La Junta ha ofertado 67 cursos con más de 1.700 plazas para voluntarios de Protección Civil, según el director general

El Decano

 El Gobierno regional ha destacado su compromiso con las 236 agrupaciones de voluntarios y voluntarias de Protección Civil de Castilla-La Mancha, que se materializa en la mejora y refuerzo de la formación que ofrece cada año la Escuela de Protección Ciudadana y en las convocatorias anuales de ayudas para dotar de medios materiales y uniformidad a sus más de 4.000 integrantes.
 
Así lo ha resaltado en Cuenca el director general de Protección Ciudadana, Emilio Puig, durante el acto de entrega de los diplomas del Curso de Formación Básica de Protección Civil, que en las tres últimas ediciones han superado un total de 81 personas pertenecientes a 13 agrupaciones de la provincia de Cuenca, y que tuvo lugar en la tarde de ayer en el salón de actos de la Delegación Provincial de Hacienda y Administraciones Públicas.

Refuerzo de la oferta formativa

El director general ha hecho hincapié en que este colectivo lleva a cabo “un amplio espectro de intervenciones” y en que esto obliga a la Escuela de Protección Ciudadana de Castilla-La Mancha, dependiente de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, a programar un variado abanico de actividades y a mejorar y reforzar su oferta formativa cada año para dar respuesta a las necesidades.
 
En este punto, ha concretado que este año el Gobierno regional ha ofertado un total de 67 cursos, con más de 1.700 plazas, que dotarán a las personas participantes de las capacidades necesarias para ejercer su labor. Todo ello con el objetivo de que los voluntarios y voluntarias de Protección Civil alcancen “un alto nivel de cualificación en sus actuaciones” y de lograr una mejor asistencia a la ciudadanía, así como una mayor eficacia en el apoyo que prestan a otros grupos de intervención.
 
De toda la oferta formativa, Puig ha puesto el acento en los cursos de transporte sanitario, atención sanitaria a múltiples víctimas y catástrofes, atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales, reanimación cardiopulmonar (RCP) y utilización del desfibrilador automático (DEA).

Más de dos millones de euros en ayudas

También ha incidido en el apoyo que las agrupaciones de Protección Civil reciben por parte del Ejecutivo autonómico a través de convocatorias de subvenciones anuales dirigidas a los ayuntamientos y destinadas a la adquisición de uniformes y de medios materiales para atender situaciones de emergencia, lo que ha supuesto que en los últimos seis años el Gobierno regional haya destinado más de dos millones de euros en ayudas.
 
El director general de Protección Ciudadana ha subrayado, asimismo, que el pasado año el Servicio de Emergencias 1-1-2 recibió 1.407.730 llamadas, de las cuales 668.650 fueron procedentes, y ha detallado que las agrupaciones de Protección Civil fueron activadas en 5.244 ocasiones, lo que supone el doble de veces que durante el año 2019 y el dato anual más alto desde que hay registros, con una media de 14 activaciones diarias.
 

Compartir en Redes sociales