El meta Daniel Santamaría fue clave en la victoria del BM Guadalajara sobre el Nava (31-27).

Gran victoria del Balonmano Guadalajara en su regreso a la competición. Foto: JJOD.

Juanjo Ortega

El Balonmano Guadalajara regresó a la competición con victoria, un triunfo trascendental en la pelea por la permanencia y que tuvo como gran protagonista a Daniel Santamaría, el arquero de los morados que realizó intervenciones claves que decantaron la balanza a favor de los de Mariano Ortega.

Los alcarreños pueden volver a festejar un triunfo como locales casi tres meses después del último, si bien es cierto que los morados no jugaban desde diciembre. Y parece que el Balonmano Guadalajara acusó esa inactividad, arrancando un puntito por debajo del Nava. Los segovianos atacaban de forma mucho más fluida y defendían con mayor agresividad.

Afortunadamente, pronto entró en calor el cuadro alcarreño. A ello ayudó el tiempo muerto solicitado por el técnico local cuando Nava alcanzó su máxima ventaja de la primera parte (5-8, minuto 11).

Apenas cinco minutos más tarde, el Balonmano Guadalajara daba el comienzo a un nuevo partido con el 15-15 que anotaba Gallardo superado el ecuador de la primera parte.

No obstante, aún hubo que esperar algunos minutos más para que los morados disfrutasen de la primera ventaja del encuentro. Esta llegó cuando José Luis Román subía el 13-12 al electrónico a falta de poco más de tres minutos.

El técnico visitante, Zupo Equisoain se desesperaba viendo como la segunda unidad alcarreña había dado el último empujón a los de Ortega. Un empujón que se consolidó con el 15-13 de Romanillos con el que ambas escuadras se marcharon a vestuarios.

Savini, durante el choque de este sábado. Foto: Rafa Martín (BM Guadalajara).

Nava no soló no se rindió sino que igualó rápidamente la contienda al regresar a la pista dando paso a unos minutos de intercambios de golpes en una y otra portería. Tónica que saltó por los aires cuando, entrando en el último cuarto del encuentro apareció la figura de Daniel Santamaría. El cancerbero realizó tres paradas casi consecutivas que dispararon a los suyos en el marcador, primero tres goles arriba y tras un tiempo muerto de los segovianos, cinco tantos arriba, máxima ventaja de todo el encuentro (28-23, minuto 54).

Zupo volvió a llamar a capítulo a los suyos y, como si fuera un presagio, el speaker amenizó la espera con la canción ‘Duro de pelar’. No sabemos si estaba pensando en que los equipos de Equisoain son muy duros de pelar o fue mera casualidad, pero lo cierto es que Nava volvió a engancharse a la contienda y dispuso de un ataque para situarse a un sólo gol a dos minutos y medio de la conclusión. Sin embargo, volvió a aparecer la figura de Daniel Santamaría para detener el lanzamiento y dar oxígeno a los suyos que al final pudieron celebrar una victoria que vale su peso en oro en el regreso a la competición.

Compartir en Redes sociales