadamente once personas, que pernoctan en las calles de la ciudad. Su perfil: personas con enfermedades mentales y consumos muy activos. En Betania se está observando un cambio de tendencia en cuanto a los usuarios. Si bien habitualmente se atendía a varones de mediana edad, de entre 40 y 50 años, con una larga trayectoria de calle, ahora llegan más mujeres que demandan entrar en los recursos residenciales para personas sin hogar y, sobre todo, “también destaca la incorporación de personas jóvenes que antes no era lo habitual”. 

 

Desde la organización también se cuenta con un programa de vivienda que ofrece alojamiento temporal y transitorio a familias con menores, para proporcionar una respuesta residencial inmediata ante situaciones de urgencia social, provocadas por desahucios, desalojos, incidencias producidas por deficiencias en la vivienda habitual o por problemas de convivencia.

 

 La ayuda que se presta a las personas más vulnerables de estos tres dispositivos de Cáritas no se limita a cubrir sus necesidades básicas, sino que también se trabaja con ellos en programas de atención psicológica, acompañamiento grupal mediante talleres educativos y organización de actividades de sensibilización, todo ello con el objetivo de favorecer los procesos de inclusión mejorando y fortaleciendo sus habilidades personales y sociales.

 

En el caso de las personas vulnerables de la provincia, es fundamental el papel de las Cáritas parroquiales para dar cobertura a sus necesidades básicas al tiempo que los técnicos de la organización les dan el apoyo necesario en caso de que detecten que sea necesaria la derivación a otros recursos.

 

Para atender todos estos dispositivos la organización diocesana dispone de recursos económicos propios y cuenta con el apoyo de las administraciones. Betania está financiado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y el Ayuntamiento de Guadalajara, mientras que el Restaurante y el Supermercado solidarios, proyectos que se desarrollan en conjunto con Accem,  la financiación llega del Gobierno regional (a través del IRPF y del Programa de Intervención Social) y del Ayuntamiento capitalino. Recientemente se ha recibido también una ayuda de la Fundación ibercaja. 

 

María Aguilera ha querido destacar que desde el área de Inclusión de Cáritas se atiende durante las 24 horas los 365 días del año a todas aquellas personas que lo necesitan:  “Cualquier persona que pase por Guadalajara o que viva en Guadalajara que tenga cualquier tipo de necesidad, que acuda a nosotros que estamos aquí para ayudarles en todo lo que esté en nuestras manos y en todo lo que sea posible”, ha señalado. 

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Tags:
Powered by WebTV Solutions