Bomberos de Molina y Sigüenza extinguieron el fuego, evitando que se propagara por las viviendas colindantes

M.P.

El tejado de una vivienda de la localidad de Adobes fue pasto de las llamas como consecuencia de un incendio originado, según la alcaldesa de la localidad, Cristina Murciano, por una estufa de leña. Efectivos del Consorcio del Provincial de Bomberos (CEIS Guadalajara) de los parques de Molina de Aragón y Sigüenza conseguían extinguir el fuego en la madrugada del lunes, evitando que se propagara a otros inmuebles cercanos y sin que hubiera que lamentar ningún herido.

Tal y como informan desde el Servicio de Emergencias de Castilla-La Mancha 112, el aviso se produjo a las 20.20 horas del pasado domingo y el fuego se dio por extinguido a sobre la 01.00 de la madrugada de ayer. Según este servicio, el fuego se produjo en una vivienda unifamiliar de tres plantas con tejado de madera, mientras la vivienda estaba vacía, por lo que no hubo que lamentar ningún herido. “El tejado era viejo, con vigas de madera y pajuzo”, aclara la alcaldesa.

En el dispositivo participaron bomberos de los parques de Molina de Aragón y Sigüenza y la Guardia Civil.

Según informan desde el CEIS Guadalajara, hasta el lugar se desplazó un vehículo de altura y el jefe de guardia: “En principio parecía que había riesgo de propagación por viviendas próximas, pero finalmente se vio que el fuego estaba muy localizado y se pudo evitar la propagación con el vehículo de altura”. Posteriormente, se procedía a extinguir el fuego desde el interior.

Dese el Consorcio Provincial de Bomberos advierten de la importancia de realizar el mantenimiento y limpieza de la salida de gases de las chimeneas y estufas “sobre todo las que generan humos y gases”.

Se trata del segundo incendio que sufre la localidad en los últimos tres meses, tal y como apunta Cristina Murciano. La regidora municipal relata que el propietario del inmueble “echó leña a la estufa y se fue, como cada tarde, a tomar algo con los amigos al bar”. Las llamas alertaron a los vecinos que avisaron a la alcaldesa, quien avisó al 112: “Enseguida los vecinos del pueblo sacaron las mangueras y estuvimos haciendo lo que pudimos hasta que llegaron los bomberos y lo apagaron”.

El pasado 26 de noviembre la localidad de Adobes vivía un suceso similar “en otra casa todavía más grande, que se quemó enterita”.

Murciano explica que se trata de una vivienda de tres plantas, con garaje en la planta baja; una primera planta “donde el hombre hace vida” y la planta superior con las habitaciones: “El tejado se ha quemado y las habitaciones, también”, aclara la alcaldesa, quien añada que este vecino ha tenido la fortuna de tener la vivienda asegurada y además cuenta con una segunda vivienda en el municipio, a diferencia del propietario del incendio del pasado 26 de noviembre, para quien “desde el Ayuntamiento tuvimos que cederle una vivienda que tenemos y actualmente está ocupándola”, comenta Murciano.

Compartir en Redes sociales