• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Provincia

Sanz Núñez presentó sus conclusiones en la Universidad de Granada junto con otras siete tesis que rivalizan sobre su procedencia

Alfonso Carlos Sanz Núñez junto al coordinador de las investigaciones, José Antonio Lorente, catedrático de Medicina Forense de la Universidad de Granada.

M.P.

¿Era Cristóbal Colón alcarreño? ¿Es posible que este marinero, al que los libros de historia atribuyen un origen genovés sea en realidad nieto de Don Diego Hurtado de Mendoza, Almirante de Castilla? Es lo que sostiene una tesis muy bien fundamentada, iniciada por Ricardo Sanz García y continuados por su hijo, Alfonso Carlos Sanz Núñez, autor del libro “Don Cristóbal Colón, Almirante de Castilla”, que establece el nacimiento de Cristóbal Colón en Espinosa de Henares, el 18 de junio de 1435, y que ahora tiene una seria oportunidad de demostrar si realmente sus restos fueron enterrados en la Iglesia de Santa María de los Remedios de Cogolludo.  

Cristóbal Colón falleció el 20 de mayo de 1506 y la fecha en la que se celebra su 515 aniversario parece muy propicia para generar expectación en torno al proyecto “Colón ADN. Su verdadero origen”, que alcanza su recta final. Se trata de una investigación liderada por José Antonio Lorente, catedrático de Medicina Forense de la Universidad de Granada, que pretende aprovechar los avances en las técnicas de análisis de ADN para cotejar los restos atribuidos a Cristóbal Colón, su hijo Hernando y su hermano, Diego, con los correspondientes a algunas de las teorías más o menos fundamentadas sobre el origen del marinero. La noticia ha corrido pronto como la pólvora y de ella se han hecho eco multitud de medios de comunicación, tanto españoles como extranjeros.

Entre los restos que se van a analizar se encuentra un conjunto exhumado en octubre de 2019 en la iglesia de Santa María de los Remedios de Cogolludo, donde se piensa que podría estar enterrado el marinero y su madre, según la tesis Alcarreña, Doña Aldonza de Mendoza.

Tal y como explica Alfonso Carlos Sanz, los resultados correspondientes a los estudios antropológicos parecen indicar que se trata de ocho individuos diferentes, entre los que se encontraría una mujer.

El último paso, la prueba definitiva, consiste en el análisis de ADN a partir de varios laboratorios independientes de Europa y América, concretamente en Florencia, Texas, y México, además de los realizados por la Universidad de Granada, cuyos resultados podrían desvelarse el próximo 12 de octubre, coincidiendo con el aniversario del Descubrimiento de América, a través de un documental que está desarrollando el director Regis Francisco, con la producción de Televisión Española y Story Producciones.  

El responsable de esta tesis, Alfonso Carlos Sanz Núñez ha participado en una reunión de expertos celebrada en la Facultad de Medicina de Granada donde tuvo la oportunidad de presentar las conclusiones de las investigaciones empezadas por su padre, que compiten con otras siete hipótesis, tres de ellas en Portugal y las otras cuatro en Valencia, Galicia, Navarra y Mallorca.

La tesis alcarreña sostiene que Cristóbal Colón sería nieto de Don Diego Hurtado de Mendoza, Almirante de Castilla, y nacería en Espinosa de Henares, el 18 de junio de 1435. Una historia repleta de pasiones, dramas e intrigas que llevarían a un Cristóbal Colón niño a ser criado en el ostracismo del Convento Jerónimo de San Bartolomé en Lupiana, para evitar correr la misma suerte que su hermano gemelo, supuestamente asesinado a manos de su tío, el marqués de Santillana. Los motivos por los que el marqués, Don Íñigo López de Mendoza, pretendía su muerte tienen que ver con la rica herencia de su madre, Doña Aldonza de Mendoza, que fallecería en el parto. Precisamente, el Decano de Guadalajara publicaba recientemente un artículo desentrañando algunos de los puntos más relevantes de esta tesis.   

Para Alfonso Carlos Sanz Núñez, los resultados de las pruebas de ADN podrían llevar a las siguientes conclusiones: “De coincidir los análisis de uno de los cuerpos allí enterrados con el de la mujer, los identificaría como madre e hijo. Si ambos también coinciden con los restos de Hernando Colón, que no se han movido de la catedral de Sevilla, sería la prueba definitiva del lugar en el que se encuentra enterrado el Almirante”. No obstante, considera que de no producirse estas concordancias “habremos descartado uno de los lugares de su posible enterramiento, pero ello no será motivo para descartar ninguno de los documentos y hechos estudiados en este trabajo para su identificación”.

Sin embargo, son varias las hipótesis que se están estudiando en relación a una de las figuras más enigmáticas de la historia, cuyos orígenes han sido una recurrente fuente de polémica.

Retrato de Cristóbal Colón

Mallorquín, navarro, valenciano, gallego o portugués, las distintas hipótesis que compiten con la alcarreña

Según las distintas hipótesis, Cristóbal Colón podría haber nacido Felanitx (Mallorca) en 1460 y ser hijo natural de Don Carlos, Príncipe de Viana, hermano del Rey Fernando el Católico, y de la mallorquina, Margalida Colom, motivo por el cual bautizaría con el nombre de su madre la Isla Margarita en Venezuela, en 1498, dejando escrito en mallorquín “Margalida”. También podría ser valenciano e hijo de una familia de judíos conversos. Concretamente, este estudio señala que su padre podría ser un emigrante de la Liguria, perteneciente al clan de los Gavoto de Savona, que a su llegada a Valencia en torno a 1445, establecieron empresas de tejidos de seda, brocados y molinos de papel.

También se teoriza sobre su origen gallego, cuya familia tendría su casa en Pontevedra; o de la Baja Navarra, nacido en la localidad de Ainza, actualmente conocida como Ainhice Mongelos.

Las teorías portuguesas postulan que el Almirante era un corsario portugués, Pedro Ataíde, cuya biografía coincide en algunos aspectos con la de Colón; hijo bastardo de una princesa portuguesa, Leonor de Aviz, con Don João Menezes da Silva, en el momento en el que se estaba negociando su matrimonio con el emperador Frederick III; o espía al servicio del rey Juan II de Portugal e hijo de Don Fernando, duque de Beja y Viseu, y de Isabel Gonçalves Zarco, con ascendencia judía y genovesa.

Compartir en Redes sociales