El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, y el de Fomento, Nacho Hernando, informaron sobre el Consejo de Gobierno. (Fotos: D. Esteban González // JCCM)

El Decano

El Gobierno de Castilla-La Mancha se encuentra recabando información de empresarios, sindicatos, tercer sector, diputaciones y entidades locales de la región para, una vez cuantificados los daños causados por ‘Filomena’, estudiar la posibilidad de pedir al Gobierno central que declare a la región zona catastrófica.

Así se desprende de las declaraciones del consejero de Fomento, Nacho Hernando, preguntado por este extremo durante la rueda de prensa del Consejo de Gobierno y en el que ha ofrecido un balance de la gestión del Ejecutivo autonómico ante el temporal. 

El consejero ha informado que, en función de los «datos objetivos» recibidos, la Junta de Castilla-La Mancha puede plantearse la posibilidad de remitir esa información al Ministerio de Interior, quien dictamina «si es factible o no dicha declaración».

«La declaración en sí no es importante, sino determinar qué daños materiales se han podido producir para que haya compensaciones», ha declarado el responsable regional de Fomento.