El Ayuntamiento de Trillo logra cerrar al tráfico la zona de baño de El Empalme para evitar problemas de masificación

Publicado por: El Decano
09/05/2023 02:17 PM
Reprods.: 97

El Consistorio trillano ha conseguido cerrar los dos accesos por carretera a esta zona de baño, a dos kilómetros del municipio, tras obtener autorización de las instituciones.

 

El Ayuntamiento de Trillo ha conseguido cerrar al tráfico su zona de baño conocida como El Empalme, situada a dos kilómetros del casco urbano, río Tajo hacia arriba. Después de más de dos años de gestiones y peticiones de cierre ante las administraciones correspondientes, con el objetivo de terminar con el problema de masificación y peligro que se venía viviendo cada verano en esta zona, y que atentaba también contra la integridad y la conservación de este paraje natural único, el Consistorio trillano ha conseguido cerrar los dos accesos por carretera a la citada zona de baño tras obtener autorización de las instituciones.

 

En primer lugar, ya el pasado verano se cerró mediante la colocación de bloques de hormigón la pequeña carretera de apenas un kilómetro que conecta esta zona de baño con el recinto del Real Balneario de Carlos III, la CM-9204, un acceso utilizado por muchos de los que frecuentaban la zona. El Ayuntamiento de Trillo solicitó su cesión a la Consejería de Fomento de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que concedió tal cesión. La carretera era utilizada por decenas de coches que estacionaban en ambos lados de la calzada, a pesar de su estrechez, para poder acceder después fácilmente a pie a la zona de baño. Además de los bloques de hormigón, en los próximos días también se instalará una nueva barrera de control que impida el acceso de vehículos al recinto del Balneario, una fórmula que también era utilizada por muchos para acceder finalmente al Empalme.

 

La segunda parte del proceso ha sido el cierre del acceso a la zona de baño desde la CM-2115, que llega después de que el Ayuntamiento haya obtenido luz verde para llevar a cabo los trabajos de instalación de biondas también por parte de la Consejería de Fomento. Los parapetos metálicos han quedado instalados en las dos últimas semanas, por lo que ya no es posible acceder ni estacionar con vehículos en la zona, pues apenas se ha dejado un paso de poco más de un metro para la entrada de bicicletas, patinetes o personas a pie.

 

Con estas dos medidas, el alcalde de Trillo, Jorge Peña, espera que el problema que cada verano se venía viviendo en El Empalme quede superado. Cabe recordar que fin de semana tras fin de semana de los meses de julio y agosto, la zona de baño se convertía en un caos y un peligro para la circulación en este tramo de la carretera y para los propios bañistas. Durante algunos sábados y domingos, se contabilizaron más de 200 vehículos aparcados en los alrededores, cuando difícilmente hay hueco para estacionar más de 30 coches en condiciones de seguridad. Esto se debe a que la mayoría se colocaban en los arcenes de la carretera, de manera que en muchas ocasiones se invadía la propia calzada, provocando situaciones de auténtico peligro con manifiesto riesgo de provocar accidentes. Cabe destacar también que la zona de entrada al pequeño aparcamiento existente, situado junto a la CM-2115, se encuentra en una curva sin visibilidad, que no es peligrosa si se respetan las señales viarias. Lamentablemente, era muy frecuente que los vehículos que querían acceder a la zona de baño lo hicieran sin respetar la línea continua, circulando en sentido contrario o estacionando mientras cargaban y descargaban pasajeros u objetos, ocupando un carril, con el peligro que estas situaciones comportaban para el tráfico.

 

Junto a ello, como ya se ha indicado, finalizará también la agresión que se venía produciendo a este entorno natural de alto valor, donde se vertían cada fin de semana kilos y kilos de residuos, una enorme acumulación de desechos y vertidos en una zona de alto valor ecológico como es la ribera del río Tajo a su paso por el municipio, a causa de la falta de respeto de los usuarios, que cada fin de semana dejaban tirados vidrios, plásticos, papel, etcétera. Además, ante el Ayuntamiento llegaban quejas por este motivo y también por otros como el consumo de alcohol y drogas; la contaminación acústica que producen los visitantes, con música a todo volumen; por perros sueltos sin bozal; y una larga lista de despropósitos que han provocado una alarma social creciente entre la población trillana durante los dos últimos años.

 

“Estamos muy contentos por haber podido cerrar al tráfico la zona del Empalme, porque realmente estábamos muy preocupados por la situación y sabemos que los vecinos de Trillo y del entorno también lo estaban”, señala Peña. “Contentos, en primer lugar, por el peligro que entrañaba la situación, peligro para quienes conducían por este tramo de carretera los fines de semana y peligro para los propios usuarios que no cumplían las normas. Un peligro que ya no se va a volver a producir”, añade el alcalde. “Y en segundo lugar, por el valor que para los trillanos tiene el Empalme; es un paraje único, un entorno natural de mucho valor donde nos hemos bañado todos desde niños. Ver cómo lo estaban denostando, realmente era algo que nos dolía como vecinos de Trillo, porque consideramos que es una zona que hay que cuidar y proteger”, termina el alcalde, que espera que las medidas adoptadas terminen de una vez por todas con este problema y que el Empalme tenga un verano tranquilo.

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Tags:
Powered by WebTV Solutions