Los consejeros de Agricultura de CLM y Aragón suscribirán un documento de intereses comunes de cara a la futura PAC

El consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, informa acerca de los acuerdos del Consejo de Gobierno relacionados con su departamento. (Fotos: D. Esteban González // JCCM)

El Decano

Los consejeros de Agricultura de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, y de Aragón, Joaquín Olona, van a suscribir el viernes un documento de intereses comunes de cara a la futura PAC que se está negociando en estos momentos. Ambas comunidades suponen, dentro de esta política común, el 25 por ciento del territorio nacional.

Así lo ha informado el consejero de CLM, quien ha dado cuenta de los acuerdos adoptados en el Consejo de Gobierno, donde ha adelantado que el encuentro con el consejero aragonés se producirá en Toledo. Y allí se hablará de la defensa de la ganadería extensiva y otros aspectos como la convergencia de las ayudas, para que los agricultores y ganaderos “estén donde estén sus explotaciones, tengan un trato igual” y “que no haya injusticias dentro de la PAC, y se apueste por la agricultura familiar, que representa la esencia de la economía rural en nuestras comunidades”, ha dicho.

Martínez Arroyo se ha referido a que la ganadería en extensivo es una prioridad para para Castilla-La Mancha en la nueva PAC, y en este sentido se quiere que “la mayor parte de ayudas acopladas vinculadas a la producción” se dediquen a ella.

Ayuda pionera en España

Muestra de esta relevancia, ha dicho, el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado hoy las bases y la convocatoria de una ayuda pionera a nivel nacional para el vacuno de carne en extensivo, que se une a las ya puestas en marcha de ovino y caprino. Serán 12 millones para los años de transición de la PAC (2021 y 2022) del que se podrán beneficiar alrededor de 1.100 ganaderos, también los de lidia, todos importantes para el territorio por el componente medioambiental de este tipo de ganadería, “que moldea el paisaje y genera territorio en Castilla-La Mancha”, ha señalado.

De esta manera, estos 12 millones unidos a los 64 ya puestos a disposición de los ganaderos de ovino y caprino, hacen un total de 76 millones en ayudas agroambientales a la ganadería extensiva de Castilla-La Mancha desde el año 2015.

Los ganaderos tendrán hasta el 15 de mayo, periodo en el que está abierto el plazo para hacer la solicitud de la PAC, para realizar la petición.

Entre los requisitos para acceder a estas ayudas, pioneras a nivel nacional, se encuentran ser titular de explotación ganadera extensiva de bovino de más de 30 UGM (unidad ganadera mayor) con clasificación zootécnica reproducción o mixta. El importe unitario de la ayuda anual es de 30 euros por hectárea de superficie, pudiéndose alcanzar hasta los 6.000 euros anuales de ayudas por anualidad.

Defensa hídrica de la España interior

El consejero, además, ha dado cuenta de la autorización, por parte del Consejo de Gobierno, de un nuevo recurso por el trasvase, en este caso, el realizado en noviembre de 2020 de 13 hectómetros cúbicos. Se sigue así con la coherencia que se viene poniendo en práctica desde el inicio de legislatura pasada por parte del Ejecutivo regional, recurriéndose ya, con este, 44 trasvases realizados en base al memorando que en su día firmó Cospedal.

Además, en la reunión se han presentado los avances que en esta materia se están dando, como el borrador del Real Decreto por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que rebajaría de los 38 actuales a 27 hectómetros cúbicos el máximo trasvasable cuando los embalses de Entrepeñas y Buendía estén en nivel 2.

Ésto, ha dicho Martínez Arroyo hoy, “es un avance importante”, agradeciendo el compromiso de la propia ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, quien incidió recientemente en su visita al Parque Nacional de Cabañeros en que se iba a seguir adelante con el Real Decreto. Si esta norma hubiera entrado en vigor hace cuatro meses, ha dicho, “se hubieran dejado de trasvasar 44 hectómetros cúbicos al Levante”.

El consejero ha calificado este hecho de un “pequeño avance” que “cristalizará” con la nueva planificación hidrológica y la inclusión de los caudales ecológicos. En este sentido, ha expresado, que lo que se defienden son “los intereses de la gente de nuestra España interior que tienen derecho a que el agua que están donde viven les ayude a poner en práctica proyectos de vida y vivir en el medio rural de manera voluntaria”.

Una defensa de un modelo de desarrollo sostenible en España vinculado, en muchos casos a una agricultura social. “No se trata de una guerra entre comunidades autónomas”, ha esgrimido, “sino un planteamiento de modelo de desarrollo sostenible de nuestro país, de esa España interior, que conocemos tan bien en Castilla-La Mancha”, ha subrayado.

1,4 millones para analizar aguas de 460 depuradoras

También hoy se ha aprobado un contrato por 1,4 millones para realizar las analíticas al agua procedente de las 460 depuradoras existentes en la región, un encargo para la agencia del Agua. Se analizará esta agua que se vierte a los cauces, para ver si hubiera que realizar intervenciones de depuración específica en algunos puntos de la red.

En esta línea, ha enlazado, que se van a construir 24 depuradoras antes de terminar la legislatura con una inversión de 57 millones, siendo un esfuerzo inversor importante para resolver la situación en la gestión de las infraestructuras del agua, apostando por la economía circular, ha finalizado. Entre estas depuradoras se encuentra la de Sigüenza.

Compartir en Redes sociales