Museo Francisco Sobrino: Arte en movimiento

Publicado por: Susana Ruiz
24/02/2023 08:00 AM
Reprods.: 570
Aguja Serial (km 24, ctra. N-320)//Imagen: Archivo Guiados en Guadalajara.
Aguja Serial (km 24, ctra. N-320)//Imagen: Archivo Guiados en Guadalajara.

Contexto Histórico

 

Una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial se produce un gran desarrollo del arte abstracto  en el panorama artístico internacional; este impulso se materializa en el surgimiento de múltiples corrientes, que con diferentes principios normativos, tienen en común la expresión subjetiva del artista a través del gesto espontáneo, de la mancha, el trazo y el color. Estas corrientes se englobaron dentro del llamado INFORMALISMO, con el que se identificaron numerosos artistas de todo el planeta. Sirvan como ejemplo Jackson Pollock (1912-1956), Antoni Tàpies (1923-2012) o Fernando Zóbel (1924-1984), de cuya obra podemos disfrutar hasta el cinco de marzo en el Museo Nacional del Prado, que le dedica una de sus exposiciones temporales: “Zóbel. El futuro del pasado”.

 

En España, tras el corte brusco de la Guerra Civil, se observan pronto intentos de recuperación de la modernidad y de la vanguardia artística, que se van a consolidar en los años cincuenta. El Informalismo español tendrá un enorme desarrollo con el surgimiento, entre otros, del Grupo El Paso (fundado en 1957, formado por Saura, Millares, Canogar, Rivera, Suárez y Feito), esencial para entender la evolución del arte contemporáneo español.

 

Pero estamos en la segunda mitad del siglo XX. La realidad cambia al instante; la vida pasa a una velocidad vertiginosa. Las ideas y los contextos también. La década de los sesenta es crucial en la evolución del arte contemporáneo. En sus primeros años el Informalismo entra en crisis por agotamiento y saturación; es el fin de la expresión, que había perdido su significado al convertirse en un juego estético. Así, surgen tendencias que se oponen a los principios creativos anteriores: Nueva Figuración, Pop Art, entre otros. En cuanto a la abstracción, se produce un giro hacia la recuperación del sentido de la forma, del orden y de la abstracción constructiva. Surge así El Arte Óptico; también  El ARTE CINÉTICO, que experimenta con los efectos del movimiento y el  dinamismo de la geometría, de la forma, de la luz y el color. Es el ámbito en el que va a desarrollar su obra el protagonista de este artículo: FRANCISCO SOBRINO.

 

El Artista

 

Francisco Sobrino Ochoa nace en Guadalajara el 19 de febrero de 1932. Durante la Guerra Civil, su padre, trabajador de la Hispano-Suiza, envía a su mujer e hijos a Alicante. Tras la guerra, la familia fija su residencia en Madrid (en 1946, Francisco ingresa en la Escuela de Artes y Oficios). En 1949 la familia se traslada a Buenos Aires; Francisco estudia en la Escuela de Bellas Artes de la ciudad. En 1959 se traslada a París.   

                                                                                                                                                           

1960. Funda, el Groupe de Recherche d’Art Visuel, GRAV (Grupo de Investigación del Arte Visual) con otros artistas coetáneos: Julio Le Parc, François Morellet, Jöel Stein, Yvaral y Horacio García Rossi. La Galerie Denise René dará a conocer los trabajos del grupo. Participan en diferentes bienales de arte y exponen en Europa, Hispanoamérica y  Nueva York. En 1968 el grupo se disuelve y Sobrino prosigue su carrera en solitario. A partir de entonces se suceden varias etapas de investigación y experimentación creativa  en permanente evolución, pero siempre orbitando en torno a su compromiso total con el espectador. A finales de los años ochenta, Sobrino es reconocido como uno de los artistas más relevantes de la segunda mitad del siglo XX a nivel nacional e internacional.     

                                

La relación de Sobrino con su tierra natal fue intermitente pero intensa cada vez que se producía:

 

1975. Primera exposición del artista en Guadalajara (sala de arte de la Caja Provincial).                    

1979. Proyecto de la sucursal del Banco Exterior de España en Guadalajara: Banca Cinética.        

1989.  Encargo a escala de una de sus esculturas para  la rotonda de acceso a Guadalajara(A-2).

1996.  Sobrino se instala definitivamente en su tierra natal  (entre el molino de Utande y Guadalajara).

1998.  Se inaugura: Sobrino. Retrospectiva 1958-1998 ubicada en espacios públicos de Guadalajara    

y en el palacio del Infantado (Laberinto Ocho Colores, en plaza de Sonto Domingo; las esculturas de acero se trasladan a la plaza del Jardinillo, Torija, Valencia y Alicante).

1999. se coloca escultura en el km 241 de la Nacional 320.

2006. Exposición en el Teatro Auditorio Buero Vallejo Francisco Sobrino. Esculturas interactivas.

2008: Sobrino y el alcalde de Guadalajara firman el protocolo para la fundación del Museo Francisco Sobrino en el histórico Matadero Municipal.

2014: El artista fallece en Bernay (Francia). Sus cenizas se trasladan al cementerio municipal de Guadalajara.

2015. En marzo se abre al público el Museo Francisco Sobrino.

 

Su Obra

 

“Lo importante es la comunicación. La obra artística es un vehículo para la relación entre las personas, donde el autor debe operar con la lógica y la distancia adecuadas para lograr el efecto plástico”.

 

Estas palabras de Francisco son toda una declaración de principios; para él, la interacción entre autor y espectador es esencial. Su interés se centra en crear composiciones bidimensionales o tridimensionales compuestas por formas geométricas que simulen movimiento cinético virtual al interactuar con el espectador.  El diálogo arranca con la obra, y es el espectador quien de forma espontánea y subjetiva lo completa. Se plantea un lenguaje plástico visual incorporando a sus esculturas materiales como el aluminio, el acero, el cristal o los metacrilatos, que al interactuar con la luz, el color y el movimiento del propio espectador generen ilusiones ópticas únicas, perspectivas irreales, movimientos inestables.

 

Las esculturas se apropian de lo que les rodean a través de la luz y el movimiento y  están en cambio permanente. Las distintas etapas de su periplo creativo nos dejan una brillante trayectoria de investigación y curiosidad continuadas. Definitivamente, Francisco Sobrino pretende alcanzar los objetivos de las Vanguardias del siglo XX: hacer del Arte una conquista social.

 

El Museo

 

El Museo se ubica en el histórico Matadero Municipal, que formó parte del Plan de Mejoras de las Infraestructuras y  del Equipamiento Urbano de mediados del siglo XIX. El arquitecto municipal Mariano Medarde realiza el proyecto en 1883.

 

En 2008 el Patronato Municipal de Cultura plantea la reconversión del antiguo matadero en la creación de un espacio museográfico dedicado a la obra y la figura de Francisco Sobrino. El nuevo museo está formado por los elementos originales rehabilitados y adaptados, con un patio central y elementos de nueva construcción realizados en hormigón blanco, cristal y madera.

 

ESPACIOS MUSEÍSTICOS: pabellón de recepción, dos salas principales (dedicadas a exposición permanente y temporales, respectivamente), sala didáctica y espacio para audiovisuales.

 

¿Me acompañas a visitar el Museo?

 

Susana Ruiz. Historiadora del Arte, Guía Oficial de Castilla-la-Mancha y Técnico Superior en Información y Comercialización Turísticas. Guía Oficial en 'Guiados en Guadalajara', marca especializada en guiados y actividades de ocio en la provincia de Guadalajara. Wsp: 679 976 503

 

Museo Francisco Sobrino//Imagen: Archivo Guiados en Guadalajara.
Museo Francisco Sobrino//Imagen: Archivo Guiados en Guadalajara.

 

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Tags:
Powered by WebTV Solutions