Aunque se van levantando restricciones en la movilidad, lo cierto es que en las próximas horas se incrementará el riesgo de accidentes

La prioridad ahora es retirar la nieve para que o se convierta en hielo

El Decano

La previsión meteorológica apunta a un importante descenso de temperaturas para esta noche en la provincia, con mínimas que estarán por debajo de los 10 grados bajo cero, por lo que es muy probable que gran parte de la nieve que aún permanece en algunas carreteras se transforme en hielo, lo que generaría una situación de mayor peligro de circulación que la actual.

A esta circunstancia se une el hecho de que la marcha de la borrasca Filomena y la llegada de un anticiclón puede dar a la ciudadanía una falsa sensación de seguridad, que les lleve a comenzar a desplazarse tras dos días en las que se han cumplido las indicaciones de evitar al máximo los movimientos por carretera. Además, mañana lunes muchas personas deben acudir a sus puestos de trabajo, con lo que la movilidad en las carreteras se va a incrementar notablemente.

Ante estas situación, analizada hoy en la reunión del CASP, las autoridades piden que se extreme, ahora más que nunca, la prudencia en la carretera ante la posibilidad de que se generen placas de hielo, lo que incrementará notablemente el riesgo de accidentalidad.

Para reducir al máximo este riesgo, el operativo organizado en torno a la borrasca Filomena centra hoy sus esfuerzos en levantar toda la nieve posible de las carreteras de la provincia, ahora que todavía no se ha helado y esparcir fundentes para evitar la formación de esas placas de hielo.

Asimismo, se va a proceder a limpiar las zonas en las que están estacionados los vehículos pesados, que todavía tienen restringida su circulación por toda la provincia. De este modo, se facilitará su puesta en marcha, que se producirá cuando mejoren la situación en provincias limítrofes como Soria o Madrid. Hasta ese momento, desde Geacam, Protección Civil y Guardia Civil se sigue trabajando en el avituallamiento a las personas que permanecen en estos estacionamientos.

En cuanto al estado de las carreteras, todas las del Estado se encuentran ya a nivel amarillo, por lo que no es necesario el uso de cadenas para circular por ellas. En la la red regional todavía hay 16 carreteras cortadas. La peor situación sigue estando en la zona sur de la provincia, donde hay 11 carreteras en las que no se permite la circulación, seguida de la zona Norte, con cinco carreteras más cortadas y la comarca de Molina de Aragón, que tiene todas sus carreteras regionales abiertas, si bien es necesario extremar la precaución y se recomienda el uso de cadenas. Respecto a las vías provinciales, el operativo puesto en marcha por Diputación sigue trabajando en la limpieza de las mismas y atendiendo las llamadas de las incidencias comunicadas por los municipios.

Tal y como ocurrió ayer se ha establecido un equipo, en este caso con personal de Geacam, que ha garantizado la llegada de los profesionales encargados de suministrar la vacuna contra el Covid-19, en los centros sociosanitarios programados para el día de hoy.

Desde la Delegación de Educación se va a trasladar a los centros educativos la petición de que se revisen cubiertas y estado de los árboles por si fuera necesario llevar a cabo alguna actuación para evitar problemas cuando el miércoles, tal y como está previsto, se reanuden las clases. Asimismo, se les ha indicado que en estos días se vayan haciendo pruebas del sistema de calefacción para garantizar su correcto funcionamiento.

Al igual que ha ocurrido con la actividad lectiva, queda también suspendida inicialmente la actividad en la Red de Bibliotecas, Museos y Archivos hasta el próximo miércoles, así como el servicio provincial de bibliobuses.

Compartir en Redes sociales