Así se recoge en un propuesta que el partido presentará en el pleno del viernes

El Decano

El Grupo Municipal VOX en el Ayuntamiento de Guadalajara propondrá, en el pleno municipal de este viernes, que el Consistorio potencie y lidere, desde la propia capital, la creación de una Feria del Mundo Rural “para impulsar a los pueblos, al campo de Guadalajara y a las empresas del mundo rural, con el fin de darles la oportunidad, la visibilidad necesaria, desde la capital, para aumentar su volumen de negocio y que den a conocer sus productos y servicios”.

Así lo ha avanzado el portavoz municipal de VOX, Antonio de Miguel, quien, además, y acompañado del viceportavoz, Javier Toquero, ha anunciado que su grupo preguntará al equipo de Gobierno municipal por el busto dedicado al que fuera alcalde, Fernando Palanca, por la ordenanza municipal reguladora de actividades publicitarias o el cierre del parque de ocio para perros ubicado en el parque de Adoratrices.

Respecto a la propuesta sobre la realización de una Feria del Mundo Rural en la ciudad, De Miguel ha precisado que “en el asunto de la despoblación, en la capital provincial no podemos mirar a otro lado, porque estamos ante problemas serios y graves que hay que afrontar desde todas las administraciones. El problema también es de los que vivimos en la ciudad. Por eso hemos de tomar las medidas necesarias para que la sangría cese en nuestra provincia”.

Es por ello por lo que el Grupo Municipal VOX ha pedido que “el Ayuntamiento de la ciudad de Guadalajara se involucre en la lucha contra esta despoblación desmesurada en nuestra provincia. Es necesario actuar, innovar y sumar esfuerzos. Nuestro Ayuntamiento ha de ofrecer posibilidades a estas zonas de la Guadalajara rural tan necesitadas y tan abandonadas”, explica Antonio de Miguel.

“En VOX hemos pensado que una Feria del Mundo Rural impulsada desde la ciudad puede aportar y ayudar en este fin”, ha resaltado De Miguel, quien ha desgranado las líneas sobre las que se organizaría una feria de dichas características en la capital provincial: “Una feria que sirva como punto de encuentro y como escaparate para la cultura, el patrimonio histórico, la gastronomía, la economía, el turismo y la sociedad rural guadalajareña. Una feria que propicie el encuentro entre artesanos, empresas, distribuidores y fabricantes. Una feria de productos artesanos y agroalimentarios de Guadalajara, con talleres artesanales, conciertos y otras iniciativas culturales tradicionales, jornadas sobre despoblación rural y sobre el mundo rural. Una feria para defender bien la Guadalajara rural y evitar el abandono de nuestros pueblos, para proteger nuestra identidad cultural, nuestras tradiciones, nuestras formas de vida, nuestros símbolos, creencias y modos de comportamiento”.

En definitiva, como aclara Antonio de Miguel, “una feria para establecer la unión entre lo urbano y lo rural porque la ciudad y la provincia no somos opuestos sino complementarios. Los dos espacios plantean ventajas e inconvenientes. No hay una vida idílica en los pueblos como tampoco la hay en las grandes ciudades”.

Compartir en Redes sociales