• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Portada

La Policía Nacional desarticula una organización criminal y detiene a nueve personas en Alovera y Alcalá de Henares

Paquetes de la heroína intervenida

El Decano

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal que introducía en España una gran cantidad de heroína desde Holanda, escondida en sacos cemento y arena, que era extraída en naves industriales situadas en Alovera. Como fruto de la operación denominada “Nessum Dorma”, coordinada por el Juzgado de Instrucción número 1 de Alcalá de Henares, se ha detenido a uno de los principales capos europeos dedicados, presuntamente, al tráfico de heroína.

En total, nueve personas han sido detenidas en las localidades de Alcalá de Henares y Alovera, en las provincias de Madrid y Guadalajara, a quienes se les ha intervenido más de 26 kilogramos de heroína, 31.110 euros, cinco automóviles y 20 terminales telefónicos. El principal detenido, líder de la organización y asentado en la ciudad neerlandesa de Róterdam, fue arrestado tras desplazarse a España para coordinar personalmente la transacción de una importante partida de heroína.

El GEO llevó a cabo el asalto de las naves donde camuflaban la droga e, inmediatamente después, se llevaron a cabo las entradas y registro en las viviendas de seguridad que utilizaban para ocultarse

Tráfico internacional de heroína a gran escala

La investigación comenzó a mediados del pasado año cuando los agentes centraron una organización criminal dedicada, presuntamente, al tráfico internacional de heroína a gran escala, con estructura tanto en España como en otros países.

El conocimiento de la existencia de esta organización se obtuvo gracias a investigaciones anteriores, llevadas a cabo en el año 2019, que acabaron con la detención de un individuo de origen turco que fue detectado en compañía de un sujeto para el que trabajaba, y cuya identidad era desconocida. Con el avance de la investigación, se pudo averiguar que ese anonimato no era causal sino consecuencia de las importantes medidas de seguridad que mantenía, entre ellas evitar pernoctar en hoteles, hacer uso de viviendas a nombres de terceros, utilizar diferentes identidades o utilizar teléfonos encriptados. Finalmente, los agentes averiguaron su identidad y constataron que se trataba de uno de los principales capos del tráfico de heroína en Europa, con residencia en Róterdam.

También se comprobó que realizaba frecuentes viajes entre Países Bajos, Turquía y España con el objetivo de planificar las importaciones de heroína, evidenciándose que, presuntamente, lideraba una de las organizaciones dedicadas al tráfico de esta sustancia más importantes en el plano internacional. Concretamente se encargaba de coordinar y dirigir todas las estructuras criminales asentadas en los diferentes países en los que traficaba con esta sustancia, contando con una persona de su confianza para la ejecución de todas sus órdenes en todos los países implicados, entre ellos España. 

En nuestro país su persona de confianza era un compatriota suyo, con antecedentes por tráfico de drogas, y que llevaba una vida rutinaria y aparentemente normal en Alcalá de Henares, donde pasaba completamente desapercibido regentando una cerrajería mientras, realmente, planificaba nuevas operaciones de narcotráfico. 

Un matrimonio español iba a recibir el primer envío de la droga

A principios de este mes de mayo, los investigadores detectaron un envío de heroína camuflado en carga legal de sacos de cemento y arena, transportados por empresas de transporte desde Países Bajos hasta una de las naves gestionadas por la organización. Posteriormente, los agentes detectaron la llegada de un matrimonio de Parla, conocido por la Policía Nacional por su vinculación con el tráfico de drogas, quienes se iban a hacer cargo de este primer envío de heroína. 

Tras introducir dos bolsos de viaje en el maletero del automóvil que este matrimonio conducía, se procedió a su interceptación cuando abandonaban la nave, interviniéndose 20 paquetes de dicha sustancia con un peso total de más de 26 kilogramos de heroína.

Seguidamente, el GEO de la Policía Nacional ejecutó el asalto a las naves industriales donde se había recibido el cargamento de heroína, procediéndose a la práctica de entrada y registro de las mismas. Posteriormente se llevó a cabo la detención del resto de integrantes de la organización, entre ellos el propio líder.

Pretendían introducir nuevos cargamentos de forma semanal

Del mismo modo, se pudo averiguar que la organización criminal tenía planeado introducir en España de forma semanal más cargamentos de heroína con métodos similares, lo que hubiera supuesto una capacidad operativa de unos cien kilogramos mensuales de heroína. Igualmente, se practicaron diferentes registros en cinco viviendas y dos comercios gestionados por la organización, incautándose diferentes cantidades de dinero en efectivo y numerosos terminales telefónicos, varios de ellos encriptados.

Concretamente, la operación ha finalizado con la incautación de 26,3 kilogramos de heroína, 31.110 euros en efectivo, cinco automóviles y 20 terminales telefónicos, siendo detenidas un total de nueve personas procedentes de Turquía, Bulgaria, Rumanía y España. Tras su puesta a disposición judicial, siete de ellos han ingresado en prisión.

Compartir en Redes sociales