El Decano

Alrededor de una treintena de niños y niñas, y también algunos adultos, han participado en un taller del programa estival de ocio de Cabanillas del Campo, que consistía en decorar cuatro viejos contenedores de reciclaje de vidrio, para que a partir de ahora sirvan como hogar de algunas de las colonias felinas callejeras del municipio.

La actividad estaba impulsada por el Ayuntamiento y la Asociación CES Ronroneos Felices (entidad que se encarga de la gestión de estas colonias en Cabanillas a través de un programa de control ético, con capturas, esterilizaciones y sueltas); todo ello en colaboración directa con la Escuela de Arte de la Asociación ArteRenace.

Previamente al taller, hay que reseñar que voluntarios de Protección Civil de Cabanillas se encargaron en los últimos días de primero reparar y luego preparar los cuatro viejos contenedores cedidos por el Ayuntamiento. Así, los voluntarios han realizado un trabajo de lijado de los contenedores, y el arreglo de grietas y golpes, para posteriormente pintarlos de blanco y dejarlos listos para que fueran decorados por los niños y niñas. Además, Protección Civil también se ha encargado de habilitar gateras para la entrada y salida de los felinos, y también unas puertas laterales que servirán para que los miembros de «Ronroneos Felices» puedan acceder al interior de los contenedores a realizar su labor de control.

Ya en la jornada del martes, los chicos inscritos al taller se encargaban de poner llamativos dibujos y vivos colores en estas nuevas casas de gatos, en una labor coordinada por la directora de la Escuela de Arte, Ana Iglesias, junto a algunos de sus alumnos del Grupo Adulto.

El resultado de esta novedosa iniciativa, que nunca se había desarrollado en Cabanillas, es que cuatro vistosos hogares para las colonias felinas, dos en tonos azules y otros dos en tonos anaranjados, ya están listos para ser colocados en distintos emplazamientos de la localidad donde hay detectada la presencia de gatos callejeros.

Compartir en Redes sociales