Marta Perruca

Rafael Esteban lleva al frente del Ayuntamiento la friolera de 18 años, desde el 14 de junio de 2003, y a lo largo de este tiempo ha contemplado el crecimiento de este municipio campiñero, al calor del desarrollo del Corredor de Henares y del Polígono Industrial donde ahora se desarrolla la Ciudad del Transporte. Un crecimiento “sostenido” que ha conservado el calor personal y la identidad gallarda, consiguiendo espantar al fantasma de las ciudades dormitorio tan frecuentes en su entorno.

Marchamalo fue la localidad que registró los primeros casos de Covid-19 de la provincia de Guadalajara y, quizá por ello, es una de las más sensibles hacia las situaciones generadas por esta crisis sanitaria. No hubo ningún vecino de la localidad que no tuviera mascarilla, cuando encontrarlas en el mercado era prácticamente imposible y las ayudas a familias y empresas no se hicieron esperar. Recientemente, el Ayuntamiento ha aprobado un ambicioso plan de medio millón de euros para frenar el impacto que esta crisis sanitaria está teniendo sobre sus vecinos y empresas.

El alcalde de Marchamalo desgrana esta nueva línea de ayudas que ha impulsado con la incorporación de fondos del remanente de tesorería y profundiza sobre un modelo de ciudad “en constante evolución” que se va transformando conforme a los nuevos tiempos.

  • En estos últimos 18 años, la localidad ha cambiado bastante, aunque parece que se ha mantenido fiel a su espíritu de pueblo, a pesar del crecimiento que supuso el periodo de la burbuja inmobiliaria…

Nosotros seguimos ganando población todos los años, pero es un crecimiento muy sostenible. Esto sigue siendo un pueblo porque quisimos hacer un diseño de pueblo y poco a poco, la pandemia y otras circunstancias hicieron que se ralentizara un poco.

Es lo que pasó con muchos de los terrenos que están todavía sin edificar que pertenecían a empresas que desgraciadamente quebraron y han pasado a los bancos, que no les dan el empuje promocional necesario para que puedan ir desarrollándose. Poco a poco, se va saliendo de esa agonía y se va consiguiendo que entre cada mes algún proyecto de construcción de pareados, adosados, unifamiliares. No hay mes que no tengamos licencias importantes en ese sentido.

” Muchos de los terrenos que están todavía sin edificar, pertenecían a empresas que desgraciadamente quebraron y han pasado a los bancos, que no les dan el empuje promocional necesario para que puedan ir desarrollándose”

Poco a poco iremos contando con ese crecimiento, que también nos viene bien que se vayan instalando nuevos vecinos, porque es verdad que las partes que no tenemos urbanizadas generan gastos, pero no generan ingresos. Puedes tener unas calles abiertas, que debes iluminar con farolas, los jardines, intentar tenerlos cuidados, limpiarlas, pero luego no hay IBIs que soporten ese gasto, con lo que, de cara al equilibrio impositivo y de servicios, nos viene bien que se vayan cerrando estas zonas que nos quedan por construir.

  • La Junta de Gobierno acaba de aprobar la incorporación de 500.000 euros del remanente de Tesorería para ayudar a los colectivos más afectados por la pandemia…

En realidad, la incorporación de remanentes al final va a ser algo más, pero todavía estamos pendientes de anunciarlo y de llevarlo a Pleno. Hemos lanzado estas ayudas para que la gente tuviera un poco más de tranquilidad, sobre todo en el ámbito de las necesidades básicas y las ayudas de emergencia, ante el riesgo de exclusión social, que es lo que más se ha agravado con motivo de la pandemia. Esto de las colas del hambre no está sucediendo en Marchamalo, pero sí que vemos situaciones complicadas. Tenemos que ser capaces, como administración, de ayudar a corregirlo. Muchas veces, incluso por encima de nuestras competencias. Nosotros no tenemos competencias en empleo pero, sin embargo, ejecutamos los planes de empleo. Cuando todavía no teníamos pandemia estábamos enfrascados en intentar ayudar a nuestros vecinos con estos planes de empleo y ahora que los efectos colaterales de la pandemia sanitaria son, sobre todo, económicos, cómo no vamos ayudar…

Trabajamos mucho el año pasado para ver dónde podíamos intervenir con carácter urgente, en qué sectores o cómo podíamos hacer para que, no sólo se viese esto como un subsidio, sino que pudiéramos incentivar, en algunos casos, el tema del empleo y en otros, el rescate económico de alguno de los sectores que peor lo estaban pasando.

El año pasado funcionó muy bien y creíamos que iba a ser la única actuación, pero evidentemente la pandemia ha seguido y continuamos con dificultades en algunos ámbitos.

“Nos gustaría vivir en un entorno en el que nuestros vecinos, pequeñas empresas y autónomos no tuviesen dificultades para subsistir”

Al final, los ahorros son de todos y quien los gestiona es el Ayuntamiento, pero a nosotros nos gustaría poder vivir en un entorno en el que nuestros vecinos, pequeñas empresas y autónomos no tuviesen dificultades para subsistir. La palabra es un poco fuerte pero es que, prácticamente, en algunos casos es así.

  • Entiendo que estas ayudas son entonces algo que estaban reclamando los vecinos de Marchamalo…

Los informes de los Servicios Sociales siguen siendo preocupantes en algunos casos, por eso decidimos seguir con esta apuesta de ayuda municipal.

  • ¿En qué van a consistir estas ayudas?

Este medio millón de euros va destinado a distintos planes:

Hay un plan de empleo, emergencia social y ayudas directas dirigido a familias que tienen una situación de urgencia del apoyo que las administraciones podamos darles. También incluimos al sector de los jóvenes, como ya hicimos el año pasado, con una Bolsa de Empleo para que puedan trabajar los meses de verano e incluso puedan tener una pequeña ayuda en el entorno familiar. Al mismo tiempo, a nosotros nos viene bien para la organización de eventos culturales, la gestión de la piscina de verano o los campamentos urbanos, de tal modo que se note su presencia en esos meses y, además, se sientan útiles en el entorno familiar cuando se presentan dificultades.

Las ayudas a autónomos, a las pequeñas empresas y la hostelería, representa la novedad de este año con respecto al año pasado. Hemos quitado la hostelería del proceso regularizado de las ayudas, con lo que las bases de estas ayudas van a ir a autónomos y micro-pymes, exceptuando la hostelería, con unos ratios en cuanto a número de trabajadores que tengan cada uno a su cargo y, sobre todo, viendo los niveles comparativos de la facturación del primer trimestre de 2020 con el de 2021. Si se ha tenido una facturación que se ha reducido por encima de ese 50 por ciento, se podrá optar a esas ayudas. Todo dependiendo también del número de trabajadores que tenga.

“La hostelería es con mucho el sector que más perjudicado se ha visto (…) con situaciones de verdadera incertidumbre y con pérdida de muchas cosas”

A la hostelería vamos a llegar con ayudas directas, no van a tener que entrar en competencia, ni se va a valorar el número de trabajadores, porque es el sector que, con mucho, más perjudicado se ha visto: Obligado a cerrar interiores, exteriores, con situaciones de verdadera incertidumbre y con pérdida de muchas cosas. Así como la inseguridad en cuanto a los cambios de gestión dependiendo de los niveles, lo que hace que se vean muy resentidos por la asistencia del cliente a sus instalaciones.

  • ¿Cómo piensa que va a ser la recuperación de Marchamalo una vez se consiga volver a una situación sanitaria de normalidad?

Hay que evaluarlo. Tenemos que ver cómo se procede al despegue de la economía. Las tasas de paro en Marchamalo nos invitan a ser optimistas, por el volumen empresarial que tenemos, que es un tejido importante, y se ha conseguido estabilizar un volumen de contratación, pero vamos a ver cómo salimos de esta situación una vez que se acabe el estado de alarma y podamos tener unos estándares de vacunación altos, par recuperar ese estilo de vida social que veníamos practicando antes de la pandemia.

Hemos cambiado mucho ciertos hábitos que teníamos. Hemos utilizado las nuevas tecnologías y la manera de comprar, por ejemplo, se ha ido transformando hacia un modelo digital, menos presencial.

La oportunidad le ha venido a Marchamalo porque tenemos un polígono logístico importante que ha estado incrementando sus niveles de negocio en la pandemia que ha servido para que muchos vecinos y vecinas puedan tener cerca de sus casas una opción de trabajo dentro de este sector.

“La pandemia ha afectado a Marchamalo y por eso tenemos que tomar este tipo de medidas, pero el influjo de la pandemia en Marchamalo se ha dejado notar un poco menos que en otros municipios”.

La pandemia ha afectado a Marchamalo y por esto tenemos que tomar este tipo de medidas, pero el influjo de la pandemia en Marchamalo se ha dejado notar un poco menos que en otros municipios.

  • Entonces la Ciudad del Transporte ha tenido un efecto positivo en la localidad ¿Cómo avanza este proyecto y la construcción de la estación intermodal del Puerto de Tarragona?

Se van dando los pasos que nos ocupan en cada momento. Estamos tramitando nuevas licencias para construcción de nuevas naves, para terminar con la realización de trabajos de urbanización y que se puedan ir estableciendo de manera definitiva los operadores de la Ciudad del Transporte y el Puerto Seco.

Se empezará ya con las obras de movimiento de tierras en breve y también lo queremos celebrar en su momento.

“Creo que como municipio nos podemos sentir muy orgullosos de haber conseguido entre todos que la Ciudad del Transporte sea una realidad”

Yo creo que dentro de nuestra estructura de municipio nos podemos sentir orgullosos de algo que hemos podido conseguir entre todos: que esto salga adelante y que el Puerto de Tarragona al final tenga esa plataforma. Que empiecen las obras y podamos disfrutarlo, Marchamalo y toda la provincia de Guadalajara, es una excelente noticia.

  • Parece ser que en época romana Marchamalo también fue un centro empresarial importante, tal y como arrojan los resultados de las intervenciones arqueológicas en el yacimiento de Arriaca ¿Se contempla algún trabajo más en la zona?

Todo lo que nos aconsejen los arqueólogos, porque nos ponemos en sus manos. Ellos han trabajado con verdadera tenacidad en la recuperación de todo ese entorno arqueológico. Se ha recuperado una antigua fábrica de cerámicas y de puntas de flecha y otras cosas. Se está catalogando para que esté disponible dentro del Museo Provincial de Guadalajara.

“En el yacimiento de Arriaca se ha recuperado una antigua fábrica de cerámicas y de puntas de flecha y otras cosas. Se está catalogando para que esté disponible dentro del Museo Provincial de Guadalajara”

Me daban ganas de llevar a cabo actuaciones singulares, pero la idea te la da quien tiene la cultura en todo ello, que son los arqueólogos. Cuando consulté a Ildefonso Ramírez, el director de la excavación, si nos podíamos meter a ver si había algo en las zonas donde se ha hecho la reserva, que son municipales, zonas verdes donde no intervendremos nunca, me dijo: Rafa, las cosas mejor que se queden guardadas bajo tierra, porque hay veces que la propia condición humana puede llegar a deteriorar tanto, que hasta que no haya un verdadero modelo y recursos suficientes para poder mostrarlo fuera, mejor no intervenir. ¿Quién mantiene luego una excavación de esas características?

  • ¿Se han detectado estructuras relevantes de la antigua Arriaca?

Sabemos que hay residuos de lo que fue la antigua Arriaca en toda esa parte donde han ido excavando y han visto que podrían estar asociada a distintas estructuras y sobre todo, a una pequeña empresa en el centro de nuestro país, que transformaba la cerámica y la llevaba para la venta a toda la parte del Imperio Romano de la zona sur.

  • Por otra parte, con la incorporación de remanente de tesorería, también se ha creado una nueva plaza de gestor de innovación y recursos europeos…

Este nuevo puesto de trabajo viene a poner un acento importante a la búsqueda de recursos externos que vienen en el marco del Plan de Resiliencia y los Mecanismos para la Recuperación y la Resiliencia (MMR).

Hay muchos recursos que por no tener el personal o la estructura necesaria en los ayuntamientos, muchas veces ni nos planteamos buscarlos donde verdaderamente están, que es a través de Fondos Europeos. Ese catálogo de ayudas que muchas veces salen y desconocemos, aunque vengan en bombardeo a través del correo electrónico. Hacen falta especialistas que se pongan manos a la obra.

“Hay muchos recursos que por no tener el personal o la estructura necesaria en los ayuntamientos, muchas veces ni nos planteamos buscarlos donde verdaderamente están, que es a través de Fondos Europeos”

Esa persona va a ser un buscador de esas iniciativas y un enlace muy directo con el tejido empresarial. Tenemos que seguir haciendo de Marchamalo un pueblo atractivo para la fijación de empresas: un lugar estratégico para que quieran invertir y venirse aquí a montar sus negocios.

También tenemos que saber cómo fidelizar este tejido económico que tenemos en este entorno. Al final, siempre hay que estar usando las buenas prácticas para hacer de nuestro municipio algo que nos permita unas buenas relaciones, llegar a acuerdos y convenios para poder acercar el empleo a nuestros vecinos empadronados, es decir, lo que siempre hemos querido que se haga con nosotros en el ámbito social, que también se haga en el ámbito empresarial.

  • ¿Y qué es lo que pretende hacer el Ayuntamiento de Marchamalo con esos fondos que van a venir de Europa próximamente?

Creo que debemos tener muy claro que nuestro criterio de política debe ser continuo (…) Yo llevo una legislatura de 18 años, que creo que es una de las más largas de la provincia. Desde el año 2003, en un 14 de junio que cogí el bastón de mando, hasta ahora, nuestro proyecto de Marchamalo ha sido una continua evolución.

“Desde el año 2003, en un 14 de junio que cogí el bastón de mando, hasta ahora, nuestro proyecto de Marchamalo ha sido una continua evolución”

Lo que no queremos es pensar que ahí fuera existen posibilidades que nunca hemos considerado en recoger y eso creo que se merece el mayor de los enfoques de interés que podamos darle.

Al final te puedo decir que tengo que hacer un estanque de tormentas para evitar que las aguas de lluvia aparezcan aquí y renovar los colectores, que son proyectos encima de la mesa: una parte de colectores que se quedó sin cerrar dentro de la urbanización que se produjo en Marchamalo, para evitar que las aguas de lluvia se mezclen en los colectores del centro. Para todo eso que no es un proyecto pensado ex-proceso, sino que es una necesidad que hemos ido encontrando a lo largo del tiempo, estoy convencido de que existen líneas de ayuda y fórmulas buscadas por otras administraciones, que las ponen a nuestra disposición y que por desconocimiento o por no tener los instrumentos necesarios, las dejamos pasar.

  • Entonces, ¿no tienen en mente a qué van a destinar estos fondos?

Eso es lo que no quiero que pase. No hay un proyecto en concreto en el que emplear ese dinero ahora mismo, pero proyectos en concreto podríamos tener infinitos.

Sigo pensando en que, durante este año de la pandemia, entre Filomena al inicio de 2021 y este nuevo concepto de ayudas, el Ayuntamiento ha dejado de intervenir en proyectos que tenía previstos el equipo de Gobierno en el programa electoral, cerca de 1,8 millones de euros. Con ese dinero perfectamente podríamos haber hecho nuestra Biblioteca, algo que comprometimos en nuestro programa electoral, pero sé que no lo voy a poder hacer, porque he empleado ese dinero en otras cosas.

“Durante este año de la pandemia, entre Filomena al inicio de 2021 y este nuevo concepto de ayudas, el Ayuntamiento ha dejado de intervenir en proyectos que tenía previstos el equipo de Gobierno en el programa electoral, cerca de 1,8 millones de euros”

Podemos empezar por ahí. La necesidad la tenemos clara: Queremos nuestra gran biblioteca. Pues a lo mejor existen fondos en el ámbito cultural a través de los fondos Leader o Feader, que nos puedan cuadrar y dar ese impulso económico a las zonas de Guadalajara como nuestro municipio, que también estamos incluidos en zonas despobladas . Mi mayor interés es que se consiga eso y si no lo podemos a hacer con nuestros propios fondos, lo llevaremos a cabo a través de esas ayudas.

  • Lo que sí que es cierto es que la Agenda 2030 nos pone una serie de objetivos encima de la mesa ¿Cómo ve el futuro de Marchamalo?

Eso es lo que nos motivó para el diseño del municipio que hoy tenemos. Nosotros, como Marchamalo, ¿a qué podemos aspirar dentro de los 17 objetivos de desarrollo sostenible o en la Agenda 2030? Pues a seguir transformándonos.

La transformación digital de nuestro pueblo tiene que ser algo sobre lo que avanzar y mucho: Vamos a instalar ya nuestros cajeros ciudadanos para ponerlos servicio de los vecinos y vecinas. Estamos a punto de terminar toda la parte del software para ponerlos a su disposición. Eso para mí supone una transformación espectacular del servicio a los vecinos, que sin necesidad de tener que venir al Ayuntamiento, puedan sacar un volante de empadronamiento; o sin necesidad de acudir al Ateneo Arriaca puedan conseguir las entradas con su tarjeta de empadronado o recargar su tarjeta del autobús.

Transformar digitalmente, pero también medioambientalmente haciendo un municipio donde el vehículo se utilice cada vez menos; donde podamos tener vías más peatonalizadas y accesibles, con más zonas verdes.

“Cada uno de los que hemos creído en este proyecto consideramos que la educación es un pilar fundamental para su desarrollo”

Generar pueblos perfectamente integrados donde no haya problemas raciales o de discriminación por sexo y donde todas las herramientas sean para la convivencia: Las propias de convivencia social, pero también las digitales o las educativas, porque cada uno de los que hemos creído en este proyecto consideramos que la educación es un pilar fundamental para su desarrollo. Se trata de un modelo estructural basado en educaciones sectoriales diferenciadas para mayores, para jóvenes, para desempleados.

Ahora vamos a poner en marcha en breve las composteras, un proyecto muy bonito en el que se podrá ver cómo transformamos nuestros residuos orgánicos en compost, es decir, abono orgánico que se puede utilizar en los huertos.

Estamos elaborando el proyecto para ver cómo podemos montar unas avi-composteras, mediante las que vamos a obtener abono natural, utilizando el excremento de las gallinas y además nos van a dar huevos. Todo ello organizado a través de la disciplina de horarios que establezcamos.

Podemos convivir mejor con el medioambiente, pero si no se ofrece esa posibilidad…

  • ¿Dónde se van a desarrollar estas iniciativas medioambientales?

Las composteras están instaladas ya, en frente justo de los huertos urbanos. Tenemos un total de 22 huertos que dimos gratuitamente a los vecinos y vecinas en su día por riguroso sorteo. Entonces, si retiras unos tomates que estén “pachuchos” y los metes a la compostera, al cabo de un tiempo se va generando el compost que luego utilizas para que salgan los nuevos tomates.

Vamos a hacer, junto con los comedores  de los colegios, un entorno educativo dirigido a los más pequeños, que son los que más nos obligan a los mayores a separar y a reciclar y a formarnos en algo que ellos ven a diario en sus colegios.

En su comedor les explicarán que con todos los residuos orgánicos que acaban de la comida, un día a la semana, van a ir a las composteras y van a poder depositar los residuos. Al cabo del tiempo van a ver que ese abono va a poder ser utilizado para que el pequeño huerto que tiene la Escuela Infantil tenga su abono natural. Creo que eso es una buena noticia.

Compartir en Redes sociales