Los trabajos están enmarcados dentro del Convenio para la Restauración de Iglesias de la Provincia, dotado con 300.000 euros

El Decano

El presidente de la Diputación, José Luis Vega, visitó junto a la alcadesa de Canredondo, Carmen Gil, y los diputados provinciales Barbara García y Ramiro Magro, los recientes trabajos realizados en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Canredondo que ha renovado el suelo de todo el templo gracias al Convenio de colaboración para la Restauración de Iglesias de la Provincia, suscrito entre la Diputación y el Obispado de Sigüenza-Guadalajara.

El edificio, que data del siglo XVII, ha sido objeto de una gran intervención en el ánimo de la Institución de conservar el patrimonio de los pueblos de la provincia, y ha supuesto una inversión total de 35.000 euros.

“Quiero agradecer los trabajos que se han hecho en la iglesia por parte de la Diputación y el Obispado, para muchos pueblos es el símbolo de nuestro patrimonio histórico y debemos cuidarlo”, ha reconocido la alcaldesa de Canredondo, Carmen Gil.

Fue en 2020, cuando el actual equipo de gobierno triplicó la aportación a este convenio para llegar a más edificios de la provincia. En el pasado ejercicio se destinaron 300.000 euros para actuaciones en 11 iglesias: Arbancón, Valdegrudas, Yélamos de Abajo, Alarilla, Cendejas de Enmedio, La Yunta, Majaelrayo, Móndejar, Robledillo de Mohernando y Saúca).

Para este presupuesto se ha mantenido igualmente la misma partida, continuando la senda emprendida. “Estamos muy satisfechos con el trabajo que la Delegación Diocesana de Patrimonio Cultural ha hecho en las iglesias de todos los pueblos a los que les ha alcanzado. Todas ellas han atendido a criterios de urgencia y necesitan de rápidas actuaciones por el peligro a que quedará dañado o desapareciera el rico patrimonio de nuestra provincia”, ha valorado el presidente de la Diputación de Guadalajara, José Luis Vega.

Por su parte Miguel Ángel Ortega, delegado Diocesano de Patrimonio Cultural, ha puesto en valor “la colaboración entre Diputación y Obispado que permite anualmente mantener y recuperar una parte importante del Patrimonio Cultural de nuestra provincia, recuperando la dignidad y estima de muchos de nuestros pueblos. Particularmente, agradezco la apuesta del actual equipo de Gobierno por triplicar este presupuesto, recuperando así el montante económico inicial de estos convenios que nunca debería haberse rebajado, ya que apostar por este patrimonio cultural es apostar por nuestra historia y su gente, nuestra gente”, asegura.

Compartir en Redes sociales