Aunque los daños ocasionados han sido mayores de lo esperado, la práctica totalidad de las instalaciones recuperan su actividad

El Decano

La Universidad de Alcalá ha retomado su actividad presencial con normalidad tras el paso de la borrasca ‘Filomena’ y la posterior ola de frío.

Todos los edificios permanecieron abiertos en el día de ayer y estuvieron en funcionamiento, salvo alguna actividad o instalación puntual en la que se han producido daños más específicos que quedarán subsanados en su totalidad antes del viernes.

Los daños derivados del temporal han sido superiores a lo esperado en un principio, especialmente en el Campus Científico Tecnológico de Alcalá de Henares, donde se han visto afectados gran cantidad de árboles, se han producido humedades y filtraciones de agua como consecuencia de cañerías rotas o se registraban averías en equipos de climatización, entre otros desperfectos.

Las tareas de limpieza y acondicionamiento de viales, aparcamientos y accesos continuaron durante todo el fin de semana, así como los trabajos necesarios para solventar a tiempo estas incidencias.
Toda esta intervención, organizada con el objetivo de garantizar el acceso a los edificios universitarios en condiciones de total seguridad, está suponiendo un importante esfuerzo logístico y económico para la UAH, un intenso trabajo realizado por los profesionales de la Oficina de Gestión de Infraestructuras y Mantenimiento (OGIM), Servicios Generales y conserjerías que ha permitido reanudar las actividades presenciales previstas para el presente curso, tanto académicas y docentes, como de administración y servicios, en los distintos edificios universitarios.

Compartir en Redes sociales