Franco pone en valor la ocupación en Semana Santa en los establecimientos rurales, y destaca que Guadalajara tuvo la más alta

Molina de Aragón es un gran lugar para observar el firmamento. /Miguel Ángel Langa

El Decano

El Gobierno de Castilla-La Mancha está impulsando el proyecto para obtener la certificación de ‘Reserva Starlight’ para el cielo de 161 municipios de la provincia de Guadalajara, aglutinando la práctica totalidad de las comarcas de la Sierra Norte y el Señorío de Molina, para su calificación como uno de los lugares con mejores condiciones para la observación astronómica del mundo.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, lo ha adelantado en el transcurso de su visita a Guadalajara, donde ha asistido a la entrega del distintivo de Destino Turístico Inteligente a la ciudad, un acto en el que ha puesto en valor los índices de ocupación de los alojamientos turísticos de la región en la pasada Semana Santa.

La consejera ha trasladado la enhorabuena del Gobierno regional a la ciudad de Guadalajara por la obtención del distintivo de Destino Turístico Inteligente que otorga la Sociedad Estatal de Gestión de la Información y las Tecnologías Turísticas (Segittur) de la Secretaría de Estado de Turismo del Gobierno de España.

Este distintivo reconoce a los destinos como innovadores, consolidados sobre una infraestructura tecnológica de vanguardia, que garantizan el desarrollo sostenible del territorio turístico, que promueven la accesibilidad para todos, que facilitan la interacción e integración del visitante con el entorno e incrementan la calidad de su experiencia en el destino y mejora la calidad de vida de los residentes.

Franco ha destacado que la obtención del distintivo “refuerza su posición como una de las banderas del turismo sostenible y accesible en la región”, y ha destacado las posibilidades que esas cualidades ofrecen para la captación e inversión de los nuevos fondos europeos.

En este sentido, la consejera ha reivindicado el papel del turismo rural en esa estrategia para el desarrollo del turismo y ha destacado que la crisis sanitaria, que ha obligado a aparcar los mapas de crecimiento para tratar de amortiguar el impacto de la pandemia en el sector, no ha impedido que la región siga adelante con muchos de los proyectos destinados a potenciar y ampliar la oferta turística regional, “manteniendo las luces a largo para afrontar la recuperación en una mejor posición”.

Patricia Franco ha avanzado que uno de estos proyectos turísticos que impulsa el Gobierno regional es la consecución de la certificación como ‘Reserva Starlight’ del cielo de 161 municipios de la provincia de Guadalajara. “Esta certificación supone un atractivo importante para el turismo astronómico, porque identifica las mejores condiciones para la observación del cielo que se pueden dar en todo el mundo”, ha señalado la consejera, que ha explicado que este proyecto aglutina a 161 municipios, la práctica totalidad, de las comarcas de Sierra Norte y Señorío de Molina-Tajo Alto.

En la actualidad, se están realizando las mediciones del cielo para certificar esa calidad para su inclusión en la red de destinos Starlight con la máxima calificación, una certificación que podría llegar en la segunda mitad de este año. “Supone sumar un atractivo más a una provincia que cuenta con un enorme potencial natural, cultural y patrimonial, y que tiene en su capital, Guadalajara, una extraordinaria puerta de entrada, distinguida además como Destino Turístico Inteligente”, ha asegurado Patricia Franco.

La ocupación de casi al 80 por ciento en el turismo rural

La consejera también ha hecho referencia a los datos de ocupación de los alojamientos turísticos de la región en la pasada Semana Santa, y ha citado para ello la encuesta con la que el Gobierno regional ha pulsado de manera directa el volumen de pernoctaciones y visitantes en el sector.

Así, y siempre en referencia a la oferta disponible, y lamentando que haya establecimientos que hayan tenido que permanecer cerrados a causa de la crisis sanitaria, Patricia Franco ha destacado que la ocupación en alojamientos rurales ha superado el 78,8% en la región, mientras que en el turismo hotelero ha superado el 50 por ciento de las plazas disponibles.

“Estas cifras muestran el potencial y el atractivo turístico de nuestra región, que ha sido capaz también de atraer el interés de los castellanomanchegos”, ha indicado Patricia Franco, que ha destacado que la provincia de Guadalajara ha registrado la mayor ocupación en turismo hotelero sobre la oferta disponible, con un 55,94 por ciento, habiendo ocupado también dos de cada tres plazas disponibles en sus alojamientos de turismo rural.

En el resto de provincias, la ocupación ha sido del 96,43 por ciento en alojamiento rural y del 49,29 por ciento en hotelero en la provincia de Albacete; del 92,63 por ciento en turismo rural y el 40,93% en hoteles en la provincia de Ciudad Real; del 75,67 por ciento de la oferta disponible en alojamientos rurales y el 54,27 por ciento en hoteles en la provincia de Cuenca; y del 55,94 por ciento en alojamientos rurales y el 45,63 por ciento en hoteles en la provincia de Toledo.

Compartir en Redes sociales