Otorgado por la Delegación del Gobierno de España en la región, lo recibieron José Luis Vega y Olga Villanueva

El Decano

El presidente de la Diputación, José Luis Vega, y la vicepresidenta segunda y delegada del área de Mujer, Olga Villanueva, han recogido el premio Menina 2021, que otorga la Delegación del Gobierno de España en Castilla-La Mancha, por la puesta en marcha de un nuevo servicio de asistencia a mujeres y menores víctimas de la violencia machista.

El servicio que ha motivado la concesión de este reconocimiento es un protocolo de actuación urgente ante casos de violencia de género, que se aplica en todos los municipios de Guadalajara de hasta 20.000 habitantes a través de un convenio entre Cruz Roja y la Diputación, que aporta 10.000 euros.

Este protocolo de actuación urgente consiste en coordinar el trabajo de la Guardia Civil y Cruz Roja para proporcionar un servicio de traslados a centro sanitario y a la prestación de declaración a las mujeres víctimas de violencia de género, al tiempo que sus hijos son atendidos y se activa el itinerario de seguimiento y acompañamiento social por los servicios asistenciales de Cruz Roja.

José Luis Vega ha agradecido la concesión del premio Menina 2021 a la Diputación de Guadalajara, y ha expresado su deseo de que “sirva como experiencia para la extensión de este servicio a otras provincias”, ya que “es necesario mejorar todo lo que sea posible la asistencia a las mujeres, niños y niñas que sufren el terrible drama de la violencia machista”.

Vega ha destacado que “es un servicio pionero, que plasma la necesaria colaboración entre administraciones y con toda la sociedad para combatir la violencia de género”, que “la Diputación de Guadalajara no tuvo ninguna duda en ayudar a poner en marcha en coordinación con la Subdelegación del Gobierno, una vez que la Unidad de Violencia sobre la Mujer detectó su necesidad por la dificultad que afrontaban los agentes de la Guardia Civil para trasladar a las mujeres agredidas y poder atender a sus hijos e hijas”.

La delegada del área de Mujer en la Institución Provincial, tras recoger el premio Menina 2021 junto al presidente, ha ofrecido una valoración en la que ha destacado el papel desempeñado por la entidad social Cruz Roja, que “desde el primer momento nos mostró su total predisposición a sumarse a este convenio, que supone una herramienta de apoyo y asistencia social a los menores y mujeres que sufren violencia de género en Guadalajara”.

25N como un día de reivindicación

En el mismo acto, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha reivindicado el 25 de Noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, como un día de reivindicación, de reconocimiento y de recuerdo y como una jornada en el que se defiende “una causa justa”.

Así lo manifestaba la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, durante su intervención en la entrega de los Premios Meninas 2021. Acto que ha contado también con el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierrraseca, y la directora del Instituto de la Mujer, Pilar Callado.

Y precisamente, la consejera de Igualdad comenzaba sus palabras destacando que esta nutrida representación es la mejor señal de que “la unidad nos hace más fuertes” frente a un problema estructural y social, que es fruto de la desigualdad y la violencia que se ha ejercido contra las mujeres y las niñas por el hecho de serlo y ha asegurado que “ver a tanta gente involucrada y unida, nos hace tener muchas más posibilidades de éxito”.

Reivindicación todos los días frente al negacionismo

La consejera de Igualdad ha mostrado su preocupación por las consecuencias tan negativas que tiene el mensaje de algunos responsables políticos cuando dicen que la violencia no tiene género porque tal como explicado, “darle la espalda a esta realidad, es dar la espalda a las víctimas y dar más poder al maltratador”.

Blanca Fernández se ha mostrado muy crítica con quienes hablan de la existencia de denuncias falsas, algo que no se sustenta estadísticamente y que es tremendamente injusto, “porque a ninguna víctima, a ninguna, se le ha cuestionado como se cuestiona a las mujeres víctimas de violencia machista”. Por todo ello, la consejera se ha dirigido a todas las personas presentes para pedirles que “deis la cara, con respeto, pero con contundencia, porque estamos defendiendo una causa justa, estamos defendiendo a mujeres a niñas y a niños en una situación de vulnerabilidad”.

Frente a quienes niegan la violencia de género, Blanca Fernández ha recordado la elocuencia de los datos: 1.118 mujeres asesinadas en los últimos 18 años, desde que empezó a haber estadísticas en 2003; 44 niñas y niños asesinados y más de 200 huérfanos y huérfanas y se ha preguntado al respecto: “¿no son evidencia suficiente para no negar la evidencia de la violencia machista?”.

A estas cifras, la consejera ha añadido las más de 15.500 mujeres, niños y niñas que han pasado por los recursos de acogida de Castilla-La Mancha en los últimos 20 años, “vidas que hemos conseguido salvar entre todos y todas”, por lo que ha interpelado a todas las personas e instituciones presentes a sentirse orgullosas del trabajo que realizan “porque estamos en el lado de la justicia y de la verdad”.

Otros datos aportados por la consejera son las más de 200 criaturas atendidas en el programa de atención psicológica a menores del Instituto de la Mujer o las 100 mujeres víctimas de agresiones sexuales que están en el programa de atención psicológica ‘Contigo’.

Reflexión sobre lo que queda por hacer

Blanca Fernández ha recordado que aunque los avances en materia de violencia de género han permitido una reducción aproximada del 25 por ciento de víctimas mortales, ha sido contundente al afirmar que “hay que seguir por este camino porque no vamos a ver la igualdad real, material y efectiva en esta generación, y tenemos que dejar el camino hecho a quienes nos sucedan para que nuestras niñas y niños, cuando sean los encargados de llevar hacia adelante la sociedad del futuro, se miren de igual a igual y se respeten”.

Para finalizar esta parte de sus reflexiones, la consejera ha pedido “recuerdo de todos y cada uno de los nombres, de las historias, de las vidas”, así como “reconocimiento de la condición de víctima para ayudarlas para que tengan las ayudas necesarias, ser independientes y vivir su vida de manera autónoma”.

También ha lanzado palabras de agradecimiento y enhorabuena a todas las instituciones y organizaciones premiadas: la Diputación de Guadalajara, la Universidad de Castilla-La Mancha por su Máster de Prevención y Tratamiento de la Violencia de Género, al colegio Doctor Fleming, a la Federación del Taxi y a la asociación María de Padilla de Toledo.

Felicitaciones al Gobierno de España

Finalmente, la consejera ha destacado que hoy mismo, en el seno del Consejo Interterritorial de Salud se ha aprobado por unanimidad un instrumento estandarizado de detección precoz de la violencia machista en el ámbito sanitario. Todas las comunidades autónomas, con el liderazgo del Gobierno de España, han votado unánimemente para tener estrategias e instrumentos, estándares determinados, para detectar la violencia de género en todo el país. “Esto ya se hacía, pero el Gobierno ha decidido dar un paso más, era necesario y yo os doy las gracias por ese liderazgo porque en la Atención Primaria se pueden detectar muchas situaciones a tiempo”, ha sentenciado.

Finalmente, ha agradecido al Ejecutivo central que haya tomado la decisión de trabajar para reeditar el Pacto de Estado contra la Violencia de Género en sede parlamentaria “que es donde se tiene que hacer”, para que sea “el símbolo de la unidad de una sociedad madura, democrática y sana que lo único que hace es defender la justicia, la igualdad y a las víctimas”.

Compartir en Redes sociales