En el dispositivo participaron la brigada municipal de obras, operarios del Plan Local de Empleo y maquinaria del plan de vialidad

Los alumnos del colegio público ‘Jocelyn Bell’ de Valdeluz acudieron a clase con relativa normalidad.

El Decano

La mayoría a pie. Siempre que se podía, por la calzada antes que la acera. Con muy pocos vehículos y un único acompañante. Son las escenas que se vieron por la mañana en los accesos al colegio público ‘Jocelyn Bell’ de Valdeluz, uno de los escasos centros de Infantil y Primaria de la provincia que hoy ha podido reanudar la actividad lectiva de forma presencial. Tres semanas después de las vacaciones navideñas, los efectos de la borrasca ‘Filomena’ y el descenso acusado de temperaturas, el recinto estaba listo para el regreso de los alumnos.

“Ha sido muy gratificante ver que el intenso trabajo desplegado en los días previos para despejar y limpiar los accesos al centro ha servido para facilitar el ansiado retorno a las clases”, explica Miguel Cócera, alcalde de Yebes. Tanto la Dirección del centro como la Ampa han trasladado su agradecimiento al Ayuntamiento de Yebes,

En ese dispositivo extraordinario participaron la brigada municipal de mantenimiento y obras, los operarios del Plan Local de Empleo, la empresa de jardinería y el parque móvil que integra el plan de vialidad invernal que el Ayuntamiento de Yebes activó el 31 de diciembre.

“Han sido incontables horas de esfuerzo y dedicación para dejar completamente expeditos los accesos al colegio, que apenas 24 horas antes acumulaban casi medio metro de nieve”, advierte Vidal Gaitán, concejal de Urbanismo y encargado de coordinar este despliegue.

La entrada escalonada de los escolares ha evitado las aglomeraciones y la posibilidad de realizar una breve parada en el aparcamiento en superficie, del que en la víspera se retiraron decenas de toneladas de nieve que ahora se amontonan en los laterales, facilitó la movilidad. “Es de agradecer la responsabilidad demostrada por los padres, que han cumplido a rajatabla las recomendaciones, y las precauciones para no resbalar en los desplazamientos a pie ante la imposibilidad de retirar la nieve de las aceras”, puntualizaba el edil.

En los días previos, los técnicos municipales también habían revisado los sistemas de calefacción para que las aulas tuvieran una temperatura confortable coincidiendo con esta jornada de retorno, además de baños y tuberías. Además, la empresa adjudicataria del servicio de comedor inspeccionó las cocinas, electrodomésticos y menajes para que estuviera todo a punto en el primer día del servicio.

“Que la Delegación de Educación autorizase la reanudación de las clases en el colegio en la fecha prevista demuestra que hemos hecho los deberes”, aseveraba Gaitán. Ante la imposibilidad de hacer uso de los patios, que en algunas zonas acumulan espesores de más de medio metro de nieve congelada, se habilitaron los accesos al gimnasio por si pudiera ser usado como eventual espacio de recreo.

Los que no pudieron acompañar a sus compañeros en el primer día de cole fueron los alumnos de Infantil y Primaria de Yebes que se desplazan al ‘Jocelyn Bell’ en la ruta de transporte escolar. El peligroso estado de la carretera GU-205, en el tramo comprendido entre las localidades de Horche y Yebes, obligó a suspender el servicio, aunque varios padres trasladaron a sus hijos en vehículos particulares.

Ubicada en la planta baja del colegio público, este miércoles también se ha reanudado la actividad en la Escuela Infantil Municipal de Valdeluz en los horarios habituales de apertura y cierre. En cuyas instalaciones también se han llevado a cabo trabajos de revisión y puesta a punto de equipos y conducciones para que estuviera en condiciones idóneas de confort y seguridad.