Este sábado, 20 de agosto, tendrá lugar un ciclo de conferencias a cargo de las investigadoras Marisa Cerdeño y Marta Chordá

El Decano

El próximo 27 de Agosto se cumplen 100 años de la muerte de D. Enrique Aguilera y Gamboa, marqués de Cerralbo, persona que a pesar de su trascendencia para la investigación arqueológica y el descubrimiento de la Cultura Celtibérica no ha sido lo suficientemente reconocido.

Carlista, noble de nacimiento y senador por derecho propio, tuvo en la arqueología su pasión, actividad que fue extendiendo desde su residencia veraniega en Santa María de Huerta hacia las tierras de Zaragoza, Soria y Guadalajara. Fue precisamente en esta última provincia donde llevó a cabo los más importantes descubrimientos, entre los cuales se encontraban los cementerios celtibéricos de Luzaga y de Aguilar de Anguita.

Desde 1911 a 1916, desde la siega a la siembra, Cerralbo iniciaba excavaciones arqueológicas contratando a obreros de las mismas localidades, para los cuales la arqueología pasó de ser una actividad desconocida a ser reconocida y gratificada. De aquellos tiempos se conservan impresionantes fotografías de los campos de estelas, noticias en las publicaciones de la época y materiales en el Museo Arqueológico Nacional.

Desde la Asociación de Amigos de la Celtiberia, algunos de los cuales se dedican al estudio científico del mundo celtibérico, decidieron contactar con otras asociaciones de los territorios donde desarrolló su actividad y con el Museo Cerralbo y su Patronato para celebrar el centenario y divulgar su trabajo y el impacto que tuvo en el conocimiento y defensa del patrimonio. Pocas personas saben que fue uno de los artífices de la primera ley de Excavaciones y Antigüedades que se promulgó en España (1911).

Tras la inauguración del ciclo en el Convento de Santa María de Huerta y la primera conferencia sobre la necrópolis de Arcóbriga ahora el epicentro de la celebración se desplaza a Guadalajara. Luzaga será escenario de un ciclo de conferencias el sábado 20 de agosto, en el que intervendrán María Luisa Cedeño y Marta Chordá, investigadoras especialistas en la Cultura Celtibérica que han desarrollado su carrera en la comarca de Molina.

Como complemento, el mismo 27 de agosto D. Rafael Pascual, párroco de Anguita,  celebrará una misa en la Ermita del Robusto de Aguilar de Anguita, uno de los parajes más emblemáticos de la comarca que Cerralbo tuvo la oportunidad de explorar.

Si en Luzaga, Aguilar de Anguita, Garbajosa, Clares, Turmiel, Padilla, Hortezuela de Océn, Torresaviñán, Hijes, Carabias, Alcolea de las Peñas, La Olmeda de Jadraque, El Atance … sabemos cómo éramos hace más de 2000 años es, en parte, gracias a él.

El ciclo-homenaje del centenario concluirá el día 24 de Septiembre en Gótor cuando se le entregue la tésera de hospitalidad a título póstumo dentro del marco de las Jornadas de la Celtiberia Literaria y Creativa.

Compartir en Redes sociales