• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Provincia

El proyecto contempla la construcción de la planta de 82,56 Mw., una subestación y una línea de evacuación aérea de más de 11 Km.

La plante se situará a un kilómetro del municipio con acceso desde la CM-110.

El Decano

La empresa Green Capital Power SLU ha presentado el proyecto para la aprobación del informe de impacto ambiental de la primera fase de la planta fotovoltaica solar, que tiene previsto construir en las localidades de Alcolea del Pinar (Guadalajara) y Medinaceli (Soria). La documentación ha sido remitida al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y se encuentra en fase de alegaciones por los distintos agentes implicados.

Según recoge el portal de transparencia del MITECO, la planta fotovoltaica “Empecinado I” se levantará sobre una superficie de 186,2 hectáreas a un kilómetro del municipio de Alcolea del Pinar y tendrá una potencia nominal de 82,56 Megawatios y una potencia pico de 102 MWp, es decir, la potencia máxima que puede generar un conjunto de paneles en periodos de mayor insolación. Además, el proyecto contempla la subestación “SET Empecinado I” anexa a la planta, de 132/30 Kilowatios y una línea eléctrica de evacuación de 11,6 kilómetros.

De esta manera, la energía que generen la planta fotovoltaica se derivará a la subestación mediante una línea subterránea de media tensión. La SET Empecinado I, se situará en un recinto vallado junto a la planta fotovoltaica, sobre una superficie de 2.008 metros cuadrados.

Desde allí se evacuará a la “SET Medinaceli II” de 400 kilowatios, pendiente de construcción y no incluida en esta primera fase, a través de una línea aérea de alta tensión de 132 Kilovoltios, que estará conectada a su vez con la subestación “SET Medinaceli II”, ya existente.

La planta contará además con una sala de control y oficinas, un almacén y una caseta de control de accesos.

Los principales impactos ambientales en la fase de ejecución del proyecto son los derivados de la retirada de la cubierta vegetal y las molestias a la fauna. Una vez que se ponga en funcionamiento, los riesgos tienen que ver con la presencia de líneas de alta tensión, por colisiones de avifauna y el impacto en el paisaje. Para aminorar estos impactos la empresa propone que la línea de evacuación aérea discurra paralela a la línea de ferrocarril en aquellos espacios adheridos a la Red Natura 2000.

En este sentido, las parcelas donde se va a construir la planta no coinciden con ningún espacio de la Red Natura 2000, pero sí la línea de evacuación que discurre por el ZEC y ZEPA Páramo de Layna y el extremo norte del vallado coincide con el IBA (Important Bird Areas) Altos de Alcolea del Pinar. Además, la línea de evacuación afecta en varios tramos a zonas consideradas Área de Relevancia de la Alondra Ricotí, catalogada como “vulnerable” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

El embrión de una idea en Maranchón

Solo es el embrión de una idea. Está todo muy, muy verde. Así se expresaban desde Iberdrola al ser cuestionados por El Decano sobre el proyecto fotovoltaico en Maranchón.

Se están iniciando los primeros pasos, que consisten en hablar de posibilidades con los particulares de Maranchón.

Lo que se plantea sobre el papel, puesto que no hay redactado ningún proyecto, es la posibilidad de hibridar los parques eólicos que la compañía ya tiene en Maranchón para compaginar ambas tecnologías.

Pero antes hay que valorarlo con los particulares de Maranchón, puesto que si no se alcanzan acuerdos de uso de los terrenos no hay posibilidad de hacer nada.

A finales de abril, alrededor del día 24, se puede producir esa reunión para ver las probabilidades de acuerdo. Pero, insisten desde Iberdrola todo está muy inmaduro, en fase de idea.

La compañía tiene instalados en Maranchón 208 megavatios de energía eólica, y lo que se estudia es hibridar ambas tecnologías si fuera pñosible.

Además, antes de redactar ningún proyecto, hay que conocer las condiciones medioambientales.

Por ello, antes de acometer la redacción de ningún tipo de proyecto se verán las condiciones previas.

Por su parte, el alcalde de Maranchón, José Luis Sastre, confirma la convocatoria de esta reunión, el 24 de abril y señala que Iberdrola se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento para informarle de las tierras en las que podrían estar interesados, con el fin de que ejerza como intermediario con los propietarios de las mismas, “para ver si quieren reunirse con Iberdrola para negociar sus contratos”.

Compartir en Redes sociales