Las diferentes administraciones y organismos se han coordinado muy bien para hacer frente al temporal «Filomena»

José Luis Vega, presidente de la Diputación se muestra partidario de solicitar la declaración de zona catastrófica para la provincia.

G.A.

Todas las carreteras de la red provincial están abiertas, pero en muchos lugares hay dificultades por las placas de hielo, por lo que se debe circular con gran precaución. El presidente de la Diputación, José Luis Vega, se muestra muy satisfecho tanto del esfuerzo y labor de los trabajadores de la Institución Provincial como de la coordinación entre administraciones para hacer frente al temporal, y espera que a partir del domingo comencemos a recuperar cierta normalidad.

¿Cuál es la situación en estos momentos?

“Ayer por la tarde firmé un decreto en el que veníamos a decir que todas las carreteras dependientes de la Diputación Provincial, que representan unos 1.600 kilómetros, son accesibles. Aunque eso no significa que no haya que conducir con precaución. Porque evidentemente las bajas temperaturas que estamos registrando, que son históricas, están haciendo que debamos circular con mucha precaución, porque en las carreteras se producen muchas placas de hielo, y todas las ventisqueras que se están registrando en zonas en las que que hay mucha acumulación de nieve, hace que en las carreteras debamos ir con mucha prudencia. Y tampoco debemos olvidar llevar cadenas, por si encontramos alguna zona de peligro.

No obstante todos los municipios de la provincia están comunicados, vamos a seguir trabajando y echando sal. Se han esparcido ya 700 toneladas y hemos recorrido 1.500 kilómetros con nuestras quitanieves, para mantener en buen estado las carreteras.

El trabajo de los operarios desde el jueves, con la entrada de Filomena, ha sido intenso, trabajando y limpiando entre mil y 1.400 kilómetros diarios.

Además, ese trabajo viene acumulado desde el 1 de enero, cuando comenzaron las nevadas en la Sierra Norte, la zona de Molina y Sigüenza, y todo ese tiempo han estado trabajando intensamente con nuestras quitanieves.

Esta nevada ha sido histórica. No ha afectado solo a las zonas de siempre, también ha afectado a la zona del Corredor y la Alcarria. A día de hoy podemos decir que las carreteras de la Diputación están todas transitables, con mucha precaución porque se están produciendo muchas placas de hielo por las bajas temperaturas”.

¿Dónde, en qué zonas o comarcas, hay más problemas?

“Problemas hay en todas las comarcas, pero evidentemente las zonas que están más acostumbrados a la nieve tienen menos a la hora de circular, como ocurre en Molina de Aragón. Sus vehículos están más preparados y están más acostumbrados. En la zona de la Alcarria y el Corredor la población no está tan acostumbrada a estas cantidades de nieve, y puede provoca más temor a circular en esas circunstancias.”

¿Qué balance puede hacer de lo ocurrido durante el temporal?

“El balance es positivo desde el minuto uno en que empezó a entrar la borrasca Filomena. Todas las Administraciones hemos estado coordinadas; la Junta, el Ayuntamiento de Guadalajara, la Diputación Provincial, el Estado, Guardia Civil y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Protección Civil… todos han estado atendiendo las urgencias de manera inmediata. La coordinación ha sido excelente. La provincia de Guadalajara es ahora una zona accesible y se están atendiendo las necesidades de los ciudadanos”

¿Apoyan la petición de declarar la provincia zona catastrófica?

“Esta situación ha conllevado muchos gastos. La Diputación Provincial ha duplicado los medios que tiene para retirar nieve. Se han esparcido 700 toneladas de sal, se han comprado 55 toneladas para repartir entre los ayuntamientos, que aún están viniendo a recoger. Se han repartido entre los municipios.

Pero es cierto que ha habido daños. Por ejemplo, en Mondéjar se han venido abajo tres naves debido al peso de la nieve, en Driebes también se han producido varios hundimientos. Y por ello se está valorando, junto con el Gobierno regional, la opción de hacer la petición al Gobierno del Estado para declarar la provincia de Guadalajara zona catastrófica. Se están recogiendo datos para que el Gobierno lo declare.”

¿Satisfecho con el trabajo y esfuerzo del personal de la Diputación?

“Mando una felicitación a todos aquellos trabajadores de la Diputación Provincial que han estado, desde el primer momento que se les ha pedido, a disposición de los ciudadanos. Vemos que todo el personal de esta casa ha estado siempre dispuesto, y cuando surge cualquier circunstancia, como con la pandemia primero y ahora con Filomena, están al pie del cañón. Muchas veces jugándose su propia vida, pues hay carreteras muy sinuosas y estrechas, donde se encuentran situaciones muy peligrosas. Y no hemos encontrado a ningún funcionario que haya dicho ‘yo no voy’, todos están dispuestos a trabajar y están con la pala dispuestos a ello. Quiero darles la enhorabuena por ese gran trabajo”.

¿Cuándo espera que empiece a normalizarse la situación?

“Al final de semana las temperaturas irán subiendo y eso facilita que se produzca un deshielo y podamos entrar en cierta normalidad. No hay previsiones más allá del domingo, pero sí sabemos que van a subir las temperaturas y eso va a facilitar el deshielo, la reducción de las placas de hielo en las carreteras y que se vaya la nieve. Y el trabajo intenso que se está haciendo con la sal, que se está esparciendo por todas las carreteras, va a permitir que mejore la circulación en las mismas y en las calles de los municipios.

No obstante, quiero pedir a los ciudadanos tranquilidad y paciencia, y mucho cuidado al circular por las calles y carreteras, pues las bajas temperaturas están haciendo que la nieve se quede helada. Porque por debajo de los 10 ó 13 grados la sal no puede actuar, y hasta que no suban las temperaturas habrá que ir con mucha precaución”.