El Decano

Castilla-La Mancha cerró el año 2020 con 9.400 parados más que en el tercer trimestre del pasado ejercicio, según se desprende de los datos de la EPA del cuarto trimestre del pasado año dados a conocer hoy.

Este paro en la región supone una subida del 5,7%, por lo que la tasa de desempleo en la Comunidad se situó en el 17,39% y el número total de desempleados en 173.000, según datos de la Encuesta de Población Activa.

En relación al trimestre anterior de 2020, el desempleo bajó en 6.500 personas, esto es, un 3,64 por 100. En la región había 821.900 personas ocupadas, un 0,28 por 100 menos que en el mismo trimestre de 2019 y un 2,79 por ciento más que en el anterior trimestre de 2020.

A nivel nacional, el mercado laboral notó los estragos del coronavirus en 2020 al registrar una subida del paro de 527.900 personas, lo que supone un 16,5% más que en 2019, y un retroceso de la ocupación de 622.600 trabajadores (-3,1%), reflejando en ambos casos los peores datos anuales de la EPA desde el año 2012.

La subida del paro en 2020 pone fin a una racha de siete años de descensos. En el caso de la ocupación, llevaba seis años creciendo, desde 2014, pero el dato de 2013 (-204.200 puestos de trabajo) es mejor que el experimentado en el año del Covid.

Por provincias, la de Guadalajara concluyó el pasado año con 18.900 desempleados y una tasa de paro del 13,69 por ciento. De ellos, 8.500 son hombres y 10.400 mujeres. Respecto a la ocupación, se registraron 116.200 ocupados, 66.100 hombres y 50.100 mujeres.

Reacciones

UGT Castilla-La Mancha considera preocupante el empeoramiento de la situación de las mujeres y de los colectivos más vulnerables en el mercado de trabajo. A raíz de los datos de la EPA hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística, el sindicato pone de manifiesto la mayor tasa de paro entre las mujeres, con 104.700 desempleadas frente a 68.300 hombres desempleados en Castilla-La Mancha.

Con estos datos encima de la mesa, para la Unión General de Trabajadores es el momento de aplicar medidas que recuperen los derechos laborales perdidos en los últimos años, por lo que insta al Gobierno a continuar avanzando en la agenda social de reformas.

Por su parte, la consejera de Economía, Empresas y Empleo del Gobierno de Castilla-La Mancha, Patricia Franco, ha puesto en valor que tras los datos de la EPA en la región el paro subió en 2020 tres veces menos que la media nacional.

Ha insistido en que el comportamiento está siendo mejor en la Comunidad Autónoma que en el conjunto del país, a lo que ha sumado datos positivos como el descenso del 3,64% en el último trimestre; o que ha subido la población activa, otro dato “esperanzador”.

También ha destacado otro “rayo de luz”, como es a su juicio el parámetro de desempleo juvenil, ya que comparando con 2015 se sitúa en un 36,79%, por debajo de la media nacional. “Hacía mucho tiempo que no veíamos esta situación”.

El portavoz de Empleo del Grupo Parlamentario Socialista, Antonio Sánchez Requena, ha asegurado que el dato del número de desempleados de la Encuesta de Población Activa, que refleja que el paro aumentó al finalizar 2020 en 9.400 personas en la región “de ninguna forma puede valorarse como positivo cuando hay un solo desempleado más”, pero ha reseñado el descenso del último trimestre, que es el “dato mejor que se ha producido en el conjunto del país”.

El PP de Castilla-La Mancha ha considerado que los datos son “muy malos” y los ha considerado “una prueba más de la nefasta gestión” del Gobierno regional.

El diputado de Ciudadanos David Muñoz ha criticado el modelo económico del Gobierno regional, que “apuesta por crear puestos de trabajo desde los ayuntamientos” -con los planes locales de empleo- “en vez desde las empresas.


Compartir en Redes sociales