La puesta en marcha del servicio y su actividad durante el año 2021 tiene un coste de cerca de 145.000 euros

El Decano

La Diputación de Guadalajara ha fijado el próximo sábado 6 de febrero como la fecha de entrada en funcionamiento del nuevo servicio de reparación urgente de averías en pueblos de la provincia durante fines de semana y días festivos. La puesta en marcha de este nuevo servicio, incluido dentro del área de Centros Comarcales de la Diputación, y su actividad prevista durante el año 2021 tendrá un coste estimado cercano a los 145.000 euros.

El inicio de la actividad del servicio supone el cumplimiento de un compromiso del presidente de la Diputación, José Luis Vega, con los alcaldes de la provincia. “La irrupción de la pandemia a principios de 2020 retrasó el objetivo de poner en marcha este servicio el año pasado, como estaba inicialmente previsto, ya que nos vimos obligados a afrontar prioridades y situaciones con las que no contábamos”, ha explicado Vega.

El presidente ha resaltado que “a pesar de las dificultades y gracias al gran trabajo del servicio de Centros Comarcales de la Diputación, por fin se ha podido poner en marcha un servicio muy beneficioso para los pueblos, ya que da seguridad tanto a sus alcaldes como a sus vecinos y vecinas”.

Este servicio de fines de semana y festivos se ocupará de actuar ante averías que afecten al servicio general de suministro de agua, saneamiento y alumbrado público en los pueblos y que no puedan esperar para ser atendidas al siguiente día laborable. Ante los avisos que se reciban, un responsable técnico evaluará la urgencia y necesidad de la intervención.

La actuación de este servicio únicamente podrá ser solicitada por responsables municipales. La intervención incluye medios humanos, maquinaria y las herramientas necesarias, por parte de la Diputación, mientras que corresponderá al ayuntamiento solicitante el suministro y abono de los materiales necesarios para la actuación.

Para cumplir su cometido, el servicio contará con una dotación de personal de 34 trabajadores, distribuidos en cinco equipos que, de forma rotatoria, realizarán guardias durante los fines de semana y días festivos del año. Son trabajadores del servicio de Centros Comarcales, que han pedido su adscripción a este nuevo servicio de forma voluntaria.

En cuanto a recursos materiales, además de la herramienta necesaria para labores de fontanería y electricidad, los equipos dispondrán en todo momento de tres vehículos: un camión volquete de transporte, una miniexcavadora con cazo y martillo y una pick-up todoterreno con pluma y cesta.

Compartir en Redes sociales