Enorme partido del Dínamo Guadalajara ante el líder que, sin embargo, solo le valió para sumar un punto (2-2).

Gran partido de las verdinegras ante el Atlético. Foto: Dínamo Guadalajara.

Juanjo Ortega

Gran mañana de fútbol en el Jerónimo de la Morena y gran partido el que ofreció el Dínamo Guadalajara ante el líder del Grupo V de la Primera Nacional. Solo hubo un ‘pero’, el hecho de que las verdinegras terminaron empatando a pesar de que rozaron la victoria con la yema de sus dedos.

Con todo, con partidos como el de este domingo es bastante probable que las alcarreñas logren el objetivo de la permanencia.

De hecho, el filial del Atlético del Madrid se las vio y se las deseó para rascar algo positivo de su visita. Los 25 puntos que separaban a unas y otras en la clasificación se quedaron en nada cuando el árbitro señaló el inicio del partido.

Durante los primeros 20 minutos, el Dínamo apabulló a su oponente y generó varias acciones de peligro, mención especial para el disparo de Arancha Leotte que besó el larguero visitante en el minuto 14.

Mediado el primer acto, las rojiblancas cogieron algo de aire y empezaron a visitar el área de Hache. Parecía que el ímpetu verdiblanco se había evaporado, pero Horche desató la alegría al embocar a la red un balón suelto tras una falta lateral a cinco del ecuador. Eso sí, la alegría duró un suspiro, lo que tardó el colegiado en anular el gol por fuera de juego de la alcarreña.

Así las cosas, el descanso llegó con empate a cero en el marcador. A la vuelta, el Atlético de Madrid empezó mordiendo. El líder no quería más sorpresas, pero se topó con el 1-0, en este caso legal tras un gran centro de Lucía Delgado que cabeceó a la red Arancha Leotte. Era el minuto 53 y el Dínamo se vino arriba. Bea Torija tuvo el 2-0, pero lo que llegó fue la polémica ya que el Atlético de Madri empató por medio de Aitana Martínez en una acción en la que el Jerónimo de la Morena reclamó fuera de juego.

Todo comenzaba de nuevo, pero el Dínamo ya se creía capaz de todo. La mejor prueba de ello fue la tremenda jugada ‘maradoniana’ que firmó Lucía Delgado por el costado derecho. Su asistencia la agradeció Arancha Leotte para anotar el segundo en el minuto 65.

La utopía parecía cada vez más posible, pero el sueño se convirtió en pesadilla en apenas unos segundos. Los que pasaron desde que Bea Torija se internó por izquierda y centró para el remate a la madera de Lorena Monge y el ataque posterior del Atleti que acabó con un centro chut de Patricia Camacho que se coló en el marco verdinegro y devolvió la igualdad al marcador en el minuto 86.

Bea Torija, ya en el descuento, tuvo la última para el Dínamo Guadalajara, pero la arquera visitante detuvo su lanzamiento en dos tiempos.

Ahí se acabó el partido. Un empate que, mirando la tabla es soberbio para las de Santiago Encinar, pero que, tras lo visto en el terreno de juego, deja un regusto amargo. Menos mal, que con el paso de las horas y los días, ese amargor dará paso a una sensación positiva: jugando así, la permanencia será mucho más fácil de conseguir.

Compartir en Redes sociales