Javier Matía, cantautor alcarreño, cuenta en ‘El Decano’ sus inicios en el mundo de la música y nos habla de su segundo disco

Carmen Ibáñez

Javier Matía, cantante guadalajareño, sacó su primer disco “Entrar en batalla” en 2018, mientras grababa su segundo disco que iba a dar el pistoletazo de salida el año pasado, se declaró el Estado de Alarma y nos confinaron en casa. Un nuevo disco preparado con cariño y que espera ver la luz muy pronto, porque Javier Matía entiende que la pasión que siente por la música se basa en la cercanía. Cercanía hacia la gente y a todos sus seguidores que han estado acompañándole desde el principio.

¿Cómo son sus inicios en el mundo de la música?

Yo he tenido siempre un poco esa inquietud por la música, empecé casi por casualidad. Estuve desde muy joven en la ‘Academia Élite’ dando clases de guitarra, cuando tenía 16 ó 17 años. Cuando empecé a tomarme en serio lo de cantar fue cuando me di cuenta que también ofrecían clases de canto, y efectivamente ahí empecé. Manuel, de la Academia ‘Élite’, me enseñó las nociones básicas sobre técnica vocal y empecé dando mis primeros pasos.

Empecé a tocar la guitarra de manera autodidacta, Manuel me fue animando a empezar a componer mis primeras canciones y desde ahí hasta hoy ha venido todo un poco rodado.

¿Quiénes han sido su inspiración?

En mi casa siempre ha estado muy presente la música, siempre ha gustado mucho y hemos escuchado todo tipo de música. Desde flamenco hasta rock, sobre todo en inglés con grandes bandas. Eso también ha hecho que tenga muchos referentes, cuando me preguntan con quién comparo mi música o con qué tipo de cantante o tipo de artista, no sé responder, siempre digo que me gusta beber un poco de todas las fuentes y hacer mi propia agua.

No es que en mi casa hayan cantado o tocado la guitarra, ni mucho menos, pero siempre ha estado muy presente la música y de todo tipo de género. Eso ha hecho que ahora esté muy abierto a todo tipo de música, experimentar y a tener las cosas muy claras en cuanto a lo que quiero y cómo quiero que suene mi música.

“Seguimos trabajando y el segundo disco está casi terminado, sin ninguna prisa, con todo el mimo del mundo para que el resultado sea el mejor posible”

Como artista ¿Cómo ha vivido todo este año de pandemia?

Con mucha incertidumbre y bastante parado. Tuve la suerte de poder participar en ‘Los veranos culturales de Guadalajara 2020’, donde tuve la suerte de participar con mi banda. Al final en la banda somos un grupo de música que es una familia y los 5 músicos que me acompañan son Javier Matía también, sin ellos no soy nada.

Esto nos sirvió para seguir manteniendo ese contacto con la gente y para seguir tirando hacia adelante porque nosotros no dejamos de vivir de esto y la verdad que la situación es bastante difícil.

“Entrar en batlla” primer disco de Javier Matía

La cultura está demostrando que puede ser segura respetando todas las medidas de seguridad y que los artistas podáis seguir trabajando

Por supuesto. Haciendo las cosas bien como se ha demostrado que se pueden hacer yo creo que no hay problema, se está demostrando que otro tipo de actividades que se llevan a cabo siguen siendo seguras.

Quizás sí que está un poco señalado en el ojo del huracán, pero creo que se ha demostrado que la cultura es segura y que se pueden llevar a cabo conciertos, teatros y demás actividades con total normalidad respetando las medidas sanitarias. Siempre manteniendo un orden claro.

Sacó su primer disco en 2018, el segundo iba a salir el año pasado pero comenzó toda la época pandémica ¿Cómo está ahora la situación con este nuevo disco?

Estábamos empezando a dar los últimos coletazos del disco justo cuando nos confinaron. Yo grabé la primera voz de una canción justo la semana de antes y la verdad es que de ahí en adelante ha sido todo muy lento y se ha vivido todo con mucha incertidumbre. No hemos tenido ninguna prisa, yo tenía casi la fecha de lanzamiento y apalabrada la fecha con el Teatro Buero Vallejo para llevar a cabo la presentación y todo se fue al traste de la noche a la mañana.

Seguimos trabajando y el disco está casi terminado, también sin ninguna prisa, con todo el mimo del mundo para que el resultado sea el mejor posible. Veremos también cómo se van dando los acontecimientos, porque la base de mi caminar es el contacto con la gente y estar cerca de los que han empezado poco a poco a seguirme. Yo no he salido en grandes medios de comunicación, ni tengo un sello discográfico en una multinacional detrás de mí que tire del carro que me haga salir en grandes sitios para que la gente me conozca.

Al final yo tengo que ganarme a la gente con mi música y con mi voz en mis conciertos. Poco a poco he ido haciendo camino y como eso ahora mismo es prácticamente imposible, es lo que nos lleva a estar un poco parados.

“Para mí estar al lado de quien lo necesita es un placer y qué mejor que aportar que con tu música”

Y no solo por los conciertos, por ejemplo una firma de discos. La base de mi música y de mis seguidores, los muchos o pocos, lo hacen por la cercanía y el contacto que tenemos en los conciertos o en las firmas de discos. Como ahora es imposible, no se puede.

Ha participado en diferentes galas benéficas de la Fundación ‘Mi voz por tu sonrisa’ ¿Desde cuando forma parte de ella?

No me gusta estar completamente ligado a ninguna fundación u organización, siempre que me han pedido que esté en galas o actuaciones en este caso en ‘Mi voz por tu sonrisa’ o ‘Nipace’ siempre me ha gustado estar. No me gusta estar solo reflejado en un papel con una organización, no quiero que piensen el resto que no estoy también con ellas. Tengo una relación especial con ‘Mi voz por tu sonrisa’ porque con Nati Baldominos somos muy amigos y siempre voy a estar ahí cuando me reclamen.

Es un placer que te llamen para colaborar en este tipo de galas y actuaciones, muchas veces te llaman y te lo piden con la boca ‘chica’ por ver si les haces el favor. Para mí estar al lado de quien lo necesita es un placer y qué mejor que aportar con tu música.

Javier Matía en la gala final de ‘De Tu Casa a la Fama’

Estuvo en la gala final de ‘De Tu Casa a la Fama’, el concurso musical de GuadaTV. Un programa que ofrece una gran oportunidad a personas anónimas ¿Qué le pareció? ¿Estos programas son como ‘un filtro’ de todos los vídeos musicales que podemos encontrar en las redes sociales?

La verdad que es un lujo poder sacar a la luz los talentos que hay en nuestra tierra. Como bien dices, hoy en día con el ‘boom’ de las redes sociales cualquiera puede grabarse con una guitarra, cantando o cocinando y decir que ya es cantante o cocinero. La verdad que ahí está el filtro de la gente para decidir si es así o no, o si realmente valen o no.

Hay mucha variedad y mucha oferta, que haya concursos así con gente que realmente sabe con un jurado profesional, que hacen las cosas bien, preparen con mimo y saquen adelante este tipo de concursos ayuda mucho a algo esencial como es que haya música en televisión y que salgan a la luz nuevos artistas.

Y en este caso tirando hacia nuestra tierra, dando visibilidad a artistas alcarreños…

Exacto, por eso tiene doble valor que GuadaTV en este caso tire hacia adelante con un programa como este y decida luchar y sacar adelante un programa en el que salgan talentos de nuestra tierra.

“Con sacar el segundo disco y que la gente lo disfrute, se emocione igual que yo y que podamos vernos las caras encima de un escenario, estaré contento”

¿Algún sueño a corto o largo plazo?

Lo que a mí siempre me ha pasado, ha sido curioso, cuando crees que tienes algo que puede gustar o cuando estás haciendo algo que te gusta y que estás a gusto con ello, siempre dices que sueñas a lo grande. A mí me ha pasado siempre al contrario, cuando la gente me ha dicho: ‘Qué bueno es esto’ o ‘Qué bien, ya verás hasta dónde vas a llegar’, yo siempre me he ido marcando metas cortas. La verdad es que poco a poco las he ido cumpliendo, no he tenido una prisa excesiva porque sé que las cosas no son de hoy para mañana.

Yo me planteé sacar un disco, y conseguir grabar un disco con uno de los mejores ingenieros de sonido de España, lo saqué adelante, llegué a formar una banda, llegué a hacer un concierto, más conciertos, tocar por la provincia… Y digamos que el culmen de mi corta carrera musical fue llegar al Teatro Buero Vallejo. Digamos que es un poco la insignia o el emblema de la cultura de nuestra provincia y llenarlo. Eso para mí fue un sueño y una meta que ya me había planteado.

Ahora las cosas se han parado mucho, pero yo siento que la gente sigue ahí, que está esperando a que todo vuelva a seguir. Yo con sacar el disco y que la gente lo disfrute y se emocione igual que yo, que podamos vernos las caras encima de un escenario estaré contento. Mientras tengamos salud y ganas de seguir adelante con esto no vamos a desfallecer.

Compartir en Redes sociales