• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Opinión

Resu Lorenzo (*)

Tengo la suerte de compartir día a día con mujeres: en el trabajo, con mi círculo de amigas, en mi familia etc. Esto, a primera vista no parece ser algo especial, nos pasa a todas. Sin embargo, sí que puedo afirmar que, gracias a mi profesión, he conocido a mujeres con una valentía increíble. Con la fuerza y la ilusión suficiente para hacer de sus sueños una realidad, y no sólo eso, sino su medio de vida. Las mujeres hemos dado pasos de gigante y esto es innegable. Estamos a las puertas de celebrar otro 8M, este año diferente. Diferente porque la mujer ha tenido un protagonismo especial durante 2020, que se ha convertido en una carrera de obstáculos entre conciliación laboral, ERTES, protagonismo de las mujeres en el ámbito sanitario, y un largo etc.

Este día debe servir para reivindicar la igualdad entre mujeres y hombres. Y, afortunadamente, he tenido la suerte de rodearme de personas que ponen en práctica en su día a día iniciativas que rompen barreras, que estallan techos de cristal y que caminan en pro de esa igualdad. Lo hacen sin ruido, sin grandes aspavientos, y lo hacen de la mano, tanto de hombres como de mujeres.

Dicen que hay mujeres que son Superwoman. Y yo les digo que todas los somos. Tanto la que elige, libremente, que su trabajo está en casa, como la que decide no tener hijos, la que decide no casarse, o la que decide emprender sola o de la mano de una amiga, de su marido, etc. Todas las mujeres somos Superwoman porque cada logro, cada objetivo que alcanzamos supone derribar una cifra, romper un techo, supone satisfacción.

En esta antesala al día de la mujer, quiero dar las gracias a todas las mujeres que forman parte de mi vida, y a las que están por llegar. ¡Feliz día a todas!

(*) Economista-gestora adtiva. Co-fundadora de Parlorenzo

Compartir en Redes sociales