Reconocen trayectorias y actuaciones destacadas en este ámbito

El Decano

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha concedido este año 20 medallas individuales y 13 placas colectivas de Protección Civil con las que reconoce trayectorias y actuaciones destacadas en este ámbito por parte de personas físicas y colectividades. Entre estas últimas se encuentran las agrupaciones de Azuqueca de Henares y Alovera.

Tal y como recogen las resoluciones de concesión que hoy se publican en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), firmadas por el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, estas condecoraciones tienen como finalidad distinguir a las personas físicas y jurídicas, tanto de carácter público como de carácter privado, que destacan por su actividad en materia de Protección Civil en la Comunidad Autónoma.

El Ejecutivo castellanomanchego ha concedido 13 placas de Protección Civil a colectividades, constituidas como personas jurídicas, tanto de carácter público como de carácter privado, que destacan en materia de Protección Civil en la Comunidad Autónoma.

En concreto, han resultado merecedoras de esta condecoración las agrupaciones de voluntarios y voluntarias de Protección Civil de Alovera y Azuqueca de Henares en la provincia de Guadalajara; Además, las de Albacete y Hellín, en la provincia albacetense; Socuéllamos, en la de Ciudad Real; la de Cuenca capital; y las de Borox, El Casar de Escalona, Madridejos, Ontígola, Oropesa, Torrijos y Yuncos, en la provincia de Toledo.

El mayor número de actuaciones en 2020

Castilla-La Mancha cuenta con 236 agrupaciones de Protección Civil, de las que forman parte cerca de 4.000 voluntarios, que el pasado año 2020 realizaron el mayor número de actuaciones desde que se tiene registro de las mismas, llegando a contabilizar un total de 5.244.

Esta cifra supone 2.617 intervenciones más que en 2019, casi el doble que las actuaciones contabilizadas en ese ejercicio, condicionadas, en gran parte, por las tareas derivadas de la pandemia.

En concreto, durante 2020, según los datos de activación y coordinación recogidos por el Servicio de Emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha, las agrupaciones de Protección Civil de la Comunidad tuvieron una mayor actividad durante los meses de julio y agosto, con 628 y 571 activaciones, respectivamente.

Tareas de desinfección, colaboraciones con los servicios sanitarios, ayuda en su día a día a las personas mayores o adaptación de espacios para hacer frente al virus coparon la mayor parte de su trabajo. Todo ello sin olvidar la lucha contra incendios de matorral y otras situaciones, que no se vieron afectadas a pesar de la especial situación.

Las agrupaciones de Protección Civil de la región cuentan con el apoyo de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, el cual se materializa de varias maneras, entre ellas, en la convocatoria anual de ayudas para la dotación de medios materiales, que desde el año 2016 han permitido destinar casi 1,7 millones de euros a nuevo equipamiento.

Compartir en Redes sociales