No era una salida fácil la que los rojinegros tenían a Cuenca, pero este triunfo les da muchos ánimos

los jugadores del conjunto azudense celebran en el vestuario un merecido y ya muy necesario triunfo. @CDAzuqueca

Juanjo Ortega

El Azuqueca asaltó este miércoles por la tarde La Fuensanta al imponerse 1-3 a la Balompédica Conquense. Una victoria que vale su peso en oro para un equipo rojinegro que andaba tocado tras los últimos resultados encajados.
Y lo cierto es que la visita a Cuenca no se antojaba nada tranquilizadora. Por algo los blanquinegros opositan a la zona alta de la clasificación. Sin embargo, los de Sergio Rubio se superaron, especialmente en el segundo acto.


En el primero, hay que reconocer que su meta Miguel Ángel vivió muy intranquilo durante muchos minutos. Sobre todo cuando se ejecutaba una acción a balón parado. Ya fuera desde la esquina o desde cualquier rincón del campo, el Conquense percutía y exigía al cancerbero azudense.
Con todo, fueron los rojinegros (este miércoles de verde), los que se adelantaron. Un centro desde la derecha de Aitor golpeó el brazo de Dani Fernández y el trencilla señaló el punto de penalti. Michel, con tranquilidad, engañó al meta local y adelantó a los suyos.


Con todo y cuando parecía que los visitantes se podían marchar al descanso con ventaja, llegó la igualada. De nuevo a balón parado tembló el Azuqueca. Paco Tomás le cogió la posición a Chan y éste tuvo que derribarle dentro del área. El propio Paco Tomás, ex azudense, tomó la responsabilidad y batió a Miguel Ángel.


Era uno de los llamados goles psicológicos, pero, curiosamente, el tanto le sentó bien al Azuqueca. Eso o la charla en vestuarios, porque todo cambió en el segundo acto. Los de Sergio Rubio empezaron a cercar la meta de Álex Fernández y, precisamente, con las acciones de estrategia como principal exponente.
Tras un par de avisos de los que se salvó milagrosamente la Balompédica, Rangel, en el remate más difícil de toda la tarde, superó al meta local y puso en ventaja a los suyos.
A ocho minutos del final y en este caso, en acción trenzada, llegó la sentencia con un disparo cruzado de Aitor Rubio.
Un 1-3 que permite afrontar las Navidades con mayor tranquilidad para los azudenses.

CONQUENSE: Álex Fernández; Álvaro, Charli Took, Sahuquillo, Fermín; Gérica (José Vega, 59), Héctor Rubio (Sergi, 68), Dani Fernández (Ibra, 79) Manzano; Chaves (Ángel Ortiz, 79) y Paco Tomás (Kameni, 65).


AZUQUECA: Miguel Ángel; Lucas, Rangel, Chan, Barroso; Guille (Diego Abad, 69); Aitor Rubio, Migallón, Michel (Ambo, 87), Barrena (Amando 69); y Adrián Bravo (Rubén, 81).

Árbitro: Marchante Flores. Amonestó a Charli Took, Gérica, Héctor Rubio y Chaves por el Conquense y a Rangel, Chan, Guille y Adrián Bravo en el Azuqueca.

Goles: 0-1. Minuto 31. Michel, de penalti. 1-1. Minuto 44 Paco Tomás, de penalti. 1-2. Minuto 73. Rangel. 1-3. Minuto 82. Aitor Rubio.

Campo: La Fuensanta. Partido aplazado de la jornada 5.

Compartir en Redes sociales