La nueva normativa tras el fin del estado de alarma prevé que la hostelería abra hasta esa hora y se podrán reunir hasta diez personas

El presidente regional durante la rueda de prensa. Foto: JCCM.

El Decano

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, han informado sobre las novedades de la nueva normativa que regirá a partir de la medianoche de este sábado toda vez que finaliza el estado de alarma a nivel estatal.

Una de las principales novedades es que la hostelería y los lugares de ocio podrán abrir hasta la una de la madrugada ampliándose su aforo al 75 en interior y al 100% en el exterior, salvo excepciones marcadas por la situación epidemiológica. El número de comensales se eleva hasta 10 personas tanto en interior como en exterior, pero no se admitirá el consumo en barras de bar

El consejero también reveló los diferentes aforos en función de cada caso. Así, en los lugares de culto será del 100%; en los espectáculos taurinos, gimnasios, salas de juego, mercadillos, bibliotecas, museos, cines, teatros, museos o piscinas el aforo será del 75% y se abrirán los campamentos infantiles con un tope de 250 personas.

En los entierros y velatorios se podrán reunir hasta 30 personas en interior y 50 en exteriores. En cuanto a bodas, bautizos y comuniones, 50% de aforo hasta 150 personas en interiores, y 250 en exterior, al 75% como máxima. Comercios minoristas pueden llenar al 100%, que se reduce al 75% en centros comerciales. Sobre los festejos populares, se está a expensas de lo que se decida en el seno de la Federación Española de Municipios aunque el presidente regional planteó que se puedan celebrar al 75 por ciento.

Por lo que respecta a las reuniones familiares, la nueva normativa recomienda que solo se reúnan los convivientes.

Tanto Emiliano García-Page como Jesús Fernández Sanz incidieron en la importancia del uso obligatorio de la mascarilla, la limpieza en locales, la higiene personal y la ventilación de espacios.

Asimismo, destacaron que el decreto será «flexible» y será revisado «cada siete o catorce días» en función de los datos epidemiológicos.

Una de las medidas adoptadas, ha recordado Page, pasa por levantar el cierre perimetral de la Comunidad Autónoma, toda vez que sin estado de alarma no tiene garantía jurídica. Este escenario sin estado de alarma requiere, ha recordado, escuchar a los expertos jurídicos.

Tampoco habrá toque de queda.

García-Page ha apuntado que a partir de esta medianoche se pasará del «estado de alarma» al «estado de prudencia», por lo que ha pedido no «cambiar la sensación» social sólo por el hecho de que decaiga el amparo legal de los últimos meses.

Compartir en Redes sociales