Los inversores deben cambiar el 'chip' este año para proteger su dinero

Publicado por: Julio Muñoz
21/01/2024 08:00 AM
Reprods.: 54
Imagen: Pexels Burak The Weekender.
Imagen: Pexels Burak The Weekender.

La inestabilidad mostrada por los mercados financieros en estas primeras semanas del año pone de manifiesto la necesidad de apostar por inversiones más seguras, con los depósitos como una muy buena opción, o buscar mercados menos volátiles y con mayor potencial de crecimiento

 

Los mercados financieros internacionales estás sufriendo un importante cambio de paradigma. Es lo que los analistas de Schroders han denominado como 3D Reset por la confluencia de tres grandes factores en juego: las restricciones demográficas, el imperativo de descarbonización y las iniciativas de desglobalización. En este 2024 recién estrenado se mantendrán las incertidumbres e incluso una mayor volatilidad de la vivida en los últimos años. 
 

No cabe duda de que hay nerviosismo en los mercados financieros. Después de más de una década de dinero gratuito, los bancos centrales se han visto obligados a intervenir de forma decisiva con su política monetaria a un brote inflacionista como hacía tiempo que no se veía. Los tipos de interés han subido drásticamente y todo apunta a que se mantendrán altos en los próximos meses.  
 

Este nuevo escenario obligará a los inversores a cambiar de nuevo de mentalidad y a pensar prácticamente lo contrario a la hora de invertir. Unos de los aspectos más significativos en esta nueva época es que el efectivo ha dejado de ser un activo basura y las cuentas corrientes y los depósitos vuelven a generar rentabilidades respetables que van a competir con la rentabilidad de los mercados de valores; algo más alta, pero con mucho más riesgo. 
 

Mejoran las expectativas de los mercados de Japón y Reino Unido 
 

El foco de los inversores en renta variable para mantener los niveles de rentabilidad deberá apuntar a tres grandes objetivos, una mayor diversificación entre regiones, con un menor peso de Estados Unidos y más del resto del mundo, una mejor estimación de las implicaciones de los cambios estructurales, y más atención a las valoraciones, la calidad y el riesgo de los activos.  
 

Para ello, la firma aconseja mirar este año más allá de Estados Unidos. Eso no quiere decir que vean una perspectiva negativa en los mercados americanos. Más allá de las grandes empresas, los siete magníficos como se las llama ahora, el conjunto del S&P 500 cotiza apenas ligeramente por encima de su media de largo plazo. Es decir, mantiene valoraciones atractivas en muchos casos.   
 

Pero quizás sea un buen momento para buscar oportunidades en mercados a los que los inversores han dado la espalda hasta ahora, como Japón o el Reino Unido, tras años de rentabilidades decepcionantes.  
 

El mercado japonés lleva rezagado desde que estalló su burbuja de precios en 1992, con consecuencias catastróficas, pero su economía empieza a encontrar un nuevo dinamismo y vuelve a ser muy competitiva. El Reino Unido, por su parte, ha estado penalizado por el Brexit y una excesiva presión regulatoria de sus gobiernos. Eso ha provocado que el mercado británico cotice con un descuento sustancial respecto al resto del mundo, convirtiéndolo en una de las grandes alternativas de inversión para este ejercicio.  
 

China, Brasil y la tecnología grandes opciones de inversión 
 

Los mercados emergentes también reclaman su parte del pastel. India se ha convertido de nuevo en el país más poblado del mundo. Un factor demográfico que debe impulsar su ascenso con grandes oportunidades de inversión en infraestructuras, aunque de momento sus valoraciones parecen demasiado elevadas mientras confirme este crecimiento. De hecho, en Schroders consideran que hay otros países con mayor potencial como China y Brasil que resultan muy atractivos, siempre teniendo en cuenta una gestión activa. 
 

La firma también observa muy buenas oportunidades en el ciclo comercial, sobre todo en el sector tecnológico, en el que se encuentra sensiblemente "sobreponderada". El ciclo de existencias está llegando a un punto de inflexión a medida que se agotan las existencias y se restringen la producción y la ampliación de la capacidad.  

 

Aunque la tibieza de la demanda de los mercados desarrollados en 2024 puede restar brillo al ciclo alcista, estos analistas están apostando por empresas y mercados que cotizan a valoraciones atractivas y se benefician del ciclo alcista ofreciendo a su vez buenas perspectivas a medio plazo. 


Julio Muñoz es periodista de información económica y experto en comunicación. 

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Tags:
Powered by WebTV Solutions