La formación acusa a la institución provincial de cobrar tasas excesivas a los ayuntamientos a los que presta servicio de recaudación

Desarrollo de un pleno en la Diputación Provincial de Guadalajara.

El Decano

Vox ha presentado una enmienda a la totalidad del presupuesto de la Diputación de Guadalajara en 2021, que se debate este miércoles. Para la formación son unas cuentas “irreales” que evidencian “el afán confiscatorio de la institución”. El portavoz del grupo, Iván Sánchez, ha explicado que la Diputación cobra tasas excesivas a los ayuntamientos a los que presta servicio de recaudación y que estos impuestos “reportan cuantiosos beneficios, como si de una mercantil se tratara”.

Sánchez afirma que la Diputación actúa como el cobrador del frac, al ingresar por las que cobra a los ayuntamientos hasta el 126% de la cuantía prevista inicialmente, lo que supone 3,9 millones de euros. Para Vox, la institución está esquilmando “los escasos ingresos de los pequeños ayuntamientos en su propio beneficio”. En su opinión, consiguen engordar los resultados de tesorería año tras año, al dedicar los 46 millones de euros de remanente a “políticas de gasto equivocadas y arbitrarias”. No obstante, la formación no ha desgrado cuáles son esas políticas que, segura, no redundan en beneficio de los ciudadanos y de las infraestructuras necesarias en los pequeños municipios.

“La Diputación oculta los excesivos ingresos de las tasas mediante creación de partidas presupuestarias iniciales de un euro con la pretensión de esconder su trampa”, ha acusado Sánchez. El portavoz de VOX también ha señalado que en estos presupuestos se acumulan “subidas en ingresos con un excesivo optimismo” a pesar de que la recaudación por impuestos ha disminuido un 8,7% según datos de la AEAT. La formación acusa a la Diputación de estar realizando una subida de ingresos que “no atiende a la situación real de caída de la actividad a consecuencia de la pandemia”.

Sánchez sostiene que la enmienda a la totalidad de las cuentas se fundamenta en “la excesiva acumulación de remanentes de tesorería que determina el desajuste entre previsiones de ingresos y gastos”. Además, acusa a la institución de subvencionar a dedo y no por pública concurrencia.

Compartir en Redes sociales