• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Provincia

En un año excepcionalmente duro, los Ribereños calculan que desde agosto del año pasado se han ahorrado 94 hm3 de envíos, lo que supondría estar ahora por debajo del umbral del Nivel 4, que temen alcanzar en otoño

El Decano

Como ya advirtieron, la Asociación de Municipios Ribereños está sufriendo un verano terrible. Si bien los abastecimientos están garantizados gracias a las inversiones realizadas, la situación de los embalses es apenas compatible con las exigencias turísticas. “Es muy difícil salir adelante así, necesitamos agua para ser competitivos”, lamenta su presidenta, María de los Ángeles Sierra, que por otro lado agradece la acción del Ministerio. “Podría ser mucho peor si no se hubieran empezado a tomar medidas, como la modificación de las reglas”.

Para Borja Castro, su vicepresidente, “el camino está claro, aunque lo estamos recorriendo a un ritmo más lento del que nos gustaría, desde agosto del año pasado hemos dejado de enviar al Levante 94 hm3 gracias al Gobierno de España, lo que nos hubiera situado en Nivel 4 en un año terriblemente duro por la escasez de lluvias”.

Entrepeñas y Buendía almacenan alrededor de 580 hm3, mientras que en la Región de Murcia continúan sin auditar las más de 18.000 balsas de riego reconocidas en sede parlamentaria. Una cifra que unida al excepcional balance hidrológico de los últimos 5 años, invitan a seguir recortando las cifras del Trasvase para no mandar agua de la España seca a la húmeda.

Compartir en Redes sociales