El primer teniente de alcalde de la capital reconoce que ahora están limpiando en las vías de segundo y tercer orden

Rafael Pérez Borda entiende las quejas y las críticas de los ciudadanos, pero les pide paciencia «porque no podemos estar en todos los sitios a la vez».

El Decano

“Todas las vías principales están abiertas desde primera hora del lunes. Todos las líneas de autobuses están en servicio menos la línea 7, que estamos a punto de abrirla, y la 8, que es la del Clavín, que va a tardar un poco más. El transporte público está habilitado a día de hoy. Así lo declara Rafael Pérez Borda, primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de la capital, al hacer valorar la situación de la capital esta mañana, mientras intenta recuperarse del temporal «Filomena»

«Hoy mismo, además, abría el servicio de línea regular de autobús Madrid-Guadalajara, el de Alsa. Así que el transporte en la ciudad está casi al 100 por ciento funcionando. Ahora seguimos trabajando en las vías secundarias. La prioridad que dimos fue habilitar las vías principales cuanto antes para facilitar la movilidad de todos los ciudadanos y que se pudiese acceder al transporte urbano. Movilidad pública y colectiva, mejor que usar el vehículo propio, porque dará muchos problemas. Además, todavía no tenemos habilitadas zonas de aparcamientos, por lo que seguimos insistiendo en moverse lo menos posible, y siempre para lo más imprescindible», reitera el responsable del área que ha hecho frente a las nevadas.

Ahora, declara, «estamos trabajando en las vías secundarias, y en las de tercer orden también, y poco a poco vamos pudiendo acceder absolutamente a casi todas las calles de la ciudad”.

Sobre las previsiones que manejan de un posible regreso a la normalidad, Pérez Borda destaca que “ayer fue un buen día de trabajo, se sacaron muchas cosas adelante, se dio acceso a muchos metros lineales de aceras. Hoy también está siendo un buen día, pese al condicionante que hay por las fuertes heladas de la noche». Reconoce que a primeras horas de la mañana es muy difícil trabajar, porque está todo muy helado, la sal no actúa por debajo de los 4 grados y dificulta las labores de limpieza. Pero una vez que entra la mañana es cuando ponen todos los medios disponibles, hasta las 6-7 de la tarde, que es cuando más rendimiento se puede sacar”.

Sobre la coordinación para hacer frente a la borrasca, se muestra satisfecho. El primer teniente de alcalde destaca que desde un principio se creó el CECOPAL, el centro de mando, que se instaló en las oficinas de la Policía Local, donde recuerda que estuvieron casi 72 horas sin moverse, coordinando y dando prioridad a todos los avisos que llegaban, y además administrando y gestionando los recursos, tanto los propios como los que otras administraciones ponían a disposición del Ayuntamiento, para trasladarlos a los lugares donde eran más necesarios y útiles.

Acepta las quejas de los vecinos. Lo considera normal, puesto que cada uno mira por lo suyo.”Queremos que nuestra casa esté limpia, y nuestro lugar de trabajo también, y que podamos llegar hasta él. Y lo único, insiste, «es que en estos momentos necesitamos calma y serenidad, un poco de paciencia, porque en todos los sitios a la vez no podemos estar».

«Una decisión que tomamos fue priorizar el transporte público colectivo, y eso desde ayer lo tenemos casi ya al cien por cien, y debemis pedir a los ciudadanos que tengan un poco de empatía, un poco de paciencia, y que esto en muy pocos días vamos a poder volver a la normalidad”.

Los datos conocidos ayer, sobre actuaciones en la sección de Traumatología del Hospital, le hacen insistir en destacar la importancia de no salir a la calle si no es estrictamente necesario. «Ayer hubo poco más de 30 actuaciones en Traumatología, por diversas fracturas, y debe ser evitable. El hielo está por todas partes, tenemos que ir con cuidado y salir lo menos posible a la calles, siempre que se pueda. Y no saliendo, se colabora también con las autoridades sanitarias para luchar contra la Covid”.

En relación con los problemas generados por las heladas, referidos a los contadores de agua y cañerías congeladas, lamenta que se reproducen. “Los que había el martes ya casi están solucionados, pero esta noche, por las grandes heladas, hemos tenido varias incidencias pero estamos trabajando para solucionarlo cuanto antes”.

Sobre la posibilidad de pedir la declaración de zona catastrófica, el primer teniente de alcalde admite que “ayer oímos al consejero de Fomento que están estudiando esta posibilidad. Nosotros también estamos recogiendo todos los datos necesarios del estado de la ciudad, de todas las afecciones que hemos tenido. Por ejemplo, en el arbolado hemos tenido muchísimos problemas. Cuando recopilemos todos los datos se podrá tomar la decisión”