Mientras el Chiloeches estrenaba su casillero en la segunda fase, Ciudad de Guadalajara perdió y Sacedón empató en su estreno.

El Chiloeches se trajó la victoria de Madrid. Imagen: Football Planet.

El Decano

Tres partidos y solo una victoria. Ese es el balance de nuestros principales representantes dentro del mundo del fútbol sala en este fin de semana. Chiloeches se impuso a domicilio, mientras que Ciudad de Guadalajara caía derrotado y Sacedon sumaba un empate con amargo sabor.

Las tuechas cerraron el fin de semana de los nuestros imponiéndose 2-4 al Navalcarnero. La cita, la segunda de la fase de ascenso, supone el primer triunfo de las guadalajareñas tras la derrota del pasado fin de semana en Rivas.

Este domingo, el Chiloeches estuvo más acertado de cara al gol aunque la cita se mantuvo pareja hasta el tramo final del partido. De hecho, a 210 segundos de la conclusión, el electrónico reflejaba un empate a uno. Sin embargo, tres goles casi consecutivos de las tuechas les otorgaron el triunfo a pesar del tanto final de las madrileñas.

Por su parte, el Ciudad de Guadalajara no pudo debutar en la segunda fase con victoria al caer 5-2 ante el Otxartabe. Ya con los deberes hechos, los de Adri Martiño aspiraban a sumar los mayores puntos posibles en la postemporada.

Y este sábado, por momentos los morados soñaron con hacer posible esa meta. Sin embargo, pese a ponerse por delante hasta en dos ocasiones ante el Otxartabe, los alcarreños acusaron las bajas con las que se presentaron en tierras vascas y terminaron cayendo 5-2.

Con mayor botín, aunque con peores sensaciones cerró su debut en la segunda fase el Sacedón. Los ribereños, que luchan por la permanencia, no pudieron pasar del empate ante el Ye Faki. El problema es que, a falta de nueve minutos, los locales dominaban 4-1.

Un doblete de Rubén Marcos encarriló la contienda en el primer acto. Bonacho hacía el tercero nada más arrancar el segundo tiempo, pero los alicantinos redujeron distancias.

Con todo, Davicillo volvía a abrir hueco para un Sacedón que se las prometía muy felices, pero diversos errores en la zaga resucitaron al equipo visitante que igualó la contienda en el tramo final.

Compartir en Redes sociales