El territorio asume prácticas responsables para la conservación y divulgación de la Red Natura 2000 dentro de un nuevo programa

Marta Perruca

Los empresarios turísticos del ZEC (Zona Especial de Conservación) y ZEPA (Zona Especial de Protección de Aves) de la  Sierra de Ayllón tienen claro que el futuro del sector en la zona debe ir de la mano de medidas en clave de sostenibilidad, que promuevan la conservación de sus valores medioambientales y culturales, así como la divulgación de los mismos entre los visitantes, con el fin de impulsar un turismo responsable que garantice su preservación.

Es por ello que 12 alojamientos rurales y empresas de turismo activo de este territorio, encabezadas por la Asociación de Turismo de la Sierra Norte de Guadalajara, han adquirido el compromiso de aplicar buenas prácticas medioambientales en la gestión de sus negocios e informar a sus clientes sobre los valores de la zona y lo que implica formar parte de la Red Natura 2000.

Se trata del proyecto “Sistema de reconocimiento de la sostenibilidad del turismo de naturaleza en la Red Natura 2000”, una iniciativa de carácter voluntario, dirigida a espacios de la Red Natura 2000 que, tal y como explica el director del Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara, Rafael Ruiz, partió en el mes de octubre de una experiencia piloto que tuvo como resultado la certificación del la ZEC-ZEPA Sierra de Ayllón, junto con otros tres territorios a nivel nacional: la ZEC Somiedo en Asturias; la ZEC Área Marina del Norte de Menorca en Baleares; y la ZEC Montaña Oriental de Cantabria.

Este territorio se encuentra dentro del Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara y abarca 96.000 de sus 117.000 hectáreas.

Para gestionar el programa y garantizar su implantación homogénea en España, se creó en el mes de octubre el Órgano de Coordinación Nacional (OCN) , integrado por representantes de los ministerios para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y de Industria, Comercio y Turismo; administraciones turísticas y medioambientales de las Comunidades Autónomas, la Asociación de Ecoturismo de España y asociaciones empresariales relacionadas con el turismo de naturaleza, entre otros agentes.

El proyecto, según el director del Parque Natural, persigue “la colaboración con las empresas en el ejercicio de buenas prácticas en sus actividades ambientales, así como el respeto al Plan de Gestión de este espacio de la Red Natura 2000” y, al mismo tiempo, que los empresarios turísticos se impliquen en la divulgación de sus valores. En definitiva, “que los visitantes sean conscientes de que se encuentran en un espacio de la Red Natura 2000”.

Como contrapartida, el Parque Natural también contribuirá al desarrollo del sector con iniciativas como la promoción de los negocios adheridos y sus actividades, a través de su página web o con medidas formativas para los negocios, como el curso previsto para los meses de septiembre y octubre sobre los valores ambientales del territorio, entre otras. Además, ha editado un tríptico informativo sobre la Red Natura 2000.

En este momento y una vez obtenida la certificación como destino, el proyecto se encuentra en fase de adhesión de negocios turísticos, lo que se hará efectivo, según Rafael Ruiz, en torno al mes de marzo, tras la reunión de un comité formado por representantes de del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

La Asociación de Turismo de la Sierra Norte

La Asociación de Turismo de la Sierra Norte tendrá un papel muy significativo en el desarrollo del programa, ya que tal y como indica su presidenta, Isabel Bencheraud, el organigrama exige la existencia de un “ente promotor ” para impulsar la adhesión de establecimientos al mismo.

En este sentido, explica que, para llegar hasta aquí, las empresas han tenido que rellenar un completo formulario y asumir una serie de compromisos voluntarios a uno o tres años, como por ejemplo, apostar por energías renovables; adoptar medidas de ahorro de agua; utilizar productos respetuosos con el medioambiente o promover buenas prácticas  en el desarrollo de sus actividades de naturaleza, entre otros.

Los establecimientos también se comprometen a formalizar su suscripción a la Asociación de Ecoturismo de España y al Club de Ecoturismo que, en palabras de Bancheraud, “sería el escaparate del destino” a través de su página web “Soy Ecoturista”, donde se recoge un apartado con todos los territorios adheridos y los negocios que operan en los mismos: “De esta manera, el viajero  tiene un portal específico para buscar un destino sostenible, con negocios turísticos también sostenibles, ya sean alojamientos, empresas de turismo activo o cualquier actividad que esté dentro del territorio y que cumpla con los objetivos de la Asociación de Ecoturismo”.

La presidenta de los empresarios turísticos de la Sierra Norte entiende que la Red Natura 2000 puede ser “un aliciente” para promocionar un turismo respetuoso con el entorno en un espacio natural relativamente joven, que todavía se está cimentando como destino y, en este sentido, valora la importancia de este proyecto “también para sensibilizar a los negocios, de acuerdo con criterios de sostenibilidad, porque los recursos son finitos y tenemos que fomentar actitudes y usos responsables”.

Compartir en Redes sociales