El grupo ha firmado un acuerdo con los sindicatos para garantizar la reubicación de los empleados afectados

Una de las tiendas de Inditex en el Ferial Plaza de Guadalajara.

Fran Serrato

Inditex cerrará 79 tiendas en España antes del 30 de abril. La medida afectará a cuatro de los cinco establecimientos que tiene el grupo en Guadalajara, donde trabajan 48 personas. El acuerdo alcanzado este lunes con UGT y Comisiones Obreras garantiza la reubicación de los 818 empleados afectados en todo el país. La decisión forma parte del proceso de reconversión que la empresa anunció en junio y que implica el cierre de tiendas por la transformación digital. Una portavoz de Inditex sostiene que los cambios responden a una estrategia de digitalización que “cobra más sentido con la pandemia”.

El grupo prescindirá de puntos de venta en las principales calles de España, como la Gran Vía de Madrid o el Paseo de Gracia de Barcelona, pero también en otras localidades. La empresa también prevé abandonar un gran número de centros comerciales, entre ellos el Ferial Plaza de Guadalajara, donde clausurará cuatro de los cinco establecimientos que posee la cadena. Solo uno mantendrá su actividad y todo apunta a que sea el de Stradivarius. “Se trata de una apuesta de negocio en la que se pretende dotar tecnológicamente a las tiendas, algo muy difícil de conseguir con los locales más pequeños”, explica una portavoz de la empresa a El Decano.

Esta misma fuente indica que el cierre de establecimientos no supondrá un “gran impacto” pues todos los empleados que lo deseen seguirán trabajando para el grupo. El compromiso de Inditex es que estos profesionales sean reubicados en un ratio máximo de 25 kilómetros. UGT informa de que los trabajadores con familiares a cargo o con una discapacidad superior al 33% tendrán prioridad en las vacantes ofertadas. En caso de rechazar una solicitud o ausencia de esta, se activará un proceso de movilidad geográfica con garantías de contrato, número de horas laborales y antigüedad.

Proceso de reorganización

Aquellos empleados que no puedan seguir realizando labores de cara al público contarán con una alternativa, pues se les va a ofrecer cursos de reinserción y reciclaje, fundamentalmente para integrar el equipo digital y de logística. La multinacional ha advertido, especialmente con la pandemia, que debe fortalecer las ventas por Internet. “A los trabajadores que no les encaje la reubicación o reinserción se les indemnizará como un despido improcedente, remunerado como un cierre de negocio”, señalan desde la empresa.

Según los documentos a los que ha tenido acceso este periódico, Massimo Dutti es la marca de la línea más afectada por el proceso de reorganización: cerrará 19 establecimientos con un total de 132 empleados. Zara clausurará 18 tiendas con 350 trabajadores. Oysho suprimirá 14 establecimientos con 79 empleados y Stradivarius prescindirá de 11 con un total de 91 trabajadores. Bershka cerrará 14 locales que emplean a un centenar de personas y Pull&Bear cerrará siete tiendas, lo que afectará a 66 empleados.

El acuerdo alcanzado entre Inditex y los sindicatos prevé la creación de una comisión de seguimiento para velar por su cumplimiento. El plan de reestructuración de Inditex en España finalizará el 31 de enero de 2023. El grupo lleva varios años inmerso en un plan de reestructuración, aunque el proceso se ha acelerado este año. En junio, la empresa anunció la intención de cerrar 1.200 empresas en todo el mundo, 300 de ellas en España. A pesar del descenso en el número de establecimientos, el grupo espera que las ventas crezcan un 2,5%. En lo que va de año, Inditex ha cerrado 270 tiendas, aunque sigue contando con 7.200 repartidas por todo el planeta.

Compartir en Redes sociales