El Geoparque Mundial de la UNESCO Molina-Alto Tajo celebra su X Aniversario en Fitur

Publicado por: Marta Perruca
23/01/2024 12:02 PM
Reprods.: 302

El 27 de enero, Día de Guadalajara en el espacio de Castilla-La Mancha, realizará una presentación sobre el proyecto de desarrollo sostenible que lleva a cabo en el territorio, como figura reconocida dentro del Programa de Ciencias de la Tierra y Geoparques de la UNESCO. También participará en el stand de Foro Español de Geoparques, junto con los otros 15 territorios que cuentan con este reconocimiento en nuestro pais

 

El Geoparque Mundial de la UNESCO Molina-Alto Tajo tendrá un papel destacado en la Feria Internacional del Turismo (Fitur), que abre sus puertas este miércoles, 24 de enero, en el recinto ferial de Ifema en Madrid, donde permanecerá hasta el próximo 28 de enero. El Geoparque castellano-manchego celebra este año el X Aniversario de su declaración, en septiembre de 2014, una figura que fue incluida en el programa de Ciencias de la Tierra de la UNESCO en 2015 y que a lo largo de los última década se ha ido consolidando como un proyecto de desarrollo local sostenible para un territori muy extenso, de 4.186,9 kilómetros cuadrados, pero con menos de dos habitantes por kilómetro cuadrado. De esta manera, el Geoparque estará presente en el espacio de Castilla-La Mancha de Fitur, donde el sábado, 27de enero, Día de Guadalajara, a partir de las 13.30 horas, llevará a cabo una presentación sobre los distintos valores de este territorio y las actividades que desarrolla. También participará en el stand del Foro Español de Geoparques, compartiendo espacio con los otros 15 territorios que cuentan con este reconocimiento en España.

 


El Geoparque de la Comarca de Molina de Aragón-Alto Tajo, es el único de Castilla-La Mancha y, probablemente, el más grande de España. No obstante, en los últimos años han surgido nuevas candidaturas en la región como e Geoparque ‘Volcanes de Calatrava’ en Ciudad Real, que continúa en la carrera para conseguir este reconocimiento. Se caracteriza, principalmente, por su gran geodiversidad -que condiciona, a su vez, una importante biodiversidad- así como por la presencia de secuencias sedimentarias continuas que relatan la historia de los principales fenómenos ocurridos en la Tierra en los últimos 490 millones de años.

 

El Estratotipo GSSP de Fuentelsaz fue declarado Monumento Natural en 2017.
El Estratotipo GSSP de Fuentelsaz fue declarado Monumento Natural en 2017.

 

Entre los principales logros alcanzados en estos primeros diez años de vida, se encuentra la protección de espacios como el GSSP Estratotipo de Fuentelsaz, declarado Monumento Natural en 2017, que  está reconocido como el mejor lugar a escala mundial para el estudio del tránsito entre el Jurásico Inferior y Medio y la realización de los trabajos de estudio previos para la protección y puesta en valor del bosque fósil de la Sierra de Aragoncillo, uno de los más importantes en el mundo por su antigüedad (390 millones de años) y por albergar ejemplares en posición de vida.

 


Además, ha puesto en marcha un programa educativo en colaboración con los geoparques de la Isla del Hierro (Canarias); el Maestrazgo (Teruel) y Sierra Morena (Sevilla) para dar a conocer entre los alumnos de 4º de la ESO del IES Doña Blanca de Molina el patrimonio geológico y cultural de la comarca, con diversas actividades que incluyen  salidas de campo y el funcionamiento de otros de geoparques españoles, a través de intercambios con los estudiantes de sus institutos.

 



También ha editado la I Guía Turística del Geoparque y un mapa, entre otras publicaciones de promoción turística y cultural de la zona y ha promovido la celebración de congresos a nivel nacional e internacional y ferias de turismo, gastronomía y artesanía.

 

Asimismo, ha desarrollado importantes iniciativas de formación a través de talleres de empleo y cursos para guías y emprendedores turísticos; ha fomentado la señalización de sus diferentes recursos; ha puesto en marcha infraestructuras como museos, centros de interpretación y rutas geológicas y senderistas, entre otras muchas actividades más.

 



El Geoparque Mundial de la UNESCO Molina-Alto Tajo

El Geoparque de la Comarca de Molina-Alto Tajo se encuentra en la Rama Castellana de la Cordillera Ibérica, entre las cuencas hidrográficas del Ebro, al norte, y el Tajo, al sur, ejerciendo una influencia determinante en la configuración del paisaje, la fauna, la flora y los asentamientos humanos de la región. Está configurada, en gran parte, por materiales mesozoicos, pero también pueden encontrarse extensos afloramientos paleozoicos y del Terciario.

 


El Geoparque de la Comarca de Molina-Alto Tajo se caracteriza, principalmente, por su gran geodiversidad -que condiciona, a su vez, una importante biodiversidad- así como por la presencia de secuencias sedimentarias continuas que relatan la historia de los principales fenómenos ocurridos en la Tierra en los últimos 490 millones de años.

 


Uno de los ejemplos de este excepcional registro sedimentario lo constituye el estratotipo de Fuentelsaz, considerado por Unión Internacional de Ciencias Geológicas (IUGS) como el mejor lugar a escala mundial para el estudio del límite Toarciense-Aaleniense, en el tránsito del Jurásico Inferior al Medio, hace aproximadamente 175 millones de años. El de Fuentelsaz fue el primero de los cuatro GSSP (Global Boundary Stratotype Section and Point) existentes en España y fue declarado en el año 2000, promovido por investigadores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

 

Bosque fósil de la Sierra de Aragoncillo.
Bosque fósil de la Sierra de Aragoncillo.



Por otro lado, el proyecto Global Geosites (2000-2007) elaborado por más de 70 especialistas de diferentes disciplinas geológicas, identificó en España 20 contextos geológicos de relevancia internacional, de los cuales dos tienen representación en el Señorío de Molina de Aragón: Series sedimentarias y metamórficas del Paleozoico inferior, y Estratotipos del Mesozoico de las Cadenas Ibérica y Bética. Posteriormente se identificaron 144 “geosites” españoles que constituyen la aportación española al patrimonio geológico mundial, cinco de ellos, localizados en el territorio del Geoparque: El estratotipo de Fuentelsaz; el estratotipo del Barranco de la Hoz; el Yacimiento de graptolitos de Checa, los árboles fósiles del Pérmico de la Sierra de Aragoncillo y el “Dropstone” y sección del Silúrico inferior de Checa.

 


El eje geográfico del Geoparque lo constituye el cañón del río Tajo, que cruza la comarca de Este a Oeste, formando la red de cañones fluviales más densa de la Península Ibérica, entre los que destacan la hoz del río Gallo, la hoz del Seca, el cañón del río Mesa o los cañones del río Piedra.

Castillo de Zafra, en la Sierra de Caldereros.
Castillo de Zafra, en la Sierra de Caldereros.

 

Pero también sobresale en este Geoparque la diversidad geomorfológica, que origina una importante variedad de paisajes llenos de contrastes, con relevantes ejemplos de modelado kárstico, como los imponentes edificios tobáceos del Puente de San Pedro o El Campillo, el lapiaz de Hoya del Espino o la cueva del Tornero, con casi 9 kilómetros de recorrido subterráneo; y periglaciar, con los magníficos ejemplos de los ríos de bloques de la Sierra de Orea.

 


Además, también destacan por su espectacularidad los relieves sobre conglomerados y areniscas de la Sierra de Caldereros, el entorno de Chequilla o el propio Barranco de la Hoz.

 


Molina de Aragón es además la localidad-tipo del “aragonito”, mineral emblema de la Sociedad Española de Mineralogía, que fue descrito por primera vez en 1788 por el alemán Abraham Gottlob Werner.

Parque Natural del Alto Tajo desde el mirador conocido como Castillo de Alpetea.
Parque Natural del Alto Tajo desde el mirador conocido como Castillo de Alpetea.



Aproximadamente la mitad del territorio del Geoparque se encuentra protegido bajo la figura del Parque Natural del Alto Tajo, declarado en el año 2000 por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. En diciembre de 2005, un total de 2.368 hectáreas de la Sierra de Caldereros fueron reconocidas como Monumento Natural. Asimismo, existen diversos Lugares de Interés Comunitario (LIC) incluidos dentro de la Red Natura 2000, como las Parameras de Maranchón, la Hoz del Mesa y Aragoncillo; los Montes de Picaza y los sabinares rastreros de Alustante-Tordesilos.

 

Javier Alcolea estudiando los grabados del Seno A. Imagen: Imagen: Multipaleoiberian ERC Project
Javier Alcolea estudiando los grabados del Seno A. Imagen: Imagen: Multipaleoiberian ERC Project

 

Por último, desde el punto de vista arqueológico, el Geoparque de la Comarca de Molina-Alto Tajo posee importantes vestigios de arte rupestre que dan testimonio de la antigüedad de los asentamientos humanos en la zona, como es el caso de las pinturas y grabados del Paleolítico Superior localizados en la Cueva de Los Casares (habilitada para la visita al público), catalogada como Monumento Histórico-Artístico desde el año 1935, así como numerosas necrópolis y castros de origen celtibérico de los cuales cuatro están declarados Bien de Interés Cultural (BIC): “El Ceremeño”, en Herrería; “Los Rodiles”, en Cubillejo de la Sierra, “Peña Moñuz”, en Olmeda de Cobeta y Castilgriegos, en Checa.

 

¿Qué es un Geoparque?


Los geoparques son una figura de calidad, incluida en el programa de Ciencias de la Tierra y Geoparques de la UNESCO, que se otorga a aquellos territorios con un patrimonio geológico excepcional (pero también arqueológico, histórico, cultural, etc.) donde se lleva a cabo un proyecto de desarrollo basado en su conservación y promoción turística que debe ser construido de abajo a arriba, es decir, desde la población local, con la implicación de las administraciones.

Curso de Verano de la UNED sobre el Geoparque de Molina-Alto Tajo.
Curso de Verano de la UNED sobre el Geoparque de Molina-Alto Tajo.




La declaración de Geoparque lleva implícita unos objetivos económicos y de desarrollo muy claros basados en tres principios básicos: La existencia de un patrimonio geológico que sirva de protagonista y eje conductor, pero también de un patrimonio cultural, histórico, etnológico, arqueológico, etc.; la puesta en marcha de iniciativas de geoconservación y divulgación: y la potenciación del desarrollo socioeconómico y cultural a escala local.

 


Este programa, a diferencia de otros como las Reservas de la Biosfera o Patrimonio de la Humanidad, cuenta con algunos mecanismos para garantizar su buen desarrollo y resultados: El trabajo en red y la colaboración con otros geoparques a nivel nacional e internacional y unos procesos de candidatura y revalidación muy rigurosos. No basta con tener un patrimonio geológico relevante. Los territorios se someten a una nueva evaluación cada cuatro años para comprobar la evolución de sus proyectos y si se han cumplido los compromisos adquiridos, pudiendo ser expulsados de la Red si no se han hecho los deberes.

 

Valle del Mesa. Imagen: Geoparque Molina-Alto Tajo. Andoni Jurado
Valle del Mesa. Imagen: Geoparque Molina-Alto Tajo. Andoni Jurado



La Red Europea de Geoparques (European Geoparks Network-EGN) surgió en el año 2000 con la alianza de cuatro territorios y hoy son 195 los geoparques que conforman la Red Global de Geoparques (Global Geoparks Network-GGN) en todo el mundo, 94 de los cuales se encuentran en Europa, en 28 países diferentes, y 16 en España.

 


En noviembre de 2015 la UNESCO, que hasta entonces sólo auspiciaba, dio el visto bueno a la creación de la figura de Geoparques Mundiales de la UNESCO dentro del programa de Ciencias de la Tierra y Geoparques.

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Tags:
Powered by WebTV Solutions