La consejera de Economía anuncia una nueva ampliación de la línea de microcréditos hasta alcanzar los 13 millones de euros

El Decano

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha ampliado la línea de microcréditos dirigidos a pymes y autónomos afectados por la crisis sanitaria, sumando otros tres millones de euros a los diez millones con los que contaba esta línea de financiación tras su primera ampliación.

Así lo ha anunciado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, en el marco de una jornada sobre financiación y empresas, en la que ha destacado que el Ejecutivo autonómico ha apoyado a través de las herramientas de financiación del Instituto de Finanzas proyectos de inversión por valor de cerca de 91 millones desde 2017, lo que supone que por cada euro que moviliza en materia de financiación el Gobierno regional, revierte en cuatro euros de inversión privada en la región.

La consejera ha sido la encargada de inaugurar la jornada ‘Financiación Estratégica: Impulsando el futuro empresarial en CLM’. Durante su intervención ha destacado el poder transformador de los fondos europeos del programa Next Generation en la economía regional, subrayando la importancia de contar con el trabajo conjunto de las administraciones públicas y la iniciativa privada para su desarrollo en la región.

Patricia Franco ha señalado que el Gobierno regional “es un firme aliado” del desarrollo empresarial, y ha recordado la iniciativa del Ejecutivo autonómico para impulsar proyectos públicos y privados para su financiación a través de los fondos Next Generation, “habiendo contabilizado 429 proyectos de iniciativa privada con una inversión superior a los 11.000 millones a través de nuestra plataforma de participación para las empresas, a los que hay que sumar 134 proyectos de iniciativa pública por valor de 5.600 millones”.

Este compromiso con el desarrollo empresarial ha tenido su reflejo en la trayectoria del Gobierno regional, a través de herramientas tan importantes como el Instituto de Finanzas. “Cuando llegamos al Ejecutivo, prácticamente había desaparecido; y nuestra apuesta por reforzarlo y convertirlo en un instrumento fundamental al servicio de nuestras empresas está dando sus resultados”, ha afirmado Franco, que ha detallado que desde 2017 el Instituto de Finanzas ha puesto en marcha 179 operaciones de financiación en el tejido empresarial castellano-manchego, “movilizando 23 millones para apoyar una inversión de cerca de 91 millones en Castilla-La Mancha, lo que supone que por cada euro que invertimos en financiación se movilizan cuatro euros en inversión privada”.

Además, ha afirmado el compromiso del Gobierno regional con la financiación de las empresas, “ya que, si desde 2017 hemos movilizado 23 millones en materia de financiación, sólo en el contexto de la crisis sanitaria hemos puesto a disposición de las empresas 28 millones, 13 en microcréditos y 15 en avales”, ha dicho la consejera.

Línea de microcréditos para pymes y autónomos

Este esfuerzo por parte del Gobierno regional, a través del Instituto de Finanzas de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo, se ha reforzado durante la crisis sanitaria, a través de la línea de microcréditos puesta a disposición de las pymes y autónomos, para garantizar su acceso a la financiación. Esta línea, habilitada en el mes de noviembre, amplió a principios de este año su cuantía inicial, pasando de cinco a diez millones, “y ahora ampliamos ese montante hasta los 13 millones, para seguir dando respuesta a las solicitudes que nos están llegando por parte de las empresas de la región”, ha dicho la consejera, que ha explicado que por el momento se han presentado solicitudes por importe de más de diez millones de euros, habiendo concedido ya más de un centenar de operaciones.

El instrumento financiero del Instituto de Finanzas contempla dos líneas. Una primera, dirigida a micropymes y autónomos, ofrece créditos a cinco años de hasta 25.000 euros, con un tipo fijo del 1% y con una carencia de 12 meses, además de incluir la posibilidad de carencia en el interés de seis meses. La segunda línea, dirigida a pymes, contempla créditos de hasta 100.000 euros, con un 1% de interés para operaciones de hasta 25.000 euros y del 2% para préstamos de entre 25.000 y 100.000 euros, a cinco años y con un año de carencia, además de los seis meses en carencia de intereses. En ambos casos, son operaciones sin costes de apertura y sin obligación de garantías, a coste cero para las empresas y autónomos de la región.

Compartir en Redes sociales