• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cultura

Gentes de Guadalajara representó anoche ‘Guadalajara Comunera’ en diferentes espacios emblemáticos de la ciudad

C.I

La Asociación Gentes de Guadalajara consiguió, por segundo año consecutivo, que toda la ciudad les siguiese en el recorrido de la recreación teatral de ‘Guadalajara Comunera’.

La escena cero de la representación comenzaba a las 21:00 h en la Plaza del Ayuntamiento donde la gente de Guadalajara se fue congregando en torno a la plaza, convocados por la junta vecinal fueron hablando entre ellos y tomando posiciones, fue entonces cuando Pedro Coca, el carpintero, interpretado por Isaac Urrea se dirigía a los vecinos.

La primera escena se trasladaba acto seguido al claustro del Convento de la Piedad donde el Cardenal Cisneros, representado por Nacho Redondo, hace escala en Guadalajara en su viaje camino a Valladolid para entrevistarse con el Duque del Infantado, interpretado por Paco Martínez. Comenzaba entonces una discusión entre los dos, donde mostraban sus desavenencias, durante la representación de esta escena comenzaban a vislumbrarse el conflicto con el descontento de la nobleza y la agitación por parte de las ciudades que empezaban a manifestar su contrariedad con el nombramiento de extranjeros en el nuevo gobierno.

Tras finalizar la discusión entre el Duque del Infantado y el Cardenal Cisneros, el público se dirigía de nuevo a la Plaza del Ayuntamiento donde una muchedumbre se acerca gritando, portando antorchas o rastrillos, ante ellos se reúnen unos cabecillas que exponen a los exaltados la traición del Duque del Infantado y de los procuradores enviados a Cortes en Santiago por ceder a las pretensiones del rey en prejuicio de los intereses de las ciudades. Es entonces cuando se produce una discusión entre moderados y exaltados: Coca; Francisco de Medina, representado por Álvaro Nuño; el ‘Gigante’, interpretado por Manuela Hermosilla; Esquivel, por Nerea González y Juan Urbina representado por Pablo Gismero. Es entonces cuando deciden acudir al palacio del duque a pedirle explicaciones y exigir el castigo a los traidores.

El Patio de los leones se convirtió en el escenario de la tercera escena: los exaltados entran en palacio donde encuentran al duque sufriendo por un doloroso ataque de gota. Es entonces cuando Francisco Medina propone al Conde Saldaña, interpretado por Sergio del Olmo, como capitán de los voluntarios comuneros. Pero Coca y compañía no se mostraron complacientes a esta idea y abandonan el palacio, es entonces cuando el duque amenaza al Conde de Saldaña y a su esposa Isabel, interpretada por Rebeca Garrido, con el destierro por aceptar el mando de la tropa comunera.

Tras finalizar en el Patio de los Leones y como paso previo a la última escena, el público pudo disfrutar dentro de la Plaza de España de un pequeño mercado donde se alzaban puestos de verduras, telas mimbre o cerámica.

Para finalizar la obra, Juan de Urbina y Esquivel preparan el lugar para la ceremonia de jura de los comuneros, algunos hombres y mujeres del pueblo continúan manifestando sus diferencias en la forma de actuar. Es entonces cuando aparece en escena María Pachecho, interpretado por Gemma Mínguez, que tomando la palabra consigue que todos los asistentes compartan su idea de rebelarse contra la opresión y el desprecio del rey hacia Castilla.

Compartir en Redes sociales