La adquisición de estas 234.200 vacunas se enmarcan dentro de la estrategia de vacunación que posee el Ejecutivo regional

El Decano

El Gobierno de Castilla-La Mancha destinará algo más de cinco millones durante este año 2022 para garantizar las llamadas vacunas de calendario a la población infantil, y a los grupos de riesgo en edad adulta.

Tal y como ha valorado la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, esta adquisición de 234.200 vacunas se enmarcan dentro de la estrategia de vacunación del Ejecutivo castellanomanchego, “sin duda, el mecanismo más eficaz para proteger nuestra salud y para prevenir enfermedades, especialmente las más infecciosas”.

En este sentido, la portavoz del Gobierno presidido por Emiliano García-Page ha resaltado que igual de importante que la vacunación contra el Covid son las empleadas para hacer frente a otras enfermedades, “especialmente las que tienen mayor nivel de letalidad y secuelas entre la población, con especial énfasis en la protección de nuestros niños y niñas”, como la hepatitis B, la difteria, el tétanos, la tos ferina, la varicela, el sarampión, la parotiditis, el meningococo o el neumococo, que son precisamente algunas de las que se incluyen en este acuerdo aprobado por el Consejo de Gobierno.

Precisamente, Blanca Fernández ha recordado que la autorización de este gasto, por importe total de 5.092.010,56 euros, para la contratación de vacunas está basada en el Acuerdo Marco Estatal para la selección de suministradores de vacunas de calendario y otras.

En cuanto al objetivo que se persigue, la consejera de Igualdad y portavoz ha insistido en que, en la actualidad, “los programas de vacunación constituyen la estrategia más poderosa para preservar la salud pública y la erradicación de enfermedades que a lo largo de la historia han generado mucho daño y tenemos que seguir inmunizado a la población para que no lo haga”.

En el caso de Castilla-La Mancha, el programa de vacunaciones se dirige de manera sistemática a la población infantil de 0 a 14 años y también a los grupos de riesgo que cumplen las recomendaciones de inmunización en la edad adulta. Se da así continuidad a un programa ya consolidado que garantiza la disponibilidad de las vacunas, y evita que la población contraiga enfermedades infecciosas prevenibles por vacunación, así como la aparición de brotes comunitarios.

Para finalizar, según ha señalado Blanca Fernández, cabe subrayar el “gran esfuerzo inversor” realizado por el Gobierno de Castilla-La Mancha en esta materia que da respuesta a la demanda de las y los profesionales sanitarios, pediatras y madres y padres, además de dar cumplimiento a los acuerdos alcanzados en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud con respecto al calendario común.

Compartir en Redes sociales