El alcalde ha llamado a la responsabilidad por estos eventos que en los últimos años se han celebrado con las calles abarrotadas

La prioridad será velar porque se cumplan las medidas de seguridad relacionadas con la pandemia.

El alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, ha llamado a la responsabilidad ante la llegada de los días 24 y 31 de diciembre, por los vermús que en los últimos años se han celebrado con las calles abarrotadas de personas.

“No se pueden realizar los vermús de los días 24 y 31 tal y como los conocíamos porque está prohibido”, ha asegurado.

Rojo ha recordado que la normativa no cambia del 23 al 24 de diciembre y que los bares y establecimientos de la ciudad podrán prestar servicio, pero siempre dentro de las restricciones impuestas para controlar la pandemia. “Nuestra obligación es controlar a través de la Policía Local que no existen en Guadalajara vermús multitudinarios”, aseguró.

De hecho, el alcalde ha avanzado que la Concejalía de Seguridad ultima un dispositivo policial que será parecido al de años anteriores, “aunque la prioridad será lógicamente velar porque se cumplan las medidas de seguridad relacionadas con la pandemia”.

En los próximos días se celebrará una reunión con representantes del mundo de la hostelería a quienes se les explicará que todos los establecimientos podrán prestar actividad respetando los aforos interiores y las capacidades exteriores de sus terrazas. “Todo lo que se salga de la normativa será sancionado”, ha zanjado el alcalde.

Compartir en Redes sociales