Entre las inversiones realizadas se encuentra la instalación de un ascensor y la renovación de las áreas de ocio del patio

Un momento de la visita del delegado de la Junta, Eusebio Robles, al centro.

El Decano

El Gobierno regional ha realizado inversiones por importe de 411.581 euros en obras de mejora y adaptación en el Colegio de Educación Especial Virgen del Amparo, en la capital, que han permitido, entre otras cuestiones, mejorar diversos espacios del centro, así como incrementar su confortabilidad y sus zonas de recreo.

El delegado de la Junta, Eusebio Robles, ha visitado hoy el centro para conocer el resultado de las inversiones. Acompañado por el delegado de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Fernández-Montes y la directora del colegio, Vanesa Barrena, junto con parte del equipo directivo, el delegado de la Junta ha destacado el compromiso del Gobierno regional con la educación en todos sus ámbitos, “no solo la que se imparte en las aulas, sino también la que se lleva a cabo en espacios de esparcimiento y recreo en los que el alumnado disfruta y que han de adaptarse a las necesidades de cada centro, máxime cuando hablamos de Educación Especial, como en este caso”.

Con ese objetivo, parte de la inversión ejecutada en este centro ha estado destinada a renovar parte de sus exteriores, con adaptación de una zona de patios en la que se han instalado columpios adaptados sobre un solado de caucho, mejora de areneros y construcción de un porche. Asimismo, se ha pintado todo el interior del centro. También se han ejecutado los trabajos necesarios para la puesta en uso de un invernadero y se han subsanado los problemas de goteras que presentaba su cubierta.

La inversión ha permitido instalar un ascensor en el centro, mejorando así la accesibilidad del mismo, y se han llevado a cabo trabajos de mejora en la climatización, lo que ha permitido aumentar la confortabilidad del colegio, al tiempo que se logra un importante ahorro energético. Este ahorro ha venido reforzado por la sustitución de toda la carpintería exterior del inmueble, con la instalación de nuevas ventanas que favorecen el mantenimiento de la temperatura interior.

También se han adaptado las instalaciones de la cocina y se ha renovado su mobiliario. Además, se ha puesto en marcha una nueva sala de cambios, baños y vestuarios en la planta baja del inmueble.

El Colegio público Virgen del Amparo cuenta en la actualidad con 110 alumnas y alumnos con edades comprendidas entre los 3 a los 21 años de edad, de los cuales 14 residen de lunes a viernes en el centro. El número de personas que trabajan en el colegio asciende a 89.

La directora del centro se ha referido a la buena evolución del presente curso, a pesar de la situación de la pandemia y ha explicado que tan solo en el mes de septiembre fue necesario confinar dos aulas por algún contacto directo externo al centro. En este sentido, Vanesa Barrena ha destacado que “en un colegio como éste la presencialidad es insustituible” y ha calificado como “excelente” el desarrollo del curso hasta el momento.

Por su parte, Eusebio Robles ha recordado que “el modelo educativo del Gobierno de Castilla-La Mancha apuesta por la inclusión del alumnado siempre que sea posible, pero no escatimamos esfuerzos en ofertar centros de Educación Especial para aquellas alumnas y alumnos que requieren un tipo de educación específica y esta importante inversión es la muestra más evidente de este compromiso”. 

Compartir en Redes sociales