Se trata de una medida para prevenir y detectar actuaciones en que pueda haber conflictos de intereses, fraudes, corrupción o doble financiación y es obligatoria para todas las administraciones ejecutoras de fondos europeos del Plan de Recuperación

El Decano

La Diputación de Guadalajara ha aprobado, en Junta de Gobierno, un Plan de Medidas Antifraude para la propia Institución y sus Consorcios adscritos, que tiene como objetivo prevenir los riesgos de fraude, con especial énfasis en la ejecución de los fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

El Plan incluye medidas para evitar la doble financiación y de prevención, detección, corrección y persecución del fraude, la corrupción y los conflictos de intereses. Dotarse de un Plan de Medidas Antifraude es obligatorio para todas las entidades ejecutoras de acciones contempladas en el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea, financiadas con los fondos Next Generation, como es el caso de la Diputación de Guadalajara.

En este sentido, el presidente de la Diputación de Guadalajara, José Luis Vega, ha explicado que “desde esta Institución estamos gestionando varias líneas de fondos europeos, en cuyas convocatorias se exige que las administraciones locales tengan un Plan Antifraude, y eso es lo que hemos aprobado hoy, un Plan que sirva también de base a los ayuntamientos de la provincia de Guadalajara que van a solicitar fondos europeos”.

El Plan de Medidas Antifraude de la Diputación de Guadalajara incluye también una declaración institucional contra el fraude, la corrupción, los conflictos de interés y la doble financiación. En ella se especifica que el Plan se ha elaborado para poner en marcha “medidas eficaces y proporcionadas de lucha contra el fraude, la corrupción y los conflictos de interés y para evitar la doble financiación, basado en un planteamiento proactivo, estructurado y específico para gestionar los cuatro riesgos anteriormente citados” y que “dé garantías de que el gasto en que se ha incurrido en actuaciones del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia está libre de conflicto de interés, fraude y corrupción y que no concurre doble financiación”, situaciones frente a las que “la Diputación Provincial de Guadalajara tiene una política de tolerancia cero”.

El Plan de Medidas Antifraude ha sido elaborado por un grupo de trabajo compuesto por la secretaria general, el interventor general, la directora de Servicios Económicos y Consorcios, la directora de Servicios Administrativos y Contratación y la jefa de servicio de Asesoría Jurídica de la Diputación de Guadalajara.

Compartir en Redes sociales