Hablamos con Sara Simón, concejal de Festejos, sobre la nueva iluminación navideña y otras iniciativas del Ayuntamiento de Guadalajara

Sara Simón, Concejala de Festejos.

G.A/C.I

La luces de Navidad han inundado Guadalajara, y durante estos días es fácil ver a los alcarreños por la noche disfrutando de la nueva iluminación que encontramos por nuestras calles.

Sara Simón es 2º Teniente de Alcalde y Concejala de Festejos del Ayuntamiento de Guadalajara

Ya llevamos unos días con las luces de Navidad por toda la ciudad, de hecho hay gente todos los días por la calle y están disfrutando de ellas ¿Cómo ha sido la reacción con esta nueva iluminación?

La gente está entusiasmada por cómo está la ciudad, de hecho el comentario más generalizado es que nunca se había visto Guadalajara así, con una iluminación acorde a una capital de provincia. Es evidente que cuando quieres dar un salto de calidad esto requiere un esfuerzo económico. Desde el ayuntamiento entendíamos que este año era especialmente importante, un año muy duro donde mucha gente no ha podido trabajar.

Sabemos que las navidades mueven la economía y queríamos que estas navidades la gente pudiese salir con seguridad, a nuestros comercios locales y a nuestros bares. Porque no olvidemos que nuestro comercio y hostelería está haciendo un esfuerzo muy importante para adecuar sus espacios para que sean lugares seguros, y por tanto es obligación de las administraciones poner todo de nuestra parte para que esta campaña sea buena y próspera para ellos.

Calle Miguel Fluiters

Lo que habéis hecho este año con las luces de navidad ¿Es lo que teníais pensado hacer desde el principio? ¿O la pandemia lo ha hecho especial?

Es lo que teníamos pensado hacer y muchas otras no se han podido realizar. Guadalajara tiene que empezar a cambiar la dinámica de los últimos años, ofrecer cosas diferentes. Esto es una declaración de intenciones de lo que queremos que la ciudad sea en un futuro, este año no puede venir gente de otras provincias, pero queremos que la navidad sea una oportunidad para la ciudad.

Estamos trabajando para el año que viene, queremos que Guadalajara esté en el mapa, que tenga unas navidades de las que se hable fuera de aquí.

«El año que viene, si la situación sanitaria nos lo permite, habrá más sorpresas»

Plaza Mayor

Otra de las iniciativas de este año ha sido la del trenecito que va por el centro de la ciudad

Esto ha sido una iniciativa particular, la gente está muy contenta. Son actividades y propuestas que nunca habían llegado aquí. Esta actividad la puedes encontrar en todas las provincias del país y ha tenido una buena acogida.

Iremos avanzando, seguramente el año que viene si la situación sanitaria nos lo permite, nos llegarán muchas más sorpresas.

¿Lo que más éxito está teniendo son los jardines del Palacio del Infantado?

Estamos muy satisfechos de cómo ha reaccionado la gente a la actividad de ‘Los Jardines Mágicos del infantado’, es una actividad que ha llegado para quedarse, y que se va a ir ampliando poco a poco. El palacio es el lugar más emblemático de nuestra ciudad, son unos jardines que no estaban en la posición que deberían de estar. Se les ha puesto estas navidades un espectáculo que visualmente está gustando a todo el mundo, ha tenido una gran acogida y la respuesta de la gente que pasa por allí lo evidencia.

Palacio del Infantado

«Queríamos que la gente estas navidades se sintiese segura saliendo a nuestros comercios locales»

Otra iniciativa que estáis llevando es el «Mundo Mágico de los Reyes Magos» que podrá visitarse del 2 al 5 de enero. La gente está pidiendo cita previa para poder coger sus entradas en la taquilla de la plaza Mayor. ¿Qué tal está funcionando la venta?

A día de hoy seguimos repartiendo entradas. Salió mucha gente a la calle el día que se pusieron a la venta, pero la taquilla se cerró cuando se atendió a la ultima persona en la fila y por tanto al día siguiente se reestructuró la forma de la venta.

Tendremos entradas hasta que se acaben, pero no debemos olvidar que la situación sanitaria es la que es y van a poder pasar 20.000 personas de las 87.000 que hay empadronadas en Guadalajara.

Hemos hecho un esfuerzo para poder poner esta actividad en marcha, debemos ser sensatos y cautos y si la situación sanitaria empeora deberemos replantearnos muchas cosas. Todo está sometido a la situación sanitaria.

Interior de los jardines del Palacio del Infantado