El alcalde, Borja Castro, valora el enorme éxito de las jornadas “La Mayor Historia de Alcocer” en torno a la figura de Doña Mayor Guillén de Guzmán, amante del monarca y fundadora del Convento de las Clarisas de la localidad

M.P./El Decano

La localidad de Alcocer ha llegado al culmen de los actos conmemorativos del VIII Centanario del Nacimiento del Rey Alfonso X El Sabio con “La Mayor Historia de Alcocer” que a lo largo de todo el fin de semana recordó el capítulo más romántico de la vida del célebre monarca, encarnado en la figura de Doña Mayor Guillén de Guzmán, con un nutrido programa de actividades culturales y de ocio.

El alcalde de la localidad, Borja Castro, valora el “enorme éxito de las jornadas” con una gran afluencia de público a lo largo de todo el fin de semana, que ha llenado las calles y el aforo de todos los actos programados de personas procedentes no sólo de los municipios de alrededor y Guadalajara, sino también de otros puntos de geografía española. “Hemos llenado en tan sólo dos días, en tres ocasiones, la Catedral de la Alcarria, que ya de por sí tiene una capacidad de 400 personas sentadas, pero no se cabía ni de pie. La hemos llenado de cultura, de música, de teatro”, indica el primer edil.

“Hemos puesto en el mapa a Alcocer contando su historia y recuperando nuestras raíces”, ha puesto de manifiesto en declaraciones a El Decano de Guadalajara.

En este sentido, Castro valora también el impacto económico que ha tenido este gran evento, con las calles, plazas, bares, terrazas y restaurantes llenos y adelanta que estas jornadas “nos ponen en la pista y siembran la semilla para seguir reivindicando en torno a las mismas fechas del mes de julio la historia de Alcocer”.

Además del tradicional mercado medieval, se inauguraba el Museo ‘La huella del rey Alfonso X El Sabio en Guadalajara” en una de las capillas de la conocida como Catedral de la Alcarria, que está presidido por una réplica del sepulcro de Doña Mayor Guillén de Guzmán, desaparecido durante la Guerra Civil.

En el capítulo académico, tuvieron lugar varias conferencias sobre la figura de Alfonso X y su vinculación con la provincia de Guadalajara y, por supuesto, con el episodio que vincula al monarca con Alcocer. De esta manera, Plácido Ballesteros, profesor asociado del Área de Historia Medieval de la Universidad de Alcalá de Henares habló sobre ‘El reinado de Alfonso X a través de los documentos conservados en los archivos municipales de la provincia de Guadalajara’; El cronista oficial de la provincia, Antonio Herrera Casado, trató la ‘Historia del Convento de Santa Clara de Alcocer’, y David Arbersú, profesor Titular de Español del ‘Department of World Languajes, University of South Florida’, cruzó el atlántico para profundizar sobre los ‘Documentos sobre Doña Mayor Guillén de Guzmán en Estados Unidos’.

El acto más significativo fue la representación de “La Mayor Historia de Alcocer” a cargo de los propios vecinos del municipio, con un guion original, quienes además elaboraron el vestuario y el attrezzo de la obra.

Los actos se complementaron con un torneo de ajedrez y un concierto en el que se interpretaron las Cantigas de Alfonso X, a cargo de Musicantes, bajo el patrocinio de la Fundación Siglo Futuro.

‘Una historia de amor imposible

Alcocer forma parte de la Red de Pueblos y Ciudades Alfonsíes, constituida el pasado 23 de noviembre en Toledo para resaltar la figura histórica de Alfonso X el Sabio. “A Alcocer le toca la parte más bonita, la historia de amor imposible entre Alfonso X y doña Mayor Guillén de Guzmán, una cortesana que vivía en Sevilla y era trece años mayor que el rey, de la que quedó prendado”, ha explicado Borja Castro.

Tras casarse Alfonso X en un matrimonio de Estado y tener descendencia, doña Mayor Guillén de Guzmán tuvo que abandonar la Corte y se retiró en Alcocer, donde fundó el convento de las Clarisas y residió hasta su muerte. El rey creó un señorío para ella que fue el origen de la Casa del Infantado de Castilla.

Compartir en Redes sociales