El Deportivo Guadalajara se trajo un punto de Ciudad Real tras empatar a cero ante el Manchego en un partido con ocasiones para ambos.

Tras el partido, jugadores y aficionados se hicieron una foto de familia. Foto: CD Guadalajara.

Juanjo Ortega

Los jugadores locales se habían retirado a vestuarios y gran parte de la hinchada ciudadrealeña había abandonado las gradas cuando la plantilla del Deportivo se unió con los 40 aficionados que se habían desplazado desde Guadalajara para animar a los suyos y hacerse juntos una foto de familia. Una foto optimista ya que reafirma el cariño social que tiene el club, pero amarga porque la victoria se había escapado. Apenas unos segundos antes, Grasa dispuso de la última oportunidad de un encuentro ameno, pero sin pólvora. Un choque en el que los alcarreños pudieron ganar, pero también perder.

La cita arrancó con gran ritmo y con dos equipos buscando descaradamente el marco contrario. Cierto es que el empuje local se diluyó pronto aunque antes de que eso ocurriera, tanto Zidane como Santi Real le habían buscado las cosquillas a Manolo.

El Depor, más mandón de inicio, tardó un poco más en generar ocasiones de verdadero peligro, aunque terminaría acumulando más.

La primera llegó a los 14 minutos, cuando un centro de Ramsés le llegó a Adri Castro, pero su remate se marchó alto. El propio Adri Castro marró un mano a mano ante Sergio en el 22, aunque el colegiado había decretado fuera de juego.

Otro tanto ocurrió a la media hora. En este caso, Ale Revuelta había marcado a puerta vacía tras una gran acción de Adri Castro, pero el juez de línea levantó inmediatamente la bandera y la ilusión del gol se evaporó casi antes de poder celebrarlo.

La última del primer acto tuvo firma local, tras una incorporación de Pascu que Gregori estrelló en un defensor morado (este sábado de amarillo).

El parón se le indigestó al Deportivo. De pronto el choque tuvo un gran protagonista, Santi Real que dispuso de hasta tres oportunidades claras para abrir la lata en el primer cuarto de hora. Sin embargo, Manolo, la mala puntería y Módula evitaron el gol.

Superada la hora de juego fue Curro, reemplazó de Santi Real quien también rozó el primero de la tarde. Para entonces, Gonzalo Ónega había agitado su banquillo tratando de recuperar peso en el encuentro.

Pero ni con los cambios reaccionó un Depor que sobrevivió de la mano de su defensa y su cancerbero. Al menos hasta que, en el último cuarto de hora, los alcarreños reaccionaron de forma inopinada. Hasta tres oportunidades generaron los morados en un suspiro, con un pase de Grasa al que no llegó Adri Castro y sendos lanzamientos lejanos de Rubio y Cape.

Antonio Fernández replicó para los locales con un testarazo de espaldas que besó la madera de Manolo y, al cumplirse el tiempo reglamentario, Cape buscó la escuadra de Sergio.

Ni en los cinco minutos de descuento llegaron los goles. Y eso que Curro para los locales y Grasa para los deportivistas estuvieron cerca.

Al final, Manchego y Depor mantuvieron esos paralelismos de los que se hablaron en la previa y se repartieron un punto que, al menos en caliente, sabe a poco. Cierto es que con el cariño inmediato que los jugadores recibieron de la afición, el amargor se lleva mejor.

Ficha técnica

MANCHEGO: Sergio, Pascu (Miguel Jiménez, 90’), Christian, Joya, Iván Sánchez, Gregori, Zidane (Antonio, 72’), Santi Real (Curro, 62’), Polanco, Gustavo y Miguel García.

DEPORTIVO: Manolo, Moha (Rubio, 79’), Alex Revuelta, Adri Castro, Ablanque, Álex García (Sergio Pérez, 60’) Módula, Ramsés, Cape, Success (Grasa, 69’) y Anás (Miguelito, 60’).

ÁRBITRO: Gómez Miguel González. Amonestó a Pascu y Curro por los locales y a Moha y Anás por los deportivistas.

GOLES: No hubo.

INCIDENCIAS: Jornada 3. Grupo Intermedio. Juan Carlos I de Ciudad Real. Con presencia de unos 40 aficionados morados.

Compartir en Redes sociales