El presidente ha agradecido a Araceli y Mónica su disposición y actitud, ya que “han ofrecido seguridad”

El presidente, con el consejero de Sanidad, recordó a los fallecidos por la Covid-19, considerando que la vacunación es “el mejor homenaje” que se les puede hacer.

El Decano

“Vacunarnos es protegernos a nosotros mismos y a la sociedad en su conjunto y es el mejor homenaje que podemos rendir a los que ya no están”. Son las palabras del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, quien compareció desde el Palacio de Fuensalida con la finalidad de lanzar un mensaje de aliento, ánimo y esperanza en el día en que han comenzado a dispensarse las primeras dosis de la vacuna contra la Covid.

Proceso que, recordó, comenzó en Guadalajara, en concreto en la residencia Los Olmos, donde Araceli y Mónica, una usuaria y una trabajadora del centro, fueron las primeras españolas en recibir la inyección. Dos mujeres a las que el presidente autonómico ha agradecido su disposición y actitud, ya que “han ofrecido seguridad y han estimulado a toda la ciudadanía para que se produzca la vacunación universal”, indicó, al tiempo que destacaba que la primera experiencia en la ciudad ha sido “un éxito discreto” que debe invitar a la sociedad a vacunarse.

Junto al consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, el jefe del Ejecutivo autonómico ha invitado a toda la sociedad a “prescindir del miedo” ya que “la vacuna es el principio de la solución”, apuntaba. Además, destacaba que antes de las tres y media de la tarde, todos los usuarios y trabajadores de la residencia ‘Los Olmos’ estarían vacunados. Al menos todos los que lo deseaban, concretamente y como aseguraba la directora de la residencia, casi el 87,5% de los residentes y casi el 99% de los profesionales en plantilla.

“El principio del fin”

“Hay que vacunarse porque es el principio de un final que estamos esperando”, aseguraba Marina Vadillo ante las puertas de la residencia, quien aclaraba que tanto la residente como la profesional se encontraban perfectamente.

En este orden de cosas, García-Page también aprovechaba su comparecencia para tener palabras de reconocimiento hacia la gestión del Gobierno de España y las autoridades de la Unión Europea en el reparto e inoculación de la vacuna, que “debe servir para que recuperemos la normalidad. Por favor, vacúnense”, ha incidido.

Dosis en Castilla-La Mancha

Son un total de 219.000 las dosis que se van poner a lo largo de las próximas semanas en Castilla-La Mancha. Si bien, el presidente explicó que se hará de una manera ordenada tal y como requieren los protocolos sanitarios. Así mismo, garantizaba que toda la población recibirá su vacuna en el orden que le corresponda.

En este sentido, recordó que las tres vacunas que se repartirán en todo el país también lo harán en Castilla-La Mancha e “incluso alguna de ellas puede que se fabrique en esta región”, desveló.

El presidente de Castilla-La Mancha tuvo un emotivo recuerdo para los fallecidos a causa de la Covid’19 y se mostró convencido de que la vacunación es el mejor homenaje que se les puede hacer, a ellos y a todo el personal socio sanitario que ha trabajado duramente en los peores momentos de la pandemia.

Del mismo modo, ha invitado a la vacunación, reconociendo que “no se puede bajar la guardia”. También garantizaba que hay “personal y dosis suficientes para todos”.

Las últimas palabras de Emiliano García-Page han sido de esperanza para el año que comienza, “porque empieza con la solución, pero no debemos olvidar el 2020”, concluía.

Compartir en Redes sociales