La empresa reclama la diferencia salarial entre el convenio provincial de Limpieza y el que aplicaba la anterior contrata

CCOO y UGT insta a la empresa a desistir de la judicialización de la negociación y amenaza con ir a la huelga indefinida, si mantiene la demanda.

El Decano

La contrata de la limpieza de los colegios de Guadalajara, OSGA-Grupo Eleroc, ha abandonado la mesa de negociación del convenio colectivo, pendiente desde 2017, para irse al juzgado a demandar a todas y cada una de las personas que integran su plantilla, 60 mujeres y siete hombres.

Los sindicatos CCOO y UGT instan a esta empresa a desistir de inmediato de su “descabellada judicialización” de la negociación colectiva en materia salarial y advierten a la contrata y al Ayuntamiento de Guadalajara que la plantilla irá a la huelga indefinida a partir de septiembre si OSGA mantiene las demandas en vez de volver a la mesa de negociación del convenio.

OSGA-Grupo Eleroc reclama a cada trabajadora y a cada trabajador la diferencia entre las tablas salariales del convenio provincial de la Limpieza de Guadalajara y las del convenio de empresa que la anterior contrata aplicaba a la plantilla, y que caducó dos años y medio antes de que OSGA se hiciera con la adjudicación del servicio, en junio de 2019.

Desde ese momento, OSGA optó por aplicar a su plantilla una mixtura de ambos convenios. Ahora, cuando la empresa y los sindicatos estaban embarcados en la negociación de un nuevo convenio colectivo, la dirección de OSGA ha optado por irse al juzgado.

“Si la empresa considera ahora que se equivocó en favor de sus trabajadoras/es al aplicares unas tablas salariales (las del convenio provincial) superiores a las que correspondían (las del convenio caducado en 2017), que lo plantee en la mesa de negociación. Podemos considerar que esas cantidades se abonaron ‘a cuenta de convenio’ y se queda solucionado. Lo que no puede OSGA es plantear 67 pleitos, cambiar la negociación salarial por la judicialización de unas cantidades que incluso en el peor de los casos deben quedar absorbidas con las subidas pendientes de pactar desde 2017”

OSGA reclama a una trabajadora 20 euros por el exceso salarial “abonado erróneamente” en todo un año. A otra -a la que más-, algo más de 1.000. También reclama ciento y pico euros a una trabajadora a la que ni siquiera ha pagado nada, porque lleva dos años de baja y cobra de la Seguridad Social. A otro le pide cuentas desde julio de 2020, pero entró a trabajar en octubre. Y así hasta 67 casos judiciales individuales.

No solo es descabellado. Es dinamitar la negociación colectiva. Es atascar los juzgados. Es envenenar las relaciones laborales. La plantilla está más que indignada. Instamos a OSGA a rectificar de inmediato. Instamos al Ayuntamiento a hacer entrar en razón a esta contrata. En caso contrario, iremos a la huelga indefinida a partir de septiembre.

Compartir en Redes sociales