La Institución Provincial con 5.000 euros destinados a sufragar gastos que hagan posible “este verano diferente para los niños y niñas que vienen a conocer Guadalajara”

El Decano

El programa Vacaciones en Paz ha llegado a su fin y como ya es tradición, la Diputación de Guadalajara ha querido estar presente en la fiesta de despedida de los niños y niñas que han participado en este programa cuyo objetivo es “que estos pequeños vivan el concepto de vacaciones como lo conocemos aquí, conozcan otra cultura, convivan con otros niños de su edad y se produzca un intercambio cultural” ha apuntado Olga Villanueva, diputada delegada del Área de Bienestar Social en la institución provincial.

Por su parte, Elisa San Miguel, presidenta de la asociación Amigos del Pueblo Saharaui ha explicado que gracias a esta propuesta “colaboramos y saldamos esa deuda que tenemos con el pueblo Saharaui” ha apuntado Elisa San Miguel, presidenta de la Asociación Amigos del Pueblo Saharaui.

Además, San Miguel ha comentado que pese a “que nos ha costado retomar el ritmo por el parón de la pandemia, lo importante es que lo hemos conseguido sacarlo adelante en Guadalajara, y nuestro deseo es poder doblar el número de niños que vengan, y para ello necesitamos familias de acogida”.

Por este motivo, desde la asociación impulsora de esta propuesta han querido a animar a aquellas familias que quieran vivir la experiencia de acoger, se pongan en contacto para “ser familia de acogida en el verano del año que viene” ha concluido Elisa San Miguel.

Compartir en Redes sociales